CHEQUES RECHAZADOS, EMBARGOS Y PERSECUCION DE AFIP: CRISIS PROFUNDA EN LAS PYMES LOCALES

¿Llegaremos a tiempo? Me lo preguntó casi a diario.

Por Esteban Rodríguez, APYME

Llegué al banco, pasé los cajeros y las cajas, me acercó al mostrador para preguntar por qué no tenía acreditado un valor diferido que había dejado hacía más de 48 hs. El sector de cuentas corrientes estaba atascado, todos los oficiales de cuenta estaban ocupados, había que esperar.

Después de un rato, se acercó mi oficial de confianza y me dice que el cheque no lo puede tomar el banco, porque el firmante estaba en situación tres. (–Situación tres Esteban, es cuando el cliente tiene créditos en mora por más de noventa días. Por lo general son tarjetas de crédito impagas o créditos personales que no pueden cumplir—).

Me quedé con el cheque en la mano, era de un tipo ordenado, cliente de años. Lo guarde en la billetera y al irme me llaman de gerencia.

–Me falta la última declaración de ganancias, tráigalo antes del viernes porqué tengo que renovarle el acuerdo–. (Pagar con crédito permanente por un determinado valor).

  Y Continuó –Hoy es un día terrible, tuvimos treinta y ocho cuentas corrientes embargadas— (AFIP embarga las cuentas y las bloquea hasta que saldes las deudas de impuestos de IVA o cargas sociales). Mientras tanto no podes pagar ningún cheque, el dinero que tenías, está secuestrado hasta que cancelas la deuda.

No termina ahí, después tenes que pagar los honorarios del abogado de AFIP que intervino en el juicio.

Hay pequeños empresarios que están teniendo más de tres embargos por año.

Esto es nuevo, aunque La ley tiene varios años, pero AFIP tenía otra actitud con los contribuyentes. Tenías avisos permanentes antes de ejecutarte, moratorias y facilidades de pago para todo, los intereses eran manejables y las cuentas funcionaban sin bloqueos. Ahora no.

¿A qué Estado se le puede ocurrir que los pequeños empresarios podemos pagar tasas del 70% y cumplir con nuestras obligaciones impositivas?
¿A qué Estado se le puede ocurrir que se puede trabajar sin crédito a la producción y al consumo?
¿A qué Estado se le ocurre que puede embargar las cuentas corrientes con una caída del consumo que supera en algunos rubros el 50%?

La respuesta es simple, a un Estado que eligió reconvertir la industria favoreciendo el ingreso indiscriminado de la importación, dejando sin trabajo a sus habitantes y generando deudas que después de un tiempo nadie puede pagar.

Estoy cada vez más convencido que si fuéramos parte de un Consejo económico social este tipo de desequilibrios entre lo que necesita el Estado y lo que puede o no la sociedad sería más ordenado.

La caída del salario real es del 20%, las ventas en comercios promedia una caída del 40%, la producción se redujo al 30% de su capacidad instalada. Los alquileres un 30% de aumento, la luz un 100%, el gas algo parecido, ¿A quien se le ocurre que esta situación es viable en el tiempo?

La experiencia me ubica en mis tiempos de emprendedor y pienso en mis hijos. Que difícil vivir en la incertidumbre, sin poder planificar la vida, el futuro, jugártela por tu vocación.

Los Micro, pequeños y medianos empresarios queremos trabajar, continuar con nuestros emprendimientos comerciales y/o productivos.

Vamos a defender nuestras fuentes de trabajo con resistencia activa, no vamos a ceder en nuestras demandas y queremos un gobierno que cuide el trabajo y la producción nacional.

Estoy convencido que vamos a llegar a tiempo. Los países no quiebran y nosotros vamos a contribuir para salir del espanto y volver a poner de pie nuestras fábricas y centros comerciales generando trabajo genuino y de calidad.

NUNCA MÁS especulación financiera, NUNCA MÁS pibes con hambre.

* Esteban Rodríguez es miembro de la COMISION PROMOTORA APYME DELEGACION NECOCHEA

1 pensamiento sobre “CHEQUES RECHAZADOS, EMBARGOS Y PERSECUCION DE AFIP: CRISIS PROFUNDA EN LAS PYMES LOCALES

  1. Así es Esteban. El modelo económico en curso es claramente hostil con el trabajo y la producción. El trajín diario de un empresario pyme es titánico. Pero como bien decís ese esfuerzo y compromiso es el gran motor para la construccion de un nuevo contrato social en clave productiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso