«NO HAY PROYECTO MUNICIPAL VIABLE SI NO ESTA EN SINTONIA CON LO PROVINCIAL Y LO NACIONAL»

Mauro Tanos es especialista en gestión tributaria municipal y en los últimos años se desempeñó en la Secretaria de Economía del partido de Moreno, en el Gran Buenos Aires. Con motivo de la presentación del libro «Prioridades y pautas de administración tributaria local» habló con AGENCIA PACO URONDO sobre los desafíos que enfrentan los municipios. Ingresos modestos, necesidades estructurales y el debate sobre la coparticipación.

 

 

APU: Para empezar: ¿Cuáles son los ingresos propios de un municipio?

Mauro Tanos: La recaudación propia tiene que ver con las tasas, que técnicamente tiene que tene una contraprestación en un servicio público. Por un lado, está la tasa de alumbrado, barrido y limpieza, y por el otro, la tasa de seguridad e higiene, que se le cobra a los comercios. Además de las tasas municipales, están los recursos asignados por ley a partir de la coparticipación. Todos los meses, la provincia le transfiere al municipio. Depende de cada provincia, qué elementos se tienen en cuenta para establecer cuánto se distribuye.

APU: Esos ingresos, ¿cuánta autonomía le permiten a los municipios?

MT: Ahí hay todo un debate. Por un lado, algunos plantean que es necesario aumentar la recaudación de las tasas, lo que serían los ingresos genuinos de un municipio. O también que puedan desarrollar impuestos propios (¡sí, impuestos!), además de las tasas, para tener ingresos extra. Esa es una teoría. Pero cuando entendés la dinámica municipal, te das cuenta que la mejor opción sería resolver el tema de la autonomía desde la cuestión fiscal, es decir, desde la forma en que se distribuye la coparticipación, que va de Nación a las provincias, y de ahí a los municipios. Porque hoy en Argentina la presión fiscal es muy alta y no es sustentable sumar impuestos. Pero sí se podría repartir de otra forma y que los municipios reciban más recursos de la coparticipación. Creo que la discusión va por ahí.

APU: ¿Cómo es la cobrabilidad?

MT: El índice varía entre un 30% y un 80%, dependiendo del municipio. Por eso, cobrar bien las tasas o identificar correctamente al universo de constribuyentes, se vuelve central para tener una gestión eficiente. Hay que pensar que, en promedio, un municipio recauda por tasas entre el 40 y el 60% de sus gastos básicos.

APU: ¿Cuáles son los principales gastos locales?

MT: Principalmente, en la planta de trabajadores. Representa el 60% del gasto. Después, otro ítem muy relevante es la recolección de residuos. Después, depende la situación social. En Moreno, por ejemplo, el gasto social es muy importante, porque el municipio abastece a los comedores locales. Hay municipios que tienen necesidades básicas vinculadas con problemas estructurales de pobreza.

APU: ¿Hay que reconfigurar la coparticipación? ¿De qué modo?

MT: La coparticipación depende de cada provincia. En Buenos Aires, por ejemplo, tienen relevancia las prestaciones sanitarias. También tiene implicancia la matrícula escolar o la cuestión social. Pero insisto, depende de cada provincia. Junto a Lucas Chedrese, secretario de Gobierno de Moreno, presentamos un propuesta para modificar el coeficiente que distribuye la coparticipación en PBA para que tuviera en cuenta el índice de vulnerabilidad social. Es una discusión que se viene.

APU: Te llevo a tu experiencia como Secretario de Economía de un municipio como Moreno. ¿Qué balance hacés de la gestión?

MT: Asumimos con un déficit de caja de 44 millones de pesos por mes. Hoy podemos decir que no tenemos déficit de caja. Tuvimos un trabajo muy planificado. Ayudó mucho el trabajo de Cristian Girard, que fue el anterior secretario de Economía, que reformó el sistema de tasas en el municipio. Me parece que nuestro aporte tuvo que ver con realizar un relevamiento muy preciso de los contribuyentes. Además, se organizó una moratoria muy importante, que tuvo una fuerte adhesión a fines de 2017. Se le planteó a la sociedad con mucha claridad que primero estaba la moratoria y luego la intimación. La sociedad creyó en nuestro plan, que fue muy serio, y respondió muy bien. En resumen, dejamos la gestión con un aumento de recaudación interanual del 66% (está por encima de la inflación). Además, dejamos una base de contribuyentes muy depurada. Pudimos ordenar las cuentas pero nos faltó tiempo para que ese ordenamiento se transforme en obras y servicios de calidad para los vecinos. Para el futuro, Moreno tiene que trabajar en articulaciones con los municipios vecinos. Por su ubicación estratégica, Moreno tiene todas las posibilidades para desarrollarse en materia de logística.

APU: Un municipio como Moreno, que debe destinar la gran mayoría de sus recursos en salarios y en la recolección de residuos, mientras tiene problemas estructurales. ¿Tiene posibilidades de desarrollo sin articulación con la Provincia o Nación?

MT: Ninguna. El proyecto municipal necesita estar acompañado por un proyecto provincial y otro nacional. Si no, te pasa como pasó en este último tiempo, donde podés tener las cuentas ordenadas pero eso te sirve para lo básico. Y Moreno necesita mucho más que lo básico, necesita inversiones estructurales. Estamos hablando de un municipio que tiene 20 mil cuadras y solo 2 mil están asfaltadas (y muchas están rotas). Nosotros tuvimos 4 años de gestión adversos. No recibimos ninguna ayuda significativa. Te doy un ejemplo: en los últimos dos años, recibimos de ATN (Aportes del Tesoro Nacional) solo 20 millones. Para pagar el aguinaldo necesitamos 60 millones. Así se hace muy difícil. Por eso, creo que a Moreno le viene un futuro mucho mejor, con el acompañamiento de provincia y Nación.

AGENCIA PACO URONDO

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso