DESDE LOS CUARTELES DE VIDAL YA SE PREPARAN PARA UNA DERROTA

Borrador automático




Desde los cuarteles de Vidal ya se preparan para una derrota

En Provincia son mas críticos respecto a la posibilidad de la reelección, a diferencia de la Casa Rosada. Vidal depende de que Macri mejore la economía, mientras la sobreexponen en momentos de crisis

Mientras el presidente Mauricio Macri busca forzar optimismo hasta cuando los datos lo contrastan (como ocurrió la última semana con la inflación de enero), en la provincia de Buenos Aires reina una mirada crítica respecto a las chances electorales de Cambiemos. La gobernadora María Eugenia Vidal se siente acorralada por la declive económica y porque su destino depende de que el jefe de Estado, quien encabezará las boletas, repunte de cara a octubre.

“La única forma de que ganemos es bajar la inflación, mostrar hechos económicos… con la campaña de valores y seguridad no alcanza para la reelección”, comentan en La Plata. Y hay cierta ansiedad: “no es que tenemos tiempo hasta agosto o octubre; en cuatro meses cierran las listas”. Este es un tono crítico para el hiperoptimismo que suele imprimir quien maneja la comunicación electoral, el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Motivos sobran. Primero, el rechazo a separar las elecciones bonaerenses de las nacionales dejó a Vidal en medio de un sandwich. Su reelección depende ahora principalmente de la imagen de Macri, que lidera las boletas. El nivel de corte de boleta para la categoría de gobernador no suele ser decisivo en las elecciones generales, así que la gobernadora depende mucho de cómo llega el Presidente a la elección. “Ganamos todos, o perdemos todos…”, lamentaban en Provincia.

Segundo, la economía nacional. “Bajando la inflación, ganás”, determinaban la última semana cerca de Vidal, mientras reconocen que no están logrando frenar la suba de precios. “No te sorprenda que perdamos las PASO… Vamos a correr todas las elecciones desde atrás”, avizoraban. En esa línea, en las oficinas provinciales advierten que será vital mayo. ¿Por qué? Recién en ese mes se podrán ver datos económicos positivos en comparación interanual.

Con las elecciones unificadas, Vidal además será quien empuje la candidatura de Macri y de todos los candidatos de Cambiemos en el interior. La semana pasada recibió al candidato a gobernador de Neuquén, Horacio Quiroga, en sus oficinas de Retiro. “Es la referente con mejor imagen”, explican desde Balcarce.

Pero en Provincia preocupa la imagen de la gobernadora, que es afectada por la recesión económica nacional. “Además la llaman siempre para atajar penales. Nunca para festejar un gol. Tenemos a Messi atajando…”, explican cerca de la gobernadora. Los hechos demuestran que Macri cada vez que atraviesa una crisis se muestra con la mandataria, tal como ocurrió el mismo día que el Presidente anunció el acuerdo con el FMI, o después de la corrida cambiaria de fines de agosto.

La única luz que ven, de cara a las elecciones, es que la ex presidenta Cristina Fernández compita. “El miedo a que vuelva la ex presidenta nos puede beneficiar”, comentan. Para eso, la estrategia apunta a sostener los votos de las últimas elecciones de 2015 y 2017. Por eso, Macri hará foco en los municipios bonaerenses en los que le fue mejor (acompañado por Vidal), más que ir a pelear votos a distritos donde fue resistido. La estrategia es defensiva y ven difícil ilusionarse con ganar más territorios que los de 2015.

EN ORSAI

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso
A %d blogueros les gusta esto: