EL APLANAMIENTO DEL OFICIALISMO Y LA GRAVITACION DE MASSA

PASO 2019 vs PASO 2015: el aplanamiento del oficialismo y la gravitación de Massa

 

«En 2017 y 2015 crecimos en las generales respecto de la PASO». Con esa expresión Marcos Peña intentó calmar los primeros rumores de derrota en el complejo Costa Salguero, donde Juntos por el Cambio instaló su búnker de campaña el último domingo. La tesis del jefe de Gabinete sería, a lo largo de la noche, abonada por todos los miembros del gobierno, incluido el propio Mauricio Macri, al evaluar los números de la que sería, a la postre, una dura derrota para el oficialismo ante el Frente de Todos.

Si la alianza gobernante logrará remontar los 15 puntos que la separan del peronismo encabezado por Alberto Fernández es algo que solo se sabrá en octubre, pero la primera conclusión que surge del cotejo de la primaria del domingo último con la de hace cuatro años es que la performance de Juntos por el Cambio fue bastante similar en ambos casos, tal como abona Peña.

En es oportunidad, Cambiemos obtuvo 6.790.982 votos, alcanzando un porcentaje del 30.12%. Este domingo, Juntos por el Cambio sumó 7.824.996 votos, así llegó al 32,08%, algo más de dos puntos respecto de 2015.

Pero lo que también puede apreciarse en la comparación es la gran incidencia que tuvo el regreso de Sergio Massa al peronismo aglutinado en el Frente de Todos. La enorme brecha entre ambas alianzas parece explicarse, sobre todo, por el trasvase de gran parte del caudal electoral del tigrense al espacio encabezado por el kirchnerismo.

En efecto, si se suman los votos que obtuvieron Daniel Scioli (Frente para la Victoria) y Sergio Massa (UNA) en las primarias de 2015, el resultado arroja 11.951.460 votos. Apenas 329.440 sufragios menos que los que cosechó ayer Alberto Fernández, al que adhirieron 11.622.020 voluntades. El tigrense logró entonces trasvasar 9 de cada 10 votos que obtuvo hace cuatro años, casi un 90% de fidelidad.

El oficialismo en los distritos más importantes
Si se toman los cinco grandes distritos se observa que el macrismo tuvo en las PASO recientes un desempeño superior al de 2015 en cuatro de ellos.

En la Provincia de Buenos Aires Juntos por el Cambio había obtenido el 29,15% de los votos, este domingo ese porcentaje creció al 29,88%.

También en Santa Fe, el oficialismo mejoró pasando del 31,97 al 33,84 por ciento. Incluso en Córdoba, donde en 2015 quedó detrás de UNA -la alianza massista- con el 35,38%, Juntos por Cambio sumó casi 13 puntos alcanzando el 48,18% de los sufragios. Finalmente, en Mendoza creció un 1,20 puntos pasando de 36,13 a 37,33.

Solo en la Ciudad de Buenos Aires, bastión histórico del PRO, el oficialismo cosechó cuatro puntos menos que en 2015, bajando del 49 al 44,71 por ciento. Paradójicamente, Horacio Rodríguez Larreta se impuso allí al candidato del kirchnerismo, Matías Lammens.

¿Y el peronismo?
En 2015, en suelo bonaerense, el Frente para la Victoria, que postulaba a Daniel Scioli como presidente, obtuvo el 39,69% de los votos mientras que UNA alcanzó el 20,65%. En estas PASO una parte del massismo se sumó al Frente de Todos mientras que la otra -con Graciela Camaño a la cabeza- adhirió a Roberto Lavagna. El desembarco de Massa le sumó a Alberto Fernández casi 11 puntos que llevaron su porcentaje a 50,66%, tres puntos por encima del total nacional.

En la Ciudad, en 2015, el kirchnerismo había obtenido el 23,30% mientras que el massismo cerró en 13,36%. Este domingo, con Matías Lammens como referente, el espacio unificado obtuvo el 33,04%.

En Córdoba, el kirchnerismo obtuvo en 2015 apenas el 14,65% de los votos. Allí UNA, producto de la alianza entre De la Sota y Massa, había ganado con el 38,81%. La provincia mediterránea fue en estas PASO uno de los dos distritos donde Macri pudo prevalecer. El Frente de Todos, sin embargo, duplicó su caudal alcanzando el 30,40%.

En 2015, en Mendoza, el kirchnerismo había obtenido el 33,47% mientras que Massa llegó el 13,37%. Unidos en estas PASO llegaron al 40,48%.

Santa Fe fue el único distrito donde no se notó con claridad el efecto «trasvase». Allí kirchnerismo y massismo obtuvieron en 2015 el 33,03 y el 22,10 por ciento de los sufragios. Juntos alcanzaron en esta oportunidad el 43,67%. En esta provincia parte de los votos de Massa fueron al lavagnismo y le permitieron alcanzar el 12,17%. Sólo ahí y en Salta, la tierra de Juan Manuel Urtubey donde obtuvo el 18,70%, Consenso Federal pudo romper la barrera de los 10 puntos.

Dónde creció y dónde retrocedió Juntos por el Cambio
El mayor crecimiento de la alianza gobernante, se mencionó antes, se produjo en Córdoba. En la provincia mediterránea sumó 12,8 puntos más respecto de 2015, alcanzando el 48,18%.
También creció considerablemente en San Juan. En la provincia del presidente del PJ, José Luis Gioja, Juntos por el Cambio sumó 10,31 puntos pasando de un 16,07% que había obtenido en 2015 a un 26,38% en estas PASO.

El tercer distrito donde más creció el oficialismo nacional fue San Luis. En la tierra de los Rodríguez Saá creció casi 10 puntos alcanzando el 34,09%. Además, en Formosa sumó 7,5 puntos para llegar al 24,25% aunque quedó muy lejos del kirchnerismo que cerró en el 65,91%.

Los retrocesos más fuertes, por el contrario, se dieron en Catamarca donde perdió 7,43 puntos (33,06% a 25,63%), Santa Cruz donde cayó 6,31 (25,52% a 19,21%) y la Ciudad de Buenos Aires donde se retrajo del 49% al 44,71%

Los distritos donde más creció el Frente de Todos: Córdoba (15,75), Provincia de Buenos Aires (10,97), Santa Fe (10,64), La Pampa (9,74), La Rioja (9,7)

CRONISTA

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso