CONFIRMAN NEGOCIACIONES ENTRE MASSA Y EL PERONISMO BONAERENSE PARA LISTA UNICA

Vuelven las versiones de que el peronismo podría unificar el candidato a gobernador

Se habla de una negociación con Massa, que bajaría a su candidato por lugares en las listas. Impugnarían el decreto de Macri en tribunales. “El acuerdo en la Provincia de Buenos Aires es el primer paso de un acuerdo nacional”, dice un dirigente muy cercano a Sergio Massa.

Sergio Massa empezó a dejar correr una propuesta que consistiría en bajar a su candidato en Provincia y apoyar al del PJ alineado a Cristina Kirchner, a cambio de lugares en las listas.

En concreto, el rumor es que el líder del Frente Renovador pide unos 15 legisladores provinciales para empezar a negociar. Es que hoy el bloque del Frente Renovador tiene 12 diputados, con 4 aliados. Sin embargo, quedaría en una posición de desventaja se le va la tanda que entró en 2015, cuando sacó 22 por ciento en provincia. Este año se renovará la mitad de la Cámara. De un total de 92 diputados, entrarían 46.


La decisión del tigrense se tomó en base al pedido de los jefes comunales de su espacio, especialmente Julio Zamora, intendente de Tigre, y a las encuestas donde Cristina Kirchner supera los 50 puntos de intención de voto en el Gran Buenos Aires y en algunos distritos del sur llega al 60, mientras que el presidente Mauricio Macri cayó en el conurbano al 10 por ciento de los votos, llegando en toda la Provincia a menos del 20 por ciento. María Eugenia Vidal está mejor, pero sabe que, con esos números, aunque haya un fenomenal corte de boleta no llegara al 30%, de allí que la gobernadora necesita ayudar al presidente a que mejore los números y que supere los 26 puntos en todo el territorio bonaerense.

En Cambiemos, al saber que había conversaciones entre el Partido Justicialista y el Frente Renovador bloquearon las posibilidades de colectoras en la PASO y, más allá que el PJ bonaerense reclamará ante la Justicia, las negaciones avanzaron y ya se resolvió que el FR no tendrá fórmula a gobernador en la provincia, tampoco en el primer distrito Massa que es Tigre, ya que Zamora encabezará la lista por el peronismo.

El acuerdo implicará que Massa solicitará 15 cargos en la lista de legisladores provinciales, aunque en definitiva aceptaría 8 lugares en la lista. Hoy los renovadores tienen 12 diputados y funcionan como interbloque con 4 legisladores del peronismo. En el Senado no tienen integrantes, por lo cual no pedirán lugares. El acuerdo lo deberán sellar primero los intendentes y luego Cristina Kirchner. El diputado Jorge D’Onofrio, candidato a gobernador del massismo, ya adelantó que hay que “buscar la unidad” y agregó que como peronistas tenemos que hacernos cargo de nuestra historia: el que gana conduce y el que pierde acompaña”. Por último, afirmó:“se los dice alguien que en algún momento creyó que enfrentar a los compañeros era el camino. Lo que tenemos claro es que hoy tenemos que enfrentar el desafío histórico de unirnos porque si nos unimos se van. Si se van, el pueblo vuelve a ser feliz”.

 

Massa, igual que los intendentes todavía no saben quién integrará la fórmula bonaerense. En la semana, Hugo Moyano se reunió con un grupo de intendentes -Insaurralde, Katopodis, Nardini, Zabaleta, Sujarchuk, Descalzo, Watson, Menéndez y Cascallares- para informarlos del paro del próximo 30 de abril y donde planteó que el único camino es la “postulación de Cristina Kirchner” a la presidencia. Cuando llegó el tema de hablar de candidatos, algún jefe comunal insistió que tiene que ser Martín Insaurralde o quizás Verónica Magario, tratando de descartar a Axel Kicillof. Sin nombrarlo en la reunión también esta en carrera Paco Durañona con una propuesta del interior.

El problema de los jefes comunales es que el ex ministro de Economía le saca varios cuerpos en todas las encuestas a los jefes comunales. Hoy es el único que le gana a Vidal. De allí, que en voz baja ya muchos jefes comunales empiezan a ver con buenos ojos una fórmula Kicillof-Magario.

En todas estas charlas para llegar a un amplio acuerdo en la Provincia, surgió la pregunta sobre qué pasaría si Vidal va de candidata presidencial, algo que fogonea el Círculo rojo y Wall Street. La respuesta es que es bastante improbable, ya que sería el fin de Cambiemos. Si Macri renuncia a la reelección cómo llega su gobierno a diciembre. Ni el cafetero de la Casa Rosada lo atiende, con lo cual se le haría muy difícil hacer campaña. “Con que cara haría campaña Vidal sobre el ‘fracaso’ de Macri”, dice un jefe comunal, descartando esa jugada.

El acuerdo ya está, falta el encuentro personal entre Cristina y Massa para saber sí también hay acuerdo nacional, pero esa es otra historia.

Hasta que no vuelva Cristina de Cuba, no se define.

 

INFO 135 (Alfredo Silletta) / LA POLITICA ON LINE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso