DICEN EN LOS PASILLOS… NECOCHEA SIN LEGISLADORES: VENEGAS CADA VEZ MAS LEJOS





Necochea en una encerrona 

Necochea va camino a convertirse en un municipio gobernado por un partido vecinalista. La posibilidad de un gobierno municipal de corte «veneguista» debería llamar a la reflexión: ¿otra vez vamos camino a un espejismo? ¿Cuál será el destino de un distrito inviable financieramente, aislado políticamente y sin ningún legislador que lo represente o negocie ante los organismos centrales de poder?.

Desmoralizados, muchos necochenses imaginan que el proyecto político de Gerónimo Venegas puede llegar a ser el catalizador de una fuerza que saque al distrito de la postración. ¿Cómo? pocos se lo preguntan y muchos parecen apostar nuevamente a las salidas mágicas con total desapego del sentido común y la realidad.

Hace unas semanas publicamos desde esta columna un artículo de opinión planteando una pregunta «¿Es viable un gobierno municipal «veneguista» en la Necochea de hoy?». La nota fue una de las más leídas últimamente y en ella se señalaba:



Y Momo quemó las naves…


«La presente administración municipal es casi como una suerte de transición hacia la elección del proyecto comunal de Unión con Fé». Con los resultados de las PASO en la mano surge la inevitable pregunta: ¿es viable un gobierno municipal «veneguista» en la Necochea de hoy? ¿Se podrá gobernar un municipio en quiebra llevándose a las patadas con un gobierno provincial y nacional al que le quedan dos años largos de gestión? 


El conductor político no tiene pelos en la lengua y lo hizo saber durante la campaña electoral de las primarias: Gerónimo Venegas llenó de improperios a los más altos funcionarios del gobierno nacional y provincial en cada oportunidad que tuvo desde hace años. Y lo sigue haciendo aún porque el veterano líder sindical quiere insiste con resaltar ese perfil de dureza sin dar ningún lugar a la posibilidad de un entendimiento o negociación con el oficialismo. Tacto político, cero.


Pero el rol confrontativo de Venegas no sólo es con el kirchnerismo: en los últimos meses disparó munición gruesa contra todos aquellos dirigentes y espacios políticos que podrían llegar a ser aliados. No le perdonó la vida a Daniel Scioli, ni a Francisco De Narváez, ni a Mauricio Macri, ni a Sergio Massa ni a su histórico compañero de ruta gremial, Hugo Moyano. Para Momo, todos están en la trinchera del enemigo o por ahí nomás.



Las cosas no han mejorado. 

En las últimas encuestas difundidas este fin de semana, el candidato de Unión con FE desciende casi a la mitad de lo que cosechó en las PASO: del 1,54 % que le permitió superar las primarias, Venegas no superaría el 0,7 % para esta segunda instancia.

En este marco, Néstor Pitrola del Partido Obrero en el Frente de Izquierda y los Trabajadores tiene más chances de ingresar a la Cámara de Diputados de la Nación en representación de casi un 4 % del electorado bonaerense.

A pesar de los esfuerzos e inversiones en fastuosas campañas publicitarias por toda la provincia, «Momo» nunca pudo hacer pie en el conurbano bonaerense, fundamental para aspirar a algo serio. La fuga de votos es otro elemento grave para el partido FE ya que se observa la incapacidad de retener la (magra) cosecha de agosto y los votos se le escurren de las manos, posiblemente hacia sectores más competitivos en términos electorales.

En números quizás es más fácil visualizar la situación. En las PASO, Gerónimo Venegas sumó  135.441 votos en toda la provincia de Buenos Aires y para alcanzar una diputación nacional se precisan cerca de 250 mil votos de bonaerenses.

Venegas está lejos de ser diputado y Necochea está cada vez más lejos de pensar en un representante. El viejo líder gremial llegó hasta aquí, hay que decirlo, por un camino alfombrado por una sucesión de graves errores políticos entremezclado con un alto grado de ingenuidad (y viveza de algunos iluminados del entorno).




El bagaje

La realidad también marca que la clase dirigente veneguista tiene una mochila que no se puede quitar de encima y es la pésima gestión en la gran institución de la ciudad, la Usina Popular Cooperativa.

Necochea va camino a convertirse en un municipio gobernado por un partido vecinalista porque la realidad demuestra que Unión con FE es un partido que no avanza más allá de la avenida Circunvalación.

El camino del veneguismo no va ni con los oficialistas ni con los opositores, ni con los de antes, ni con los de ahora ni con los posibles de mañana. La última novedad que muestran las encuestas evapora las esperanzas de que el distrito cuente con un Venegas legislador como para poder sentarse en las mesas de negociaciones.

Frente a este panorama, es oportuno reflexionar sobre esa manía de apostar por los espejismos, las delegaciones «mágicas» para que otro resuelva los problemas que nos incumben y que sólo se resuelven mediante el trabajo y el esfuerzo.

Es inevitable la misma pregunta ¿es viable un gobierno municipal «veneguista» en la Necochea de hoy?.



Alfredo Barros / LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso