ARGENTINA, UN EJEMPLO DE LO QUE NO SE DEBE HACER

Argentina, un ejemplo de lo que no se debe hacer

 

 

En Ecuador los manifestantes en contra del brutal ajuste impulsad por Lenin Moreno reparten panfletos con la leyenda: “No dejes que nos conviertan en Argentina”. En Bolivia Evo Morales difunde un spot de campaña de cara a las elecciones del próximo 20 de noviembre con la consigna “¿Quieres eso para Bolivia?”, en referencia al desastre económico producido por las políticas económicas impulsadas por Mauricio Macri. Mientras tanto en Argentina los medios de comunicación hegemónicos silencian el hambre y la desnutrición infantil que generó la deuda tomada por el gobierno y las recetas sugeridas por el Fondo Monetario Internacional.

 

 

El ajuste público ordenado por Lenin Moreno detonó la reacción popular porque forzó un aumento considerable del precio de combustibles. Tras el recorte fiscal y su consecuente quita de subsidios a la nafta, la tarifa del litro de gasoil comenzó a cotizar por encima de los dos dólares en Ecuador. El arancel del transporte público en Quito sufrió una suba de hasta el 30%. “Es el colmo, todo sube y los sueldos siguen igual”, se quejan los ciudadanos que ven en estos ajustes una estafa cometida en pos de beneficiar a los sectores más acomodados del país.

Desde Venezuela, Nicolás Maduro sostuvo que «El FMI quiere imponer su modelo generador de miserias y de pobrezas, su modelo oligárquico que beneficia al capital, a los multimillonarios y que deja de lado a los pueblos». Y agregó: «Quien quiera comprobar el fracaso del modelo capitalista salvaje que el imperialismo norteamericano impone a través del Fondo Monetario Internacional, no tiene que estudiar qué pasó en los años 90. Pónganse a estudiar lo que ha pasado en Argentina, en Ecuador y Brasil, y cómo están destruyendo el aparato económico y la vida social de nuestros pueblos».

Evo Morales, quien desde 2006 gobierna Bolivia y ha conseguido un alto crecimiento económico y social, sostuvo que “Mesa es Macri”, en referencia al líder de la oposición y principal rival, Carlos Mesa. «Argentina adoptó hace tres años el mismo modelo económico que Carlos Mesa quiere implementar en Bolivia», dice la voz en off del spot de campaña, mientras intercala imágenes de la Ciudad de Buenos Aires arrasada por la miseria. El spot también detalla los reflejos del desastre económico argentino: «aumento en los precios de los alimentos, los servicios básicos como la luz, el gas, el agua; 1.700.000 desempleados, salario mínimo en caída, 32% de los argentinos en la pobreza, inflación del 48% anual».

Mientras tanto en Argentina, los periodistas del oficialismo y sus voceros imponen una realidad en la cual nada de lo que ya se sabe a nivel internacional está sucediendo. La realidad no coincide con las palabras de Macri, quien se ha embarcado en una gira proselitista en pos de conquistar los votos suficientes para una segunda presidencia.

NUEVA TRIBUNA

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso