LAS VERDADES DE BERTONE SOBRE CRISTINA QUE HOY PRETENDE OLVIDAR

Las verdades de Bertone sobre Cristina que hoy pretende olvidar

A tono con los tiempos que corren, signados por la falta de principios y convicciones políticas, la gobernadora Bertone no escapa a esta lamentable lógica que no consigue otra cosa que empobrecer aún más la credibilidad de la clase política en general, y de la derecha en particular, la cual se ha sentido muy a gusto en los primeros tres años de su mandato.

En una entrevista que le concedió a la agencia oficial de noticias Télam en diciembre de 2017, Bertone trató de despegarse de la supuesta ola de corrupción que habría imperado durante los doce años del gobierno kirchnerista, según las acusaciones que fuertemente trataron de instalar los medios hegemónicos: “La gran frustración que yo personalmente siento con los gobiernos de Néstor y Cristina, de los que fui parte y tuve mucha participación, es la cuestión moral”, dijo, para continuar declarando: “porque si no hubieran existido estos graves hechos de corrupción, nosotros hubiéramos podido salir con la frente en alto”.

Sin embargo, y pese a sus lapidarias frases para con Cristina, ahora y en virtud de ver cómo se desvanecen sus posibilidades de reelección, muy presurosa se la ve a la fueguina aparecer en la foto de la unidad que -recordemos- no ha fogoneado.

Frases como “Para qué te sirve tener hoteles o hacerle un mausoleo a tu marido, si lo más digno es que esté enterrado como cualquier persona”, son las que emitía Bertone respecto de Cristina y Néstor Kirchner en épocas recientes en las cuales la gobernadora no apostaba mucho a la sobrevida política de la ex presidenta y entonces jamás iamginó que debería verle nuevamente la cara y, mucho menos, portando la banda de presidenta. Una vez más recostada en el lugar de la conveniencia política, vemos cómo no es el amor lo que lleva a Rosana Bertone a buscar la foto con Cristina, sino el espanto de perderlo todo en las próximas elecciones.

Las cuestiones vinculadas a la lealtad están tan devaluadas entre ciertos políticos que, en muchos casos, no hacen otra cosa que hablar mal de ellos mismos y algo de eso es lo que le ocurre actualmente a Bertone.

¿Alguien se imagina la actitud de Cristina para con Bertone, luego de tres años del destrato mediático y político que la gobernadora ha sostenido con respecto a la ex presidenta, su esposo y su gestión? Humildemente no creo que Cristina, aún en aras de la unidad que tanto persigue, pueda olvidar actos de tamaña miseria política y personal; esos gestos no pasan de largo como si nada y menos aún para alguien que ha sufrido toda clase de ataque en todo este tiempo. Al provenir esas embestidas de las filas enemigas, uno lo espera y lo toma como de quién viene y esa debería ser la respuesta esperada, pero ¿qué pasa cuando los ataques tienen su origen en la propia retaguardia?

Para pensar en un armado político de cara a un futuro gobierno, no es sencillo imaginar a esos personajes como componentes ideales, ya que quien traiciona una vez, posiblemente lo hará otras más.

Pero hay algo no menos importante para considerar: el proyecto que encarna Cristina va a necesitar precisamente de gente valiente y jugada, entonces la pregunta del millón es: ¿qué valores encarna Bertone que lleven a la propia Cristina a elegirla por sobre su rival Gustavo Melella? Visto desde este ángulo y a juzgar por los antecedentes demostrados durante el proceso macrista en el gobierno central, Melella ha mostrado sobradamente su lealtad y convicción para con un modelo político y de gobierno que encarna los mejores valores que el Kirchnerismo le ha imprimido a la política de los últimos 50 años. Melella ha defendido a ultranza la gestión y la figura de la ex presidenta, mientras que Bertone no ha hecho otra cosa que despreciar todo aquello.

Así puestas las cosas y llegando la hora de las grandes definiciones, debiéramos preguntarnos: ¿necesita acaso Cristina de Bertone, sabiendo que será seguramente derrotada por un hombre que le es absolutamente leal?; ¿qué ofrece la gobernadora que pueda superar lo de Melella? Y entonces la respuesta es más que clara y sencilla. Cristina no necesita de Bertone sino todo lo contrario: Bertone necesita de Cristina quien, al parecer, ya no es tan corrupta, ni mala, ni fea. ¡¡¡Ay de estos políticos tan faltos de principios y de nobleza!!!

INFOBAIRES 24

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso