DICEN EN LOS PASILLOS… EL ECOS Y EL PAPA: CON FRANCISCO, NO…

Reflexiones demagógicas y cero autocrítica


El editorial del periódico Ecos Diarios de este domingo 22 de diciembre repite la fórmula de siempre: la utilización de frases sacadas de contexto de algún ilustre son la base para desarrollar reflexiones viles con intencionalidad política y puramente comercial.

Esta vez el editorial está firmado por «María D. González – Redacción». En el mismo se elaboran reflexiones demagógicas a partir de la manipulación de las palabras del Papa Francisco I.

El texto central del periódico Ecos Diarios de este domingo 22 se titula “Pecadores sí, corruptos no” y hace referencia a una homilía del Papa Francisco I durante el pasado mes de junio de este año que culmina en la capila de la Casa Santa Marta, lugar donde reside el sumo pontífice.

La palabra de Francisco, tirada de los pelos

En el editorial del Ecos se habla de «coimas, retornos, sobre precios y hasta lavado de dinero incalculable», sin hacerse cargo de las prácticas de presión-amiguismo, históricas en el prestigioso periódico local.

Se habla de un «festival del subsidio estatal».  Resulta incoherente tal afirmación cuanto quien no tributa los impuestos correspondientes es la misma empresa Ecos Diarios ya que cuenta con innumerables ventajas financieras desde el propio Estado: la empresa jamás había pagado el IVA hasta el año 2003, cuando el Estado le exigió el tributo del 10,5 % a las ventas de publicidad y precio de tapa; la compra de papel por intermedio de las entidades corporativas (ADEPA) se realiza con descuentos subsidiados hasta la gratuidad; se han establecido plazos de hasta 10 años para regularizar deudas impositivas con la AFIP; abundan los créditos ablandados por el mismo Estado para cubrir necesidades financieras u operativas; mediante el decreto 1.145, el periódico realiza un canje de deudas fiscales y previsionales por publicidad oficial; etc. Todo esto bajo la consigna de que las cargas impositivas no deben influenciar en la «circulación de las ideas» tal como lo definió la ADEPA.

Se habla en el editorial también de que la «educación tampoco ayuda a generar condiciones de equidad ni de justicia social» pero jamás se mencionó una palabra del (mal) usado Fondo de Financiamiento Educativo que recibe este municipio que en 2013 llegó a los casi 9 millones de pesos. ¿Se utiliza para educación ese dinero? No, porque quizás una parte vaya para pagar las pautas publicitarias del matutino.

Se habla de los «casos más resonantes de corrupción que se observan en los medios de comunicación» que están tramitándose en la justicia. La metodología de «sentencia-mediática-sin-fallo-judicial», a pleno.

Se habla críticamente del «capitalismo exacerbado que centra el éxito en el consumismo, la ganancia mercantilista y no en el bienestar social y se olvida de la personas en su dimensión integral y humana». La reaparición del SIPRENE (Sindicato de Prensa de Necochea) hace unos pocos años atrás le puso un freno al constante maltrato de la empresa contra los trabajadores de su propia empresa. Aún así, los conflictos por no respetar las leyes laborales con el consiguiente malestar en el personal continúan día a día y son vox populi.



La palabra en su contexto

Algo de lo publicado es compartido por lo criterioso: se habla del relativismo ético y moral. Es por eso que la voz de Francisco I debiera ser escuchada en un ampio sentido y sin ser sacadas de contexto para que cada cual elabore sus propias conclusiones.

«El corrupto permanece en un estado de autosuficiencia, no sabe lo que es la humildad. Jesús, a estos corruptos, les decía «la belleza de los sepulcros blanqueados», que parecen bonitos pero por dentro están llenos de huesos muertos y putrefacción» dijo el Papa en esa misma oportunidad.

Señaló que la falta de necesidad de Dios es “solo aparentemente, porque en su código genético está impresa esta relación con Dios”. “Y como no la pueden negar, se hacen un Dios especial: son Dios ellos mismos. Son los corruptos”.

El Santo Padre señaló que la presencia de los corruptos “es también un peligro para nosotros”, pues en las comunidades cristianas estos piensan solamente en su propio grupo.

Francisco diferencia entre un cristiano que peca, un pecador, y un corrupto, un hipócrita. Mientras que el primero se arrepiente, el segundo no. Estas personas son las que mas daño le hacen a la iglesia.

El que no se arrepiente y «simula ser cristiano» hace mucho mal a la Iglesia, afirmó el Papa Francisco.



La hipocresía de la prensa cómplice


No se puede obviar el rol del periódico Ecos Diarios durante todos los gobiernos de turno en las últimas décadas, particularmente durante los años de la dictadura. Claramente, el periódico tuvo una actitud de silencio frente a las atrocidades de los años oscuros del Proceso militar, cuando no una justificación y hasta acompañamiento de las atrocidades cometidas en contra hasta de los propios ciudadanos necochenses. En la imagen que se adjunta, los desaparecidos necochenses fueron también desaparecidos por el Ecos Diarios durante mucho tiempo.

La Iglesia como institución tuvo actitudes más que cuestionables durante la dictadura. La imagen de Jorge Rafael Videla comulgando y orando en la Catedral de Buenos Aires está grabada a fuego en la memoria colectiva de los argentinos. Más terrible fue la actuación vergonzante de los «curas» que participaron en las sesiones de tortura de miles de argentinos por aquellos años. Sin embargo, la propia Iglesia Católica ha iniciado un proceso de revisión de su pasado: «Lamentamos con dolor el silencio de la Iglesia durante la dictadura» dijo recientemente el obispado de Neuquén mediante un documento de la Pastoral Social.

Hasta el día de hoy, con 30 años de Democracia en la Argentina, no se ha podido encontrar una sola línea de autocrítica respecto de la línea editorial durante los años de plomo. ¿No sería un buen momento para hacerlo en este nuevo aniversario del retorno democrático?

Lamentablemente aún sigue el mismo exasperante tono neutral cada vez que se recuerda algún acontecimiento referido a aquella época. En un artículo publicado hace unos meses atrás, desde LANUEVACOMUNA.COM dimos cuenta de ello: «Ese posicionamiento neutral fue utilizado por Ecos Diarios y por numerosos medios periodísticos con el claro objetivo de mantener sus empresas con buenos vínculos con el gobierno militar. Mientras los represores perseguían, secuestraban, asesinaban, robaban criaturas y todas las demás aberraciones conocidas, muchos medios preferían mantener esa detestable neutralidad que se acomoda más bien a un silencio cómplice».

Es oportuno entonces recordar el rol de los medios en la sociedad, entre ellos el que contiene un sentido pedagógico hacia las generaciones más jóvenes y el que implica un compromiso ciudadano con los valores republicanos, democráticos y de apego a la Constitución.



Alfredo Barros / LANUEVACOMUNA.COM



ENLACES RELACIONADOS:

ECOS DIARIOS DERRAPO Y RECORDO LOS PEORES TIEMPOS DE LA PRENSA DE LA DICTADURA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso