LA OKUPA VOLVIO A ENTREGAR UNA SILLA DE RUEDAS DE SU TALLER

La Okupa volvió a entregar una silla de ruedas de su taller

La segunda silla de ruedas que se reparó en el taller de bicicletas solidario de La Okupa, la Anarkokleta, ya fue entregada a una vecina de 82 años que tiene movilidad reducida. El préstamo tiene un trasfondo de autogestión y solidaridad que refleja el ideal libertario del espacio ocupado.

Desde hace meses se desarrolla en La Okupa de avenida 79 y 10 un taller de reparación de bicicletas que tiene como objetivo la promoción del uso de las bicicletas y el préstamo a todo aquel que precise movilidad propia: una bicicleta reparada puede ser tomada por un vecino que luego de usarla vuelve a dejarla a disposición de otros. El taller capacita a los interesados y a la vez brinda un servicio a la comunidad.

Ese taller recibió hace poco una docena de sillas de ruedas que debían ser restauradas, por lo que en la medida de sus posibilidades, la Anarkokleta se puso al trabajo y consiguió reparar una segunda silla de ruedas a una vecina del barrio que tiene serias dificultades con PAMI para conseguir asistencia. La primer silla de ruedas fue donada al hogar de ancianos San Andrés.

Al respecto de la entrega de sillas en La Okupa aseguran que no se trata ni de una «donación» ni de un «préstamo», dejando de lado cualquier concepto que asocie su actividad a la propiedad privada. «Son entregas por tiempo indeterminado hasta que la persona lo deje de usar», señalaron desde el espacio libertario. Cuando la silla deja de usarse «queda a conciencia de los familiares devolverla para que la sigan usando otras personas»

La idea de la Anarkokleta es terminar de arreglar las 10 sillas que quedan para hacerlas circular entre personas que las estén necesitando y no lleguen a poder conseguir una. El taller funciona todos los miércoles desde las 15 horas y actualmente está iniciando una campaña para recibir donaciones de materiales para las reparaciones solidarias.

Si bien el taller cuenta con algunas herramientas, los materiales para realizar las reparaciones a veces escasean, por lo que el taller salió a buscar donantes de insumos como pintura, piezas plásticas o de metal, lijas, etc. Aquellos interesados en acercar materiales útiles al taller puede hacerlo durante los horarios en los que funciona.

A la vez, la Anarkokleta invita a las instituciones de la ciudad que tengan sillas de ruedas para reparar que las acerquen al taller, donde podrán reciclarlas para que haya más sillas de entrega solidaria circulando entre los que las necesitan.

DIARIO 4 V

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso