EL CAPITULO BONAERENSE DE LOS «MILITRUCHOS» DE CAMBIEMOS

El capítulo bonaerense de los “militruchos” de Cambiemos

 

 

Las ramificaciones de la campaña “No es Mi Trabajo”, organizada por empleados públicos de la Ciudad que denunciaron haber sido obligados a militar para Cambiemos bajo amenaza de despido, llegaron hasta el conurbano bonaerense. Desde que la web Noesmitrabajo.com está online, recibieron decenas de testimonios de trabajadores de distintos organismos de la Provincia y también de los municipios como La Plata y Quilmes en los que queda claro la coerción ejercida por funcionarios macristas sobre sus subalternos para que militen en su favor.

A fines de septiembre se conoció la renuncia de la arquitecta de Morón, Cristina Bande, quien se negó a militar para Cambiemos. “Se me informó que debía permanecer en una mesa, instalada en la Plaza General San Martín (frente al palacio municipal), vinculada, no a la gestión de mi área de trabajo, sino a la propaganda política vinculada a la reelección de la actual gestión”, explica en su carta de renuncia dirigida al intendente de ese municipio, Ramiro Tagliaferro.

A fines del mes pasado, el fiscal federal Jorge Di Lello abrió una causa por “infracción del código electoral” y dos de las testigos de la Ciudad decidieron romper el anonimato y ya declararon, además de presentar nuevas pruebas, entre ellas algunos de los mails dirigidos a empleados desde cuentas oficiales del gobierno porteño con indicaciones de tareas y horarios asignados. Por ahora no está clara la tipificación del delito ni las imputaciones, pero la causa avanza.

Entre los testimonios que recogió Diagonales sobre la Provincia, se destacan los siguientes:

“Trabajo en una oficina del Estado de San Miguel. A toda la planta nos hacen ir a volantear y entregar boletas de Jaime Mendez, el intendente” (Trabajador de la AFIP San Miguel).

“Nos obligan a enviar boletas repartir mercadería e ir a los actos de campaña de la intendente con nuestros familiares. Si nos negamos nos elevan un sumario, le pasó a dos compañeras. Estamos trabajando con miedo” (Trabajador del Hospital Municipal Pirovano de Arenales).

“Hace un año que terminé renunciando. Me obligaron a participar de los timbreos en las elecciones de 2017, remarcándome que mi participación no iba a incidir en las horas extras. Fuimos todos los sábados durante casi tres meses a distintos puntos del conurbano, Maquisnista Salvio, Tigre, Merlo, Y me pidieron fiscalizar en Lomas de Zamora”. (Trabajador de la Secretaría de Modernización).

“Previo a las Paso nos soliciataron charlar casa por casa con los vecinos para comentar las obras que llevaban a cabo en el Organismo en los Barrios de intervención con una publicación de la Gobernadora de la Provincia, María Eugenia Vidal. Dias previos a las PASO, se repitió pero con boletas”. (Trabajador del organismo provincial de integración social y urbana).

Entre los mails que están en la causa, que se reproducen en esta nota, uno lleva de título “acciones de campaña” y finaliza al pie con el logo amarillo del Gobierno porteño. También se pueden leer los turnos que el/la funcionario/funcionaria de la vicejefatura de Gabinete asigna a cada trabajador para “volantear en las bocas del subte”.

Otro de los mails dice “Hoy grabé videos de Vidal, la edición la va a hacer…” con el nombre, presuntamente de un trabajador estatal, que está tachado. “Ojo adri que esto se los mandaste a todos al mail laboral”, le responden. Según las últimas denuncias anónimas, también hubo intentos de que varios trabajadores hagan número en la marcha proselitista del sábado pasado del #SiSePuede en Barrancas de Belgrano.

DIAGONALES

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso