BRASIL: DENUNCIAS CONTRA EL HIJO DE BOLSONARO COMPLICAN AL GOBIERNO




Brasil: denuncias contra el hijo de Bolsonaro complican al Gobierno

La corrupción toca la puerta del presidente de Brasil y amenaza con empañar su imagen justiciero implacable.

El senador electo Flavio Bolsonaro, el hijo mayor del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, se vio salpicado en un caso que investiga movimientos bancarios sospechosos de Fabricio Queiroz, quien fue empleado suyo durante su etapa como diputado regional de Río de Janeiro, luego que se le descubrieran depósitos injustificados en sus cuentas.

El Consejo de Control de Actividades Financieras (COAF) de Brasil detectó depósitos «atípicos» en una cuenta del legislador, entre otros movimientos, que despertaron las sospechas sobre el origen turbio del dinero.

Flavio es el hijo mayor del presidente, tiene 37 años y fue elegido senador por Rio de Janeiro, alega que esos movimientos corresponden a la compra y venta de un apartamento y que no tiene «nada que esconder».

El informe del COAF dice que por una cuenta bancaria de Queiroz pasaron, entre enero de 2016 y enero de 2017, u$s 320.000, una cifra que contrasta con sus ingresos mensuales, de alrededor de u$s 5500. También identificaron 48 depósitos realizados en un mes a una cuenta de Bolsonaro. Los ingresos se produjeron entre junio y julio de 2017 en un cajero electrónico, siempre del mismo valor, 2000 reales (u$s 530 dólares), hasta totalizar 96.000 reales (u$s 25.500).

A esta causa, se sumó ayer una nueva denuncia publicada por el diario OGlobo donde se señala que la madre y a la mujer de un capitán, prófugo de la Justicia y miembro de una banda sospechada por el crimen de la militante social y concejala Marielle Franco, trabajaron en el despacho del entonces diputado Bolsonaro.

El senador electo dijo ser blanco de una campaña difamatoria que busca enlodar el gobierno de su padre y responsabilizó a su ex asesor Fabrício Queiroz por los nombramientos de la madre y de la mujer del capitán.

Ayer mismo, un mayor y un teniente de la Policía militarizada, líderes de una mafia que actuaba al oeste de Río de Janeiro y que podrían haber participado en el asesinato de Franco, fueron detenidos durante un operativo en el que son buscadas 15 personas acusadas de pertenecer a una banda criminal dedicada a la compra y venta ilegal de inmuebles en la zona oeste de Río.

Sin embargo, según fuentes oficiales, hay sospechas de que los uniformados capturados lideran la «Oficina del crimen», una organización dedicada a realizar asesinatos por encargo.

«No descartamos su participación en el crimen de Marielle Franco, pero no podemos afirmar eso en este momento», declaró en rueda de prensa la fiscal del Ministerio Público, Simone Sibilio.

Según medios locales, uno de los detenidos, el mayor Ronald Paulo Alves Pereira, fue homenajeado en 2004 por el senador electo Flavio Bolsonaro, cuando fue diputado de Río de Janeiro.

EL CRONISTA

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso