DICEN EN LOS PASILLOS… EL DIA QUE ATENDIERON A ESNAOLA



El que siembra vientos…


En medio de la agudización del conflicto de los transportistas el pasado martes en la puerta de la planta Cargill, se escuchó una voz con un pronunciamiento político que sorprendió a propios y extraños, la del concejal Alberto Esnaola (UCR). Y las consecuencias no se hicieron esperar.

La situación de conflicto ha llegado a niveles de violencia extrema en el rubro de transporte de cargas en la zona. Hay muchos intereses de privados en juego y que se contraponen unos a otros. Frente a este panorama es llamativa la ausencia del Estado, sobretodo de las autoridades provinciales que regulan el transporte y que decidieron hace rato no intervenir directamente en el asunto: prefieren «dejar hacer».

Pero lo peor que puede hacer el Estado y sus representantes es… política, mejor dicho, politiquería electoralista en medio de una situación de tanta conflictividad.

Esnaola distribuyó rápidamente esa misma mañana un comunicado llamativo y hasta fuera de contexto pero que desde el título cayó como un baldazo de nafta en medio del conflicto: “Los disparos con armas de fuego que ocurrieron esta mañana en Cargill tienen la protección política de Porcaro y Massa».



La respuesta no se hizo esperar. 

Con marcado nerviosismo en cada palabra, el líder de uno de las agremiaciones de los transportistas, Miguel Aguilar (ATCADE), le contestó con su habitual verba filosa: «Dejémonos de mentir, de esta situación se aprovechan todos.. para hacer una política errónea y barata».

Aguilar no se quedó ahí y dijo: «Se olvida cuando en el 2004 me fueron a buscar para hacer una política gremial en el Chiquero él y Mario Diez, me ofrecieron una cantidad de… payasadas…¿se olvida de todo eso?».




Aquellos años no tan dorados…

La historia cuenta que efectivamente en aquellos años de la primera gestión de Daniel Molina, las cosas tampoco eran color de rosa con el gremio del Transporte de cargas. Alberto Esnaola ocupaba la secretaría de gobierno y tenía dentro de su área un tema siempre urticante: la playa municipal de camiones, «El Chiquero».

A nadie se le escapa que desde hace muchos años «El Chiquero» es una «caja negra» de la municipalidad, esté quien esté en la gestión. Cada vez que un camionero ingresa y por cada jornada de espera para descargar en puerto debe abonar una estadía. Ese dinero no es poca cosa: al año genera sumas millonarias   del cual nunca se sabe a ciencia cierta donde va a parar, aunque todo el mundo sospecha que sería utilizado invariablemente para hacer política o para el bolsillo de algunos.

Por esa época, la playa estaba concesionada a un privado. Con el cambio de gestión, Esnaola pretendía también cambiar de «concesionario» y por eso, según lo que cuentan los testigos de esa época, le habría ofrecido a Aguilar gestionar el predio y hacer caja para el municipio a cambio de un pequeño porcentaje para la entonces incipiente asociación gremial. El camionero, para sorpresa de muchos, se negó porque tenía desde el principio muy claro cual era su objetivo: fortalecer la entidad y no hacer negocios a espaldas de los demás.

El tema, ya sin Aguilar en el medio, se resolvió con otro intermediario que haría el trabajo sucio y que terminaría en un escándalo cuando se supo que había facturación melliza y una contabilidad paralela. Pero esa ya es otra historia.



Por escupir para arriba

En nuestra bendita ciudad, nadie nació en una probeta y las historias se cruzan una y otra vez. No hace falta más que tirar un nombre en cualquier mesa de café y los memoriosos enseguida sacan a relucir anécdotas, juicios, denuncias, cuestiones turbias…

«Lo que tendría que hacer Esnaola es venir a hablar con todos los muchachos transportistas y enterarse bien de lo que pasa para hablar con propiedad. ¿O se olvida Esnaola que hace un montón de años que está metido en la municipalidad, que es secretario de gobierno, concejal, que hace un montón de años que cobra sueldo en la municipalidad, tranquilo el tipo, para hablar payasadas y no hacer nada por la ciudad ¿qué? ¿no lo sabemos eso?».

FIN (por ahora)



Alfredo Barros / LANUEVACOMUNA.COM

AUDIO AGUILAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso