ESCANDALO ELECTORAL EN MAIPU

Matías Rappallini, el intendente macrista de Maipú, en la provincia de Buenos Aires, fue reelecto el domingo por una diferencia exigua: 48 votos. Así, se impuso a Facundo Coudannes, del Frente de Todos, y revalidó un cargo que, entre 2007 y 2015 había ocupado su hermano Aníbal.

 

 

La cuarta victoria del apellido Rappallini, familia de extracción radical, se vio empañada por un escándalo, dado que desde la oposición denuncian que se retuvo al menos 150 documentos de vecinos, con el objetivo de que no pudieran votar. Desde la oposición se sostiene que en la ciudad bonaerense era sabido que esas personas votarían por el Frente de Todos y que desde la Municipalidad les controlaron las redes sociales.

Los documentos fueron retenidos a los empleados -muchos de ellos, ligados a la municipalidad por trabajar en cooperativas- durante las dos semanas previas a la elección, bajo el argumento de que esa acción era necesaria para entregarles luego materiales de construcción y alimentos. Muchos de esos documentos todavía no fueron devueltos y otros fueron encontrados tirados en la calle.

«Fue un secuestro electoral», afirmó Coudannes, quien plantea que se abra un padrón para que puedan votar y denuncia que están ofreciendo hasta 3 mil pesos para parar las denuncias.

“El último domingo, luego del escrutinio provisorio realizado en Maipú, recibimos con preocupación la información brindada por varios de nuestros vecinos que, con pruebas fehacientes, afirmaron que el funcionario Raúl Ibarra retuvo los documentos de identidad a empleados municipales para evitar que emitieran su voto”, manifestó Coudannes en un comunicado.

El candidato del Frente de Todos radicó una denuncia en el Juzgado Federal de Dolores, a cargo de Alejo Ramos Padilla, luego de que el lunes se produjeran denuncias particulares en dependencias policiales.

Coudannes precisó que “en la presentación, acompañada de material probatorio, solicitamos el urgente esclarecimiento de estos hechos a fin de proteger la democracia y la libertad de nuestros vecinos y vecinas, materializada en un acto electoral que, de comprobarse lo sucedido, debiera carecer de validez alguna, ya que podría modificar los resultados difundidos en las últimas hora”.

Coudannes no dudó en responsabilizar a Rapallini por cualquier probable irregularidad. En Maipú circula un video en el que se recopilan varias denuncias.

Maipú tiene una población de poco más de 10 mil habitantes. Unas 700 dependen de manera directa de la municipalidad, mientras que la firma cosmética Gigot, propiedad de la familia del jefe comunal, emplea a otras 400.

O sea, algo más del diez por ciento de los habitantes de Maipú depende, tanto en el sector público como en el privado, de los Rappallini.

Días antes de los comicios, Rappalini había compartido en Twitter un video de María Eugenia Vidal dirigido a los ciudadanos del distrito.

Fuentes del Frente de Todos de Maipú comentaron a PáginaI12 que en total hay unas 30 denuncias radicadas ante la policía local.

“Sacaron los DNI bajo presión a empleados que sabían habían ido a actos del Frente de Todos”. Ibarra habría retenido los documentos bajo amenaza de despido del empleado municipal.

Los sondeos marcaban una amplia brecha en favor de Rappallini antes de las PASO y se impuso el 11 de agosto por apenas 30 votos, con lo que se preveía un final cerrado para este domingo.

“Hubo un secuestro electoral, y la policía local jugó para el gobierno”. Ahora, habrá que esperar qué define Ramos Padilla y qué puede pasar a nivel de la Junta Electoral con el futuro del recuento de votos.

PAGINA 12

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso