DICEN EN LOS PASILLOS… EL PACTO ROJAS-CORPORACIONES

«Yo los defiendo y ustedes me pagan la campaña». Finalmente, un debate de fondo se instaló en la campaña electoral: la Tasa Portuaria. El distrito de Necochea sería distinto si estuviera vigente la Tasa Portuaria.

Demorada, si. Pero la discusión volvió a meterse en los lugares de trabajo, en las mesas familiares, en las mesas de café y en los despachos de los funcionarios. Y, como era de esperarse, en la agenda de los candidatos a intendente de Necochea.

Como un reguero de pólvora, la decisión del Juez Jorge Balbi ardió en los papeles de las agendas y sigue prendiendo fuego a lo que venga cada día que pasa en la hasta ayer gris campaña electoral por la intendencia de Necochea.

 

Un debate necesario

De un lado, los que exigen el cumplimiento del mandamiento constitucional y de cualquiera de los más elementales sentidos comunes: la igualdad ante la ley. Si el ciudadano de a pie tiene que pagar impuestos y tasas, ¿por qué no van a pagar los poderosos?.

Del otro lado, pisando en falso, con un criterio ahistórico, negador de la realidad, quedan los que defienden los privilegios de los más privilegiados. A cambio de migajas, a cambio de ser nombrados gerentes o directores o empleados reconocidos, un batallón de profesionales o «expertos en el tema» salen a poner la cara por los poderosos. El desfile ya empezó: chillan a los gritos, profieren amenazas al aire sobre presuntos gastos y demandas judiciales. La canallada es tal, que para evitar pagar la Tasa y la deuda son capaces de amenazar con dejar sin trabajo a los trabajadores.

Ideologismo (cuando conviene)

Hay un trasfondo ideologizado y es necesario develarlo. Las corporaciones del Puerto se niegan a pagar impuestos y tasas porque cuestionan la existencia misma del Estado. Una posición más cerca del anarquismo que del proclamado libre mercado neoliberal.

Ningún país ni pueblo del mundo se suicida y por eso entienden que el Estado es necesario para la existencia misma de una Nación. Por eso, es menester señalar el cinismo de quienes se horrorizan porque el Estado tiene más o menos empleados pero, teniendo la posibilidad, no generan ni un sólo puesto de trabajo más de lo necesario (y si pueden, menos también).

 

La grieta

Se ve y se palpa una nueva grieta en la comunidad. ¿Quiénes están agrandando la grieta? ¿Los que proponen un poco de Justicia en un mundo, un sistema y una ciudad injusta? ¿o los que quieren prorrogar la injusticia indefinidamente, acá, en el pago chico?

El Estado municipal somos todos. En Necochea, el Estado está presente para la mayoría de las personas desde que nace hasta que muere. Se nace en alguno de los Hospitales municipales y se muere en el cementerio municipal. En el medio, la vida transcurre con esta puja permanente entre una comunidad inclusiva o expulsiva.

En esta tremenda y horrorosa crisis económica, financiera, social, cultural y hasta sanitaria, que vive la Argentina del fracaso neoliberal, el Estado Municipal está presente. A los ponchazos, pero está presente como efector de los servicios esenciales de los ciudadanos y también como dador de trabajo. Más que nunca el Estado Municipal se debe reforzar para brindar cada vez más servicios. Es un crimen, es violento, es injusto promover el desfinanciamiento del Estado Municipal. Por eso la Tasa Portuaria es necesaria.

 

Esta vez, no abandonar el debate

Los ciudadanos debemos tomar este tema como propio y no dejar que, esta vez, la pulseada la ganen las poderosas corporaciones y sus representantes. De un lado, un proyecto de inclusivo, para TODOS. Del otro, un proyecto exclusivo para pocos, donde sobra mucha gente.

A esta altura, ya está evidenciada la existencia de un pacto: el Dr. Arturo Rojas se ofrece como representante de las corporaciones exportadoras. A cambio, las mismas empresas financian (como nunca) su campaña electoral.

Es recurrente la pregunta por qué nuestro distrito no avanza. Aquí está la respuesta: Necochea y Quequén serían mejores si estuviera vigente la Tasa Portuaria. En esta elección municipal se ve quién representa los intereses de la comunidad y quién los intereses de las corporaciones exportadoras.

 

Alfredo Barros / LANUEVACOMUNA.COM

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso