«CUTO» MORENO Y TERESA GARCIA, LOS LEALES DE KICILLOF EN SU VIRTUAL LEGISLATURA

«Cuto» Moreno y Teresa García, los leales de Kicillof en su virtual Legislatura

 

 

“Sigo a (Axel) Kicillof por la provincia y el efecto que genera es impresionante”, le decía a Letra P la presidenta del bloque de Unidad Ciudadana en el Senado bonaerense, Teresa García, en abril de este año. La legisladora, era una de las pocas que se animaba a decir a viva voz su preferencia para una candidatura del ex ministro a la gobernación. El otro legislador que trabajaba para instalarlo en el territorio y le daba empuje en la estructura del peronismo K era Carlos “Cuto” Moreno. Kicillof finalmente fue candidato a gobernador y ahora, si hay victoria en octubre, García y Moreno empezarán a desplegar el sello del kicillofismo en la Legislatura provincial.

Guerrero de mil batallas, Cuto Moreno estuvo con los Kirchner desde el día cero. Por ejemplo, dijo presente en el casamiento entre Néstor Kirchner y Cristina Fernández en 1975 y, desde ese entonces, en la militancia universitaria compartida con Néstor y Cristina, sigue de cerca el pulso K.

Pasaron las décadas y los mandatos del matrimonio presidencial, donde Moreno fue diputado nacional desde 2005 hasta 2017. De 2015 a 2017 compartió bloque en la Cámara de Diputados de la Nación con Kicillof, hasta que en la elección legislativa de 2017, Cristina ordenó ponerlo en la lista a diputado por la Sexta sección electoral. Moreno, soldado de Cristina, desembarcaba nuevamente en La Plata con un objetivo concreto: evidenciar que Vidal es Macri. Lo mismo que decía García y lo mismo que decía Kicillof antes de ser candidato. García y Moreno se convertían así en embajadores de la oposición cristinista.

La llegada de García al Senado bonaerense fue en la misma línea que la de Moreno a Diputados. También bendecida por CFK, pero con la diferencia que tenía, además, la responsabilidad de ordenar un bloque que desde la derrota de 2015 no se había acostumbrado a ser oposición. En Diputados, incluso, la bancada del Frente para la Victoria (FpV) estaba dividida en tres.

García fue diputada nacional y ministra provincial durante la gobernación de Felipe Solá. También pasó por la Secretaría del Interior de la Nación durante el kirchnerismo, bajo la órbita de Aníbal Fernández, con quien mantiene una amistad. Hija política de Antonio Cafiero y soldada de Néstor y Cristina, es finamente conocedora de la lógica legislativa y en dos años como senadora se ocupó, en cada de sesión, de hacer notar los errores de forma en los que incurría el oficialismo. El candidato a gobernador la necesitará cerca si le gana a María Eugenia Vidal en octubre.

García, Moreno y Kicillof compartieron el bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria cuando el kirchnerismo resistía con aguante, a partir de enero de 2016. Y si bien fue clave la palabra y deseo de CFK para que Kicillof sea el candidato a gobernador del Frente de Todos, el trabajo previo que hizo sobre todo Moreno también sumó para subir al ring electoral al ex ministro de Economía.

Junto con el equipo de asesores de Kicillof, Moreno fue el encargado de armar las visitas del candidato por el interior bonaerense del entonces diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires. “Conoce el territorio y le explica con detalle el mapa político del lugar”, decían desde el entorno del candidato en mayo de este año.

García le cuidó los votos. La cercanía con Kicillof y el rol minucioso de la lógica electoral la puso como responsable de la fiscalización de Todos en la provincia de Buenos Aires. La senadora le había adelantado a Letra P que una de las primeras medidas que había que tomar era “aplicar una política de emergencia alimentaria en los primeros diez días de gobierno”.

Los 18 puntos de diferencia que consiguió Kicillof sobre María Eugenia Vidal lo ponen en una situación de favoritismo en miras a las elecciones generales del mes de octubre. Con dos años de mandato por delante, García y Moreno serán los legisladores de mayor sintonía con Kicillof si es que gana.

Un dato no menor: en el cierre de listas, el entonces precandidato a gobernador no pidió por ninguna persona para anotar en las boletas seccionales que fueron ocupadas por actuales legisladores, integrantes de La Cámpora, del Frente Renovador de Sergio Massa, del PJ de los intendentes y del sindicalismo.

LETRA P

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso