OPINION: APORTE PARA EL DEBATE DE LA EMERGENCIA (II)

Las emergencias: ¿Si o No? (II)

Siguiendo con los temas de las emergencias, debemos realizar un diagnóstico en particular de la denominada emergencia sanitaria y ambiental.

Desde los años 80 en adelante, las organizaciones de salud y medio ambiente internacionales, han comenzado a realizar advertencias e incluso documentos para concientizar que la calidad de vida de los seres que habitamos nuestra tierra, estamos en peligro.
Muchos coincidirán y otros no con este dogma, sobre la calidad de vida, la protección ambiental y la reducción de los efectos nocivos del ambiente en la salud; que se han convertido en requisitos inseparables de los esfuerzos para construir un proceso efectivo y sostenido de desarrollo económico y social.
Falta de ordenamiento al crecimiento urbano desmedido, o la falta de tratamiento de residuos urbanos sólidos y el tratamiento de residuos industriales.
También podemos mencionar la falta de regulación de poda domiciliaria y urbana y más sobre la falta concreta de agua y de planes para solucionarlo.
Todos coincidirán con la contaminación de las aguas del frente marítimo en la ciudad de Quequen, se debe al NO tratamiento de los líquidos cloacales que se vierten sin tratamiento alguno.
Lo mismo de la contaminación del Rio Quequen, por el mismo motivo, en la margen de Necochea a la altura del Puente Ezcurra. Allí he presenciado como los residuos desembocan sin tratamiento alguno a esas mismas aguas.
O podemos mencionar, como lo hemos hecho en este mismo medio, la calidad del agua potable donde los excesos en algunos minerales son nocivos para la salud.
Como así también la falta de este último elemento en distintos sectores de la ciudad, no por falta de bombas o pozos de agua; Simplemente es porque desde hace más de 50 años no realizamos el mantenimiento de la red troncal del servicio de agua corriente.
Ni que hablar que aun a pesar de estar en el Siglo XXI, seguimos  arrojamos los residuos urbanos en las cavas a cielo abierto, sin tratamiento alguno.
La escasa planificación, donde después de 25 años podemos incluir a pequeñas localidades del interior del distrito, a mejorar su calidad de vida con inicios de obras de agua potable y cloacas.
De todo lo enunciado debemos asimilar que como consecuencia directa de la inoperancia de los funcionarios de antaño, también afecta directa o indirectamente a la sanidad de los habitantes del distrito.
Estemos en emergencia o no, sanitaria, ambiental o económica…la realidad es que cualquiera de las iniciativas que realicemos será imposible de llevarlas adelante, con el presupuesto propio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso