KICILLOF: «LA POLITICA DE MACRI ES UN PLAN DE DESTRUCCION MASIVA DE LA INDUSTRIA»

Kicillof: «La política de Macri es un plan de destrucción masiva de la industria»

 

 

La Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires invitó a Kicillof a dar su diagnóstico sobre la situación de la industria en un panel este miércoles en el 1er Congreso Industrial Pyme «Somos Industria» en Costa Salguero. Luego de una breve presentación de parte de Martín Rapallini, el candidato a gobernador explicó tajante que la causa de la crisis que atraviesa el sector es la política macroeconómica: «Era inevitable, inexorable que este programa económico, que lo llamé ‘la tormenta perfecta’ llevara a este resultado, un industricidio».

El ex ministro de Economía, reiteró varias veces que evitaría a lo largo de su exposición dar precisiones de sus propuestas de política concretas para el sector y no diría ni una palabra sobre el tipo de cambio porque «queremos contribuir a que la situación no empeore» y centró su exposición en un diagnóstico sobre la situación actual del sector manufacturero y sus causas.

Sin nombrarla ni una sola vez, Kicillof criticó fuertemente a María Eugenia Vidal por su gestión a la que caracterizó por su inacción para morigerar los impactos de la macroeconomía sobre el sector, a diferencia del resto de los gobernadores que buscaron proteger el empleo y las economías regionales. Lo resumió con el hecho de que la gobernadora tiene vacante el puesto de ministro de Producción hace más de un año en la provincia y que dejó caer, en promedio, 140 empresas y 1.200 puestos de trabajo registrados por mes.

«Esta macroeconomía sobre la provincia de Buenos Aires es veneno, es ácido sulfúrico sobre la industria nacional», dijo.

Entre las herramientas de política sectorial con las que contaba, mencionó al Banco Provincia para otorgar líneas y tasas preferenciales para pymes; a los programas de incentivos, y a las tasas y tarifas diferenciales. «Hay políticas para fomentar el crecimiento, políticas que regulen los mercados financieros, políticas comerciales que fomenten el valor agregado y políticas industriales que favorezcan la producción. Aunque algunos piensen que un país industrial es un despilfarro».

«Con una macroeconomía favorable, una política provincial puede acelerar la mejora. Es algo que se puede empezar a hacer porque la provincia de Buenos aires tiene muchísimos instrumentos de política para el sector. La provincia es el corazón productivo del país y tiene que tener una política industrial», dijo al tiempo que pidió a los empresarios que colaboren acercando soluciones y propuestas para todos los sectores. «Hay una probabilidad muy alta de que la política macroeconómica mejore», aseguró.

La tormenta perfecta

Kicillof calificó al programa macroeconómico de Macri como «la tormenta perfecta» por la interacción de cuatro políticas: el tarifazo, la devaluación con licuación de salarios, las altas tasas de interés y la apertura económica.

«Desde el primer día de este gobierno con Alfonso Prat Gay, la política estuvo determinada porque las tarifas igualaran el costo de la energía al valor internacional, una dolarización de las tarifas. En ningún momento se trató de enmendar los problemas que había para el autoabastecimiento», dijo y agregó «No comulgo con este escuela económica. A título personal creo que los recursos hidrocarburíferos son de los argentinos y los frutos de esta ventaja deben ser distribuidos y no se los pueden llevar las empresas privadas».

Respecto de la política de apertura de las importaciones a la que calificó de «indiscriminada», recordó que en 2017 hubo récord de déficit externo con importaciones contra las que no se puede competir. «No lo estamos diciendo nosotros, lo dice la primera potencia del mundo», dijo en alusión a la guerra de aranceles que sostiene Donald Trump contra las exportaciones Chinas. «Pregúntenselo si no a Techint», agregó.

«No voy a hablar de la devaluación porque dije que no voy a hablar del tipo cambio», aseguró, pero recordó que el gobierno comenzó devaluando de forma tal de hacer que los salarios perdieran el 8% de su poder adquisitivo y que lo siguió dañando. Lo que se tradujo en una caída en las ventas de todos los sectores.

Y finalmente remarcó que con la actual tasa de interés «No solo el capital es caro, sino que es impagable. Ningún proyecto de la economía real puede competir contra una tasa del 85% anual».

«Es la destrucción masiva de la industria. En este país solo pueden vivir los exportadores de materias primas con poco valor agregado, el sector financiero y los que cobran las tarifas en dólares. Nadie más puede vivir así. Esto genera una sociedad dual con unos pocos ganadores y pérdida de estándar de vida para el resto. En otras palabras, un país así no tiene clase media», dijo e invitó a los empresarios en el auditorio a recordar la sociedad polar de la mayoría de los países latinoamericanos. «Nosotros no queremos un país así».

LA POLITICA ONLINE

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso