DEUDA DEL CORREO ARGENTINO: FUNCIONARIOS DE MACRI INVOLUCRADOS EN LA TRAMA OCULTA DEL VACIAMIENTO

Deuda del Correo Argentino: funcionarios de Macri involucrados en la trama oculta de vaciamiento

 

El caso Correo Argentino suma un nuevo capítulo, que involucra tanto a Mauricio Macri como a altos funcionarios de su Gobierno. Desde el inicio de este escándalo, la fiscala general Gabriela Boquin advirtió una doble maniobra por parte de la familia Macri. Por un lado, las jugarretas para no pagar la multimillonaria deuda que tienen con el Estado hace más de 17 años. Por otro, las operaciones de vaciamiento de Correo Argentino, que hizo pagos millonarios desde el 2003 a pesar de no tener actividad ya que la empresa no tenía más la concesión del servicio postal. Ayer, en un nuevo dictamen, la fiscala Boquin reveló que esos injustificados pagos millonarios fueron a directores de Correo Argentino, estudios de abogados y consultoras y empresas de publicidad que, en muchos de los casos, tenían vinculaciones con el holding Macri y que hoy son importantes miembros del Gobierno. Entre ellos, el Secretario de Modernización Andrés Ibarra, el Secretario Legal y Técnico Pablo Clusellas y el diputado Pablo Tonelli.

En el dictamen que presentó ayer, la fiscala Boquin sostuvo: “Mientras los plazos se siguen prolongando contra legem por diversas peticiones de la concursada (Correo Argentino) y del Estado Nacional, en la administración de la concursada existieron pérdidas de activos líquidos inexplicables y sin justificación apropiada considerando que desde el 19/11/2003 ésta no registra actividad”. Es decir, mientras los Macri no pagan su deuda con el Estado y con más de 700 acreedores, realizaron gastos sin justificación desde una de sus empresas que, en teoría, estaba paralizada.

También hizo una nueva reseña de todas las maniobras judiciales que realizaron tanto jueces como los abogados de los Macri y los funcionarios públicos que intervinieron en este caso y pidió que se ejecute la sentencia del 27 de octubre de 2004, cuando la misma Cámara Comercial dispuso la apertura del procedimiento de salvataje de Correo Argentino.

La ruta del dinero K, Tonelli y el Zannini de Macri

La fiscala Boquin, en base a los libros contables de Correo Argentino, registró pagos sin justificación a estudios de abogados por más de 14 millones de pesos. Encontró “numerosas erogaciones que van desde el pago de cifras millonarias en concepto de honorarios profesionales por ‘asesoramiento legal concursal’, hasta pagos a estudios jurídicos de los cuales forman parte integrantes del propio directorio de Correo”. En esos estudios, los socios eran a su vez apoderados o directivos de Correo Argentino, los abogados representaban decenas de acreedores de esa empresa e incluso tenían vínculos con otras empresas que participaban del vaciamiento.

Los Macri si tienen una ruta del dinero K. Pero la K no es de Kirchner sino de Kleidermacher. Es el apellido de Jaime, uno de los históricos abogados de la familia presidencial. El estudio Kleidermacher cobró de Correo Argentino 9.661.585 pesos, una parte entre julio de 2004 y diciembre de 2005 y la gran mayoría entre enero de 2006 y mayo de 2015.

Este estudio también realizó otras dos maniobras para los Macri. Una, sus abogados figuran como apoderados de acreedores de Correo Argentino que aceptaron la propuesta de pago que hicieron los Macri. Dos, es el domicilio de otras empresas que también recibieron pagos injustificados como Supergol y Be Good. Una tercera es que Jaime Kleidermacher tiene vinculos con esas y otras dos empresas que participaron del vaciamiento, como Consultora Capurro y Optimedia Internacional. No es gratis: está imputado y fue indagado en la causa penal que digita el juez Ariel Lijo en Comodoro Py.

El estudio Tonelli Abogados se llevó 4.437.984 pesos de Correo Argentino. Entre sus miembros fundadores está el actual diputado macrista Pablo Tonelli que, según consta en el expediente, fue también apoderado de Correo Argentino. Entre los miembros del estudio figura Pablo Esteban Sarin quien, según detalla la fiscala Boquin, continúa siendo vicepresidente de Correo Argentino en la actualidad. Su caso es interesante por una cuestión extra. Sarín está casado con Mercedes Tonelli, quien también cobró de la empresa de los Macri y es hija del diputado PRO.

El actual Secretario Legal y Técnico Pablo Clusellas no se queda atrás. Histórico hombre de los Macri, su estudio de abogados Romero Zapiola & Clusellas se llevó más de 250.000 pesos de Correo Argentino sin justificación. Clusellas es uno de los comodines que los Macri movieron históricamente en los directorios de sus empresas.

Otro caso importante es el del estudio Cibilis & Castro Cranwell. Tanto Jaime Cibilis Robirosa como Sebastián Castro Cranwell integraron los directorios de Correo Argentino y Socma Americana. En el caso de Cibilis Robirosa también estuvo en Sideco Americana. Ahora, está imputado en la causa penal al igual que Kleidermacher.

Lo notable de estos casos es que además de las sumas que recibían de Correo Argentino eran apoderados de los acreedores de Correo Argentino. O sea, representaban intereses de ambos lados del mostrador. Sin embargo, todo indica que la realidad es otra, ya que casualmente todos los acreedores que representaban aceptaron sin chistar la oferta de pago que hicieron los Macri. Entre los estudios Kleidermacher, Tonelli y un grupo de abogados que se nuclean alrededor de Claudio Guillermo Lehmann acumularon 360 de los 708 acreedores de los Macri. Dos de esos tres estudios, señala la fiscal Boquin, tienen miembros de su equipo en el directorio de Correo Argentino.

Aunque ganes o pierdas

Pese a que entre 2001 y 2012 la empresa Correo Argentino reportó pérdidas por 264 millones de pesos, los Macri destinaron más de 12 millones de pesos para honorarios de algunos de sus directores.

Entre los directores de Correo Argentino de ese período figuran Roberto Leonardo Maffioli, Andrés Ibarra, Carlos Alberto Lelio, Raúl Casa, Guillermo Andrés Romero, Rafael Sardella, Jorge Rubén Aguado, Fernando Daniel Viola, Carlo Capelli, Armando Amasanti, Eduardo José Mignacco, Claudio Guillermo Lehmann y Pablo Sarín. Muchos de estos nombres figuran en distintas maniobras de vaciamiento.

En su dictamen, la fiscala Boquin explica que los honorarios de los directores “no son la contrapartida de la función cumplida, sino el resultado de dicha gestión. De manera tal que, si el ejercicio arrojó pérdidas o quebrantos, los directores que han percibido remuneraciones a cuenta durante él, deben reintegrar a la sociedad la totalidad de lo percibido”. La fiscala agregó: “Si no existen utilidades, los directores no tendrán derecho a retribución alguna, pues quienes aceptan desempeñarse profesionalmente en el cargo de una sociedad anónima, quedan vinculados a la suerte de la empresa”. “Con dichos pagos de honorarios -plantea el dictamen- se perjudica al Estado Nacional por su carácter de accionista (que no aprobó tales erogaciones)”

En medio del escándalo por el intento de la condonación de la deuda de Correo, los actuales directores de Correo resolvieron no percibir honorarios de 2017. Pero hasta ese momento todo indica que se mantuvo la mecánica. El abogado Cibilis Robirosa, según el dictamen de Boquin, cobró 722.515 pesos de anticipos en concepto de honorarios en 2015 y 2016.

Autopagos
La fiscal Boquin encontró “egresos por importantes sumas a favor, en su gran mayoría, de consultoras o empresas de publicidad que tienen alguna vinculación con los letrados de la concursada, sus directores y/o apoderados”. Esto tiene dos puntos importantes: uno, que el vaciamiento era direccionado hacia empresas vinculadas; dos, que no se explican esos gastos básicamente porque Correo Argentino hacía pagos mientras no tenía actividad.

El dictamen destaca 7 casos por un monto de 6.994.606 pesos. De esos, 4 están vinculadas a Jaime Kleidermacher, que se llevaron 1.121.373 pesos. Se trata de Consultora Capurro, Supergol, Be Good y Optimedia Internacional.

En las empresas vinculadas a Kleidermacher hay un nombre que se repite en 3 (Consultora Capurro, Supergol y Be Good). Es Dorotea Gompertz de Capurro, más conocida como Doris Capurro. En 2001, Capurro fundó las consultoras CAP Comunicación e Ibarómetro. Su derrotero muestra un juego a dos puntas, ya que fue tanto parte de la fundación del macrismo como de los círculos de consulta y toma de decisiones del kirchnerismo. Fue designada en el directorio de YPF entre 2012 y 2015. Todo mientras era socia de Kleidermacher, histórico abogado de los Macri, y participaba de empresas que vaciaban Correo Argentino. Con la llegada de Macri, Doris Capurro fundó y es CEO y Presidente de Luft Energía, dedicada energías renovables, una de las áreas que el Gobierno priorizó en sus inversiones. Desde allí se asoció con Pampa Energía de Marcelo Mindlin, uno de los empresarios predilectos de Macri. Capurro todoterreno.

Respecto a las empresas del dúo Kleidermacher-Capurro, la fiscala Boquin señaló: “Resulta especialmente llamativo el alto monto abonado, puesta teniendo en cuenta el objeto social de tales empresas ligado esencialmente a servicios de consultoría y de publicidad, no se explica cuál habría sido la actividad concreta que llevaron adelante para la concursada, cuando ésta estaba sin actividad desde el 19/11/2003”

En el caso de Trayectoria Consultores, que cobró 786.651, lo interesante es que uno de sus socios y presidente es Carlos Alberto Lelio, que fue director de Correo Argentino entre 2001 y 2003 y actualmente trabaja en el Ministerio de Modernización junto a Andrés Ibarra, otro ex (¿ex?) holding Macri.

La empresa que más dinero cobró de Correo Argentino es Logística de Avanzada, con 4.145.756 pesos. El nombre clave aquí es Claudio Guillermo Lehmann quién estuvo de los 3 lados del mostrador. Su empresa cobraba a Correo Argentino, él fue director de Correo Argentino y también apoderado de 33 acreedores de Correo Argentino. Carambola.

Además de estas empresas relacionadas a directivos o apoderados de Correo Argentino, la fiscala Boquin detalló otro listado de empresas que cobraron grandes montos sin justificación por un total de 5.109.901 pesos. Empresas de limpieza, consultoras, de crédito, de distribución de medicamentos, de inversiones financieras e incluso de viajes y turismo le facturaron a Correo Argentino pese a que, vale repetir, no tenía ninguna actividad.

Con todo esto, Boquin llamó la atención sobre el rol de las sindicaturas del concurso de acreedores de Correo Argentino, que en lugar de controlar el proceso se dedicaron a hacer la vista gorda y que se dedicaron a elaborar informes con “información ‘dada’ por la propia deudora” donde no dejaron registro de los gastos injustificados que hacían los Macri en una sociedad sin actividad.

El tridente Ibarra, Aguad y Saravia Frias
“Me veo en la obligación de señalar que el Dr. Ibarra fue director Suplente, director Titular, apoderado de la concursada (Correo Argentino), presidente de Comunicación Dinámica SA, miembro de diversos directorios de empresas del mismo grupo (Macri) al que pertenece la concursada (registrándose en algunos casos también como empleado de las mismas, además de registrarse como funcionario del GCBA y de la Nación”, escribió Boquin. No es para menos, ya que Andrés Ibarra, ministro devenido en secretario de Modernización, es un engranaje fundamental del mundo Macri hace muchos años. ¿Habrá cobrado también honorarios como director de Correo Argentino mientras la empresa tenía pérdidas?

Boquin recuerda que, con la disolución del ministerio de Comunicación, el caso Correo Argentino pasó a depender de “la repartición encabezada por el Sr. Ibarra, de la cual también participan otros sujetos que han sido apoderados o directores de la concursada”. Se refiere a los funcionarios Pablo Jorge Vago, Fernando Daniel Viola y Guillermo Eduardo Baistrocchi, que en algún momento fueron directores de Correo Argentino. Conflictos de intereses varios latentes, mal que le pese a Laura “técnicamente no es delito” Alonso. Ante esto, le envió copia de este último dictamen al fiscal anticorrupción Sergio Rodríguez, a cargo de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas.

Sobre Ibarra, además, detalló el siguiente caso. El 8 de julio de 2004, mientras no pagaba su deuda, Correo Argentino puso 521.500 pesos en otra empresa llamada Comunicación Dinámica, donde era socio desde 1999. El presidente de Comunicación Dinámica era Ibarra. El otro socio de Comunicación Dinámica era MTC Investments, cuyos socios a su vez eran Socma y Socma Americana, dos firmas de los Macri. Un tercer socio era una empresa canadiense. Lo concreto es que Correo ponía dinero en una firma presidida por uno de los suyos pese a que no tenía actividad.

La fiscala Boquin detalla también las maniobras turbias del entonces ministro de Comunicaciones Oscar Aguad y del actual procurador del Tesoro Bernardo Saravia Frías. Del primero, demuestra que no había ninguna razón técnica para que aceptara la propuesta de la familia Macri que implicaba una condonación de más de 70.000 millones de pesos; del segundo, cómo en lugar de actuar como cabeza de los abogados del Estado puso todo su empeño en demorar el devenir de la causa y que sus jefes, los Macri, sigan sin pagar un peso.

EL DESTAPE

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso