«EN CAMBIEMOS CORDOBA HAY UNA TRIPLE FRACTURA: DEL RADICALISMO, DEL MACRISMO Y DEL JUECISMO»

“En Cambiemos Córdoba hay una triple fractura: del radicalismo, del macrismo y del juecismo”

“Puede sonar raro a nivel nacional, sobre todo teniendo en cuenta lo que pasó en 2015. Pero en Córdoba la ruptura de Cambiemos era algo previsible”.

Gabriel Silva, periodista de Perfil Córdoba, habla con La Izquierda Diario y señala las pistas que explican gran parte de la crisis que actualmente atraviesa a la coalición oficialista en la provincia mediterránea.

“No hay provincia que le haya respondido a Macri como le respondió Córdoba. Incluso Macri, aunque cayó como en todo el país, mantiene buena imagen”, señala en diálogo con este medio.

¿Cómo se llegó a esta situación en Córdoba?
En Córdoba era algo previsible. En las legislativas de 2017, Mestre tiene el primer enfrentamiento fuerte con la Casa Rosada. Porque quería poner a su hermano, Diego Mestre, como cabeza de la lista, pero terminó encabezando Baldassi.

En aquel momento, según rumores y versiones de ambos lados, existió una charla tensa con Rogelio Frigerio. El ministro del Interior le dijo a Mestre “al presidente no le gusta que lo desafíen”.

A fines de 2018, en diciembre, Macros Peña dijo en un diario importante nacional: “Mestre nos había dicho a nosotros que iba a acatar las encuestas. Después cambió de opinión”.

Eso es falso. O por lo menos no es lo que a mí me manifestó Mestre en ese momento. En una nota para Perfil, me dijo “no estamos acostumbrados a ser designados a dedo. A lo mejor otros sí”. Eso era claramente para Mario Negri, incipiente rival en diciembre de 2018.

Durante el verano empieza a crecer la presión para que Mestre acate la orden. Negri empieza a recibir apoyo de Casa Rosada. Hay encuestas que le dan bien. No tan bien como dicen cerca de él, donde afirman que está ahí de ganar.

Pero todavía Schiaretti está arriba de los dos. En escenario dividido, con Cambiemos dividido, gana el gobernador. Pero aún si fueran unidos, Schiaretti también les gana. Cerca de Negri dicen que están a 5 puntos. Hoy, desde la provincia, te dicen que están a 8 o 10.

Aparte de la división en el radicalismo, hay una división al interior del PRO…
Si. En medio de esa tensión, el PRO también se parte con Baldassi encabezando esa lista de famosos. Ahí están el mismo Baldassi, el Gato Romero, Felipe Lábaque -el viceintendente de Córdoba. Ese es el lote de famosos.

Frente a los “famosos” están los orgánicos, como les gusta ser bautizados a los macristas más ortodoxos, más paladar negro, de la ex UCD. Ahí tenés a Nicolás Massot, a Javier Pretto y a tipos que tienen peso territorial, pero de los que Baldassi dice»‘no tienen los votos, los votos los tengo yo».

Debajo de la interna radical, está la interna macrista. Y debajo de estas dos internas, explotó la juecista. Este miércoles se le fue a Juez el legislador que más lo ha representado, que es Juan Pablo Quintero. El tipo renunció a la banca de legisladores.

Cuando se hace el armado de listas, Juez decide ir con Negri. En ese armado de listas, el espacio más postergado fue el juecismo, con lugares desde el séptimo o noveno lugar hacia abajo. Todos los primeros lugares los ocuparon gente de Negri o gente de Baldassi. Se le generó un ruido interno importante a Juez.

Sabiendo este ruido interno, este lunes Juez es el primero en patear el tablero y, antes de que lo quieran bajar desde Buenos Aires, dice “yo saco a mi espacio de la Alianza Cambiemos y soy candidato sí o sí a intendente. Buscando dar una señal al partido. Todos esos tipos descontentos hace 15 días con los lugares dicen “si nuestro líder es el candidato a intendente, nos mandamos todos a la lista de concejales”. Eso no conformó a Quinteros.

Entonces, hay una triple fractura en Cambiemos Córdoba: la del radicalismo, la del macrismo, la del juecismo.

¿Cómo a influir esto en la elección nacional?
Casa Rosada va a vender un triunfo de cualquier manera. Si gana Schiaretti, es la lectura de Neuquén en Córdoba. Ganó un tipo que tiene buena sintonía. El que nos da gobernabilidad en el Congreso. Porqué los diputados de Schiaretti votaron todas las leyes como si fueran diputados de Cambiemos.

La segunda lectura es, si llegamos con dos candidatos, sumamos de las dos canastas. Eso es lo que están tratando de tejer en Córdoba, siempre que el segundo sea Mestre. Si el segundo no es Mestre los problemas son mucho más graves.

Ahora, si las elecciones le dan una victoria abultada a Schiaretti en mayo, el interrogante es hasta donde puede levantar la tercer vía.

LA IZQUIERDA DIARIO

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso