DICEN EN LOS PASILLOS… PREMIO «ÑOQUI DE ORO» AL DR. MARTITEGUI

Martitegui, el hombre que perdió la memoria
Más informaciones para este boletín. La barrabasada que se mandó el Secretario de Salud de la comuna, Héctor Martitegui días pasados sigue dando que hablar. 
El Dr. Héctor Martitegui acusó a las enfermeras y mucamas de incurrir en un alto ausentismo para lo cual deslizó la posibilidad de un cambio en la legislación local para solucionar ese tema. 
El facultativo no dejó las cosas así y sin sonrojarse se despachó con que el citado ausentismo tiene que ver con cuestiones «morales» y coronó con la insinuación de que el trabajo en el estado es mal pago y al que no le gusta que se vaya al sector privado.
Ya habíamos anticipado en un artículo anterior que las declaraciones del funcionario cayeron muy, pero muy mal en el ámbito de la salud y también en el educativo. Días pasados publicamos lo siguiente: 

Desde el ámbito educativo oficial, desde hace muchos años existe el cargo de Médico encargado de supervisar la salud de los alumnos de las escuelas del distrito. La función, importantísima para cuestiones tales como la prevención de enfermedades, para el tratamiento de problemáticas de adicciones, de bulimia y anorexia, para la formación de una conciencia de cuidado de la salud, etcétera, etcétera, etcétera… Sin embargo, serían contados los docentes que han visto al Médico distrital recorrer las escuelas, desarrollar algún plan o proyecto sanitario o interesarse por casos puntuales de gravedad (que los hubo en estos años). Es más, al Médico distrital haría sido denunciado internamente por no cumplir su horario de trabajo todos los días en la sede de la Escuela Nº2 , en el centro de la ciudad: al parecer, siempre estaba en «otro lado» cada vez que se lo buscaba. Por este asunto, el mencionado Médico se encontraría bajo sumario, algo ciertamente grave en el ámbito del sistema educativo. ¿Quién era el Médico? Si, el mismo Martitegui.

Precisamente, sus «ex-compañeras» acercaron a LANUEVACOMUNA.COM más datos actualizados sobre este personaje de historieta.
Como ya se explicó, Martitegui mantiene el cargo de Médico distrital, a disposición de las autoridades educativas. Su cargo de base desde principios de 2011 estaría en la escuela secundaria 315, ubicada en el complejo educativo Jesuita Cardiel. Según se pudo saber su sueldo mensual supera largamente los 4 mil pesos y su carga horaria es la habitual a un cargo de 4 a 6 horas por día. Pues bien, en esa escuela están que trinan porque desde que trasladó su cargo en febrero de 2011 el Dr. Martitegui jamás asistió siquiera a cumplir horario hasta el día de hoy. Como diría Tato Bores, un verdadero «ñoqui».
Se sabe también que cuando una de las autoridades escolares comenzó a investigar la irregular situación, el médico realizó una contradenuncia por «persecución y acoso laboral». ¿Qué tul? 
Para descontracturar un poco el asunto, nada mejor que un poco de humor. ¿Sabe cómo le dicen a Fulano?
BILLETE DE MIL: Tiene la cara de roca.
FIAT DUNA: El más vendido.
POLLO AL SPIEDO: Está quemado hasta el culo y sigue dando vueltas.
QUESO RALLADO: Está arriba de los ñoquis.
PAPA VERDE: No sirve ni para ñoqui.
CANELÓN : Vale por veinte ñoquis.
¡Va con onda! 
Eso si: cualquier semejanza con la realidad es pura coincidencia. 
Alfredo Barros / LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso