SEIS NIÑOS MIGRANTES MUERTOS EN EEUU: POCOS MEDIOS CUBREN LA HISTORIA

Seis niños muertos sin luto ni banderas

Los medios de comunicación de los Estados Unidos han informado muy escuetamente sobre la muerte de seis niños migrantes que se encontraban bajo custodia de las autoridades designadas por la administración Trump, en la cruzada anti-inmigrante que el magnate ha denominado “Cero tolerancia”.

El servicio de migración de Estados Unidos no ha dado respuestas acerca de los motivos de estos fallecimientos, y la prensa norteamericana se ha limitado a informar sin cuestionarse las causas por las cuales se han producido las muertes de menores separados de sus padres en la frontera sur del país.

Grupos de defensa de inmigrantes expresaron esta semana su preocupación por estos sucesos de los que nadie dio explicación. “Es inaceptable que el país se esté enterando de esta tragedia y que esto no suscite preguntas serias sobre cuántas otras muertes de menores inmigrantes la Administración Trump no conoce, o no le importa, o está escondiendo bajo la alfombra. ¿Cuántos niños hay que no conocemos?”, cuestionó mediante un comunicado Jess Morales, miembro de la ONG Families Belong Together.

«Nos preguntarnos cuántas muertes se necesitarán para que el gobierno garantice la seguridad de los niños. Debe haber una investigación independiente sobre estas muertes», reclamó Ashley Houghton, directora de campañas tácticas de Amnistía Internacional

La Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos, que cuenta con un gran número de voluntarios que no ocultan su odio racial, ha arrestado a 12.300 migrantes en la frontera con México en el último mes. Entre los detenidos se encontraban centenares de niños que han sido separados de sus familias y enviados a los campamentos de “Cero tolerancia”.

«Nos preguntarnos cuántas muertes se necesitarán para que el gobierno garantice la seguridad de los niños. Debe haber una investigación independiente sobre estas muertes», reclamó Ashley Houghton, directora de campañas tácticas de Amnistía Internacional.

Hougthon denunció la semana pasada las atrocidades a las que son sometidos los inmigrantes detenidos en el Valle del Río Grande, donde se registra el mayor volumen de centroamericanos buscando asilo. “Los niños son forzados a dormir al aire libre, sobre un terreno rocoso o lodoso, y en climas extremo. No reciben atención médica y el trato que se les da no es un trato humano”.

Las imágenes de menores enjaulados recorrieron el mundo durante 2018. Sin embargo la comunidad internacional no reaccionó ante esta aberración. No hubo convocatorias a través de las redes sociales para exigir la renuncia y el castigo del mentor de semejante violación a los derechos humanos. Se trataba de Trump, y no de Maduro; de modo que rápidamente la opinión pública restó importancia al crimen de lesa humanidad que se perpetra a diario en los Estados Unidos. Un país cuya democracia es el disfraz detrás del cual se oculta un auténtico tirano.

NUEVA TRIBUNA

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso