ESCANDALO EN EL PUERTO DE MAR DEL PLATA POR MAS DE 40 MIL LITROS DE DESECHOS TOXICOS




Escándalo en el Puerto Mar del Plata por más de 40 mil litros de desechos tóxicos

La desidia de la administración Merlini arrojó como resultado lo que varios venían advirtiendo desde hace tiempo en el Puerto de Mar del Plata, luego que ayer cediera la estructura que sostenía un tanque de 40 mil litros y se produjera el derrame de líquidos contaminantes en las inmediaciones de la zona. Según pudo confirmar La Tecla Mar del Plata (www.lateclamardelplata.com.ar), los desechos fueron a parar a la playa pública ubicada a metros de allí, en un marco de total ausencia de los organismos de control del Estado y abordaje de este tipo de desastres.

El hecho fue advertido ayer a la mañana por los guardavidas que cumplen funciones en las playas del Puerto, cuando al arribar a sus puestos de trabajo a las 8 de la mañana percibieron un fuertísimo olor nauseabundo que provenía de las aguas del desagüe pluvial. Al acercarse encontraron un llamativo tono amarillento y dieron aviso a Prefectura Naval.

De acuerdo a la reconstrucción que hizo este medio, se constató que en las horas previas había cedido la estructura que sostenía a uno los tanques con desechos en la ex Moliendas del Sur, empresa abandonada por su propietario en 2014. En rigor se trata de un tanque de 40 mil litros cuyo interior fue a parar a las inmediaciones y al mar a través de un desagüe pluvial.

El impacto ambiental se presume relevante, ya que además del amplio volumen, el líquido, presumiblemente aceite de pescado podrido, contiene una acidez extrema y metales pesados, según confiaron a La Tecla Mar del Platafuentes portuarias. La concentración del líquido y el sol que da a los tanques, hacen que los mismos tengan una acidez muy elevada y esa acidez lo hace corrosivo, por lo que el impacto ambiental es aún más relevante.

Durante la mañana del lunes el desagüe pluvial seguía drenando agua a la playa, adhiriéndose los líquidos contaminantes a la arena, evidenciando además la existencia de conexiones clandestinas, ya que al tratarse presuntamente de un desagüe pluvial no debería estar arrojando líquidos al no haber lluvias pronunciadas desde hace días. Además, en las imágenes registradas se observa la presencia de grasa putrefacta flotante en el desagüe pluvial, proveniente de las plantas de tratamiento del sector.

Ausencia estatal

A la desidia de la administración de Martín Merlini se suma la inacción de los organismos de control y de las agencias que debieran estar interviniendo para paliar el impacto ambiental del derrame. En la mañana de hoy no había personal ni del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), dependiente de la Provincia, ni de la Dirección General de Gestión Ambiental de la Municipalidad de General Pueyrredón. Por otro lado, Prefectura Naval tiene su cuota de responsabilidad, ya que la contaminación llegó al mar y las aguas son jurisdicción federal.

Según detallaron especialistas en el tema, en estas primeras 24 hs se debió disponer un plan para contener y recolectar los desechos derramados, evitando su expansión y sobre todo, su llegada al mar. Sin embargo, nada de esto ocurrió, y lo único que se observó fue la colación de bolsas de arena con neumáticos en el desagüe pluvial, y el derrame de arena en la zona en tierra donde llegaron los líquidos contaminantes.

La del tanque ahora derrumbado no es la única irregularidad. En ese predio además hay unos 600 tambores de 200 litros que están lixiviando continuamente sobre la tierra y ese lixiviado va a parar a la zona de la Reserva Natural.

Asimismo, y si bien el Consorcio tiene un convenio con una empresa privada para la recolección de residuos, existen multiplicidad de volquetes con residuos a la intemperie, generando potentes focos infecciones con la presencia de roedores y moscar.

Todos los focos apuntan a Merlini

Martin Merlini asumió en abril de 2016 como presidente del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata por iniciativa del por entonces subsecretario de Actividades Portuarias de la Provincia, Marcelo Lobbosco, actual interventor del INIDEP, y con la bendición del diputado nacional Juan Aicega.

Ese mismo año comenzó a ser informado por lo extrabajadores de Moliendas del Sur sobre el abandono de las instalaciones por dueño, Antonio Carrasco, y el peligro inminente que había de un desastre ambiental. Hasta la actualidad y mes a mes Merlini fue actualizado de la situación, en lo que es una verdadera crónica de un desastre anunciado.

El decreto provincial 3.572/99 plantea claramente que la preservación ambiental es una de las obligaciones del Consorcio Portuario. Sin embargo, en todo este tiempo Merlini no tomó cartas en el asunto. Este medio supo que el presidente del Consorcio encargó al menos dos pedido de presupuesto para realizar la limpieza y conservación de las instalaciones de la ex Moliendas del Sur, pero nunca autorizó las obras.

La desidia con la que el hombre del PRO maneja el Consorcio se evidencia, por ejemplo, con el quite de la certificación internacional por parte de Prefectura Naval el año pasado por la no realización de obras. Allí también las advertencias estaban a la orden del día.

En octubre la noticia cayó como un baldazo de agua fría: tras 14 años, el Puerto de Mar del Plata ya no contaba con la certificación de seguridad internacional. La desidia e inoperancia de Merlini, quien no llevó adelante obras y tareas de mantenimiento mínimas, expuso a la joya de la ciudad a partir de falencias que desde hacía meses venían siendo advertidas por Prefectura. El Puerto ya no podía  dar las garantías de seguridad con las que se comprometió a través de un convenio internacional firmado entre países portuarios luego del atentado a las Torres Gemelas. Menos de un mes después el puerto recuperó el status, habiendo realizado una inversión de $1,5 millones.

El derrame se da, además, dos días después que La Provincia oficializó la entrega de un subsidio de $20 millones al Consorcio Portuario Regional Mar del Plata para la realización de obras de mantenimiento e infraestructura. Sin embargo, el mismo estaría destinado a cubrir los baches financieros de la administración de Martín Merlini que se arrastran desde las obras de dragado en 2017.

En rigor, ya en diciembre Merlini había pedido un préstamo por $15 millones al Banco Provincia, que a punto de ser entregado fue anulado desde La Plata. La idea de “puerto autosustentable” que pregona el funcionario quedaría así en evidencia. Con la intervención del ministro Tizado se barajó la posibilidad de apelar a un subsidio bajo lo dispuesto en el decreto 467/07.

Sin embargo, fuentes del sector alertaron a La Tecla Mar del Plata sobre inconsistencias técnicas para enmarcar las obras que se pretenden en ese subsidio, por lo que el Tribunal de Cuentas podría emitir algún dictamen negativo a futuro. El pedido de Merlini no se realizó bajo el formulario de “Solicitud de Subsidio y Declaración Jurada – Instituciones o Entidades” y no se detalló el destino de los fondos, como requiere el Artículo 6 del decreto firmado por el entonces gobernador Felipe Solá.

“El subsidio viene a tapar el bache del dragado”, coincidieron distintas fuentes consultadas por este medio. El dragado de 2017 fue mayor al previsto y terminó costando un total de 3,5 millones de dólares, según el monto oficial informado por Merlini. También indicaron que iría a cubrir el déficit que se generó a partir de las obras realizadas para recuperar la categoría de puerto internacional, como así también los paseos turísticos recientemente inaugurados.

Así entonces, la pregunta que se abre es sobre la transparencia que tendrá la ejecución de esos fondos, teniendo en cuenta el oscuro historial de la administración Merlini. En la familia portuaria son varios los que alzan la voz no sólo contra al Consorcio, sino también ante la falta de controles de parte de la subsecretaría de Puertos e Industria, a cargo de Rodrigo Silvosa, y del Ministerio de Producción de Javier Tizado, uno de los firmantes del subsidio entregado a Merlini.

MDP HOY

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso
A %d blogueros les gusta esto: