DICEN EN LOS PASILLOS… TELEFONO PARA ISSIN: LA UPC PERDIO UN JUICIO IN-CRE-I-BLE





UN JUICIO BIZARRO EN EL QUE ISSIN ¿MIRO PARA EL COSTADO?


Para saber adónde va a parar la Cuota Capital


La Usina Popular Cooperativa acaba de perder Un juicio bizarro: un transeúnte demandó a la cooperativa porque un petardo arrojado desde dentro del edificio le ocasionó un «trauma hipoacúsico». La UPC debe pagar más de 100 mil pesos al demandante y… costas a los abogados.

El extraño episodio ocurrió en ocasión de una protesta gremial en el edificio de la entidad. En esa mañana aciaga, un petardo explotó cerca del transeúnte lo que le habría ocasionado «HIPOACUSIA DEL OIDO IZQUIERDO DE TIPO PERCEPTIVO”.

Se trata del Expte. 9262, Reg 62 (S) del 27/6/2013, caratulado como “GRANDE, Oscar Roberto c/USINA POPULAR COOP. SEBASTIAN DE MARIA s/Daños y perjuicios”  El mencionado expediente acaba de tener una resolución de la Cámara Civil y Comercial de Necochea, la cual condenó a la cooperativa eléctrica a indemnizar con más de $100.000.

Grande se desempeñaba en una empresa contratista de trabajos rurales y a partir del incidente no habría podido continuar con sus labores. El resarcimiento económico que solicitaron los abogados de Grande también incluía montos referidos a gastos de atención médica y psicológica.

Un testigo declaró en el juicio que “sin dudas fueron los empleados de la Usina” los que arrojaron la bomba de estruendo,  mientras que Grande afirmó que los empleados estaban ejercitando el derecho de huelga y que eran empleados de la usina o del Sindicato de Luz y Fuerza.

Los magistrados pidieron que la entidad sindical “informara si en el mes de Junio de 2008 los afiliados al Sindicato ejercieron el derecho de huelga en la Usina popular Cooperativa de Necochea». Luz y fuerza, sorpresivamente, informó  que “no existió ningún conflicto entre los trabajadores afiliados al Sindicato de Luz y Fuerza de Mercedes, Seccional Necochea y la Usina Popular Cooperativa”. ¿Qué pasó? El gremio no se hizo cargo del asunto.



¿Y el abogado de la Usina donde estuvo? 

Uno de los detalles de la causa que más llamaron la atención fue la postura de algunos de los jueces de la Cámara. «El trauma acústico no causa hipoacusia conductiva el que se origina en otras circunstancias conforme enciclopedias médicas consultadas» dijo uno de ellos. Pero hay más.

El magistrado señala que el daño moral no estaría acreditado por ausencia de prueba certera que otorgue sustento al monto de condena.

Por si hiciera falta, el juez le señala al abogado defensor de la UPC que «incumplió una carga procesal que le era propia al no controlar la producción de la prueba testimonial y así poder repreguntar o solicitar del testigo aclaraciones, explicaciones, razón de sus dichos, etc.». En palabras simples, los abogados no cuestionaron las pruebas y ni siquiera le hicieron preguntas al empleado rural cuando brindó su testimonio.

«Tampoco se objetó temporáneamente la idoneidad, conducencia y pertinencia de los hechos narrados por el testigo, ni se alegó la falta de capacidad o la existencia de impedimentos legales para declarar ni se cuestionó la buena fe, sinceridad, exactitud y veracidad de los dichos ni su credibilidad en relación con los hechos objeto de declaración» dice más adelante el juez en su fallo.

Caben formularse algunos interrogantes ¿La “Usina Popular Cooperativa Sebastián De Maria” permite el acceso a su sede social de trabajadores ajenos a su planta laboral, con bombos, vestimenta similar a la que usa su personal y que arrojen petardos? ¿Por qué no se formalizó denuncia penal? ¿Por qué no se hizo público el hecho? ¿Por qué no se hizo conocer al Ministerio de Trabajo una medida de hecho e ilegal si afectaba los intereses de la empresa?.

El fallo de la Cámara finaliza que la Cooperativa debe abonarle al demandante alrededor de 100 mil pesos, incluyendo sus gastos de atención psicológica. Además, como ocurre en cualquier juicio, la UPC debe afrontar los honorarios de los letrados de la parte acusadora como de la defensa.

Como se puede apreciar, el cuerpo de abogados de la Usina Popular Cooperativa encabezado por el Gerente de Legales, Alejandro Issin, no puso demasiado empeño en defender a la institución y a su patrimonio. Si este fuera un partido de fútbol, cualquiera podría decir que el equipo se echó para atrás y se dejó ganar.

Alfredo Barros / LANUEVACOMUNA.COM

FUENTES: DIARIOJUDICIAL.COM

DICTAMEN: http://www.diariojudicial.com/documentos/2013_Agosto/9262_Daxo_Valoracixn_de_la_prueba._Apreciacixn._Daxos._Explosixn_y_lesixn_auditiva.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso