DICEN EN LOS PASILLOS… ¿EL AUMENTO DE BOLETOS PUEDE VOLVER PARA ATRAS?



¿Y vos? ¿De qué lado estás?

Empezamos el año con algunas torpezas. LANUEVACOMUNA.COM tuvo acceso al orden del día de la sesión extraordinaria del Concejo Deliberante de Necochea que se realizará el próximo martes 7 de enero. En el temario no figura el tratamiento del aumento de boletos ni del cambio de recorrido de una de las líneas de ómnibus locales.

La sucesión de hechos podría ser así. Desde hace unos meses la empresa de transportes de pasajeros Gral. Mariano Necochea viene avisando que es necesario un reajuste de tarifas para hacer frente al avance de la inflación.

Días atrás nos enteramos que la empresa mencionada había ingresado en el paquete accionario de la firma Nueva Pompeya, con un presunto aporte de capital del 20%. A tal fin mostró en la puerta de la Municipalidad seis unidades (usadas y reacondicionadas) que se suman a la línea de colectivos verdes.



Los entretelones del asunto

En medio de los días de brindis de fin de año en una reservada reunión de alto nivel en el municipio se habría decidido acelerar el mencionado aumento de boletos. El objetivo habría sido el de viabilizar el aumento desde el primer día de la temporada turística. Según se comenta por los pasillos, el empresario Abel Sarrates (un empresario especializado en el lobby del sector) habría presionado con un corte de servicio si no se aprobaba el aumento.

Es así que se armó a contrarreloj el Expediente Letra «C» Nº 18553 – 7294/13 con el cuestionado método del «ad referendum». Las autoridades del HCD junto a los presidentes de algunos bloques consignaron un pedido al intendente interino José Luis Vidal para que dicte un Decreto «Ad Referendum» del H. Cuerpo autorizando el aumento a 4 pesos… retroactivo a diciembre (?), tal como figura en el extraño documento.

La noticia tomó por sorpresa a la ciudadanía cuando el pasado viernes 3 de enero los micro-ómnibus comenzaron a cobrar la nueva tarifa con un aumento de 33%, bastante más que el índice de inflación anual de las consultoras privadas y mucho más de lo que se prevé para las paritarias de los trabajadores del sector.

No se va a tratar en el HCD

A pesar del apurón, el tema no se trataría en la sesión extraordinaria del próximo martes 7 de enero: no figura en el orden del día.

La Ley Orgánica de Municipalidades dice claramente que las sesiones extraordinarias podrán ser convocadas por el Intendente ante una situación que lo exija y que «…solo el Consejo se ocupará del asunto o asuntos que fije la convocatoria…».  Y el aumento no figura en la convocatoria.

Es probable que este error u omisión obligue a una nueva sesión extraordinaria. Mientras tanto el aumento se cobrará a los miles de usuarios (necochenses y turistas) con un vacío legal grave que podría tornarse en una situación más seria aún si a alguien se le ocurre acudir a la justicia.

Altos subsidios

Más allá de las cuestiones de procedimiento legislativo, hay otras cuestiones de fondo que debieran entrar en debate.

La empresa de colectivos azules presta un servicio altamente subsidiado por el Estado: en 2012 recibió 13.609.171 pesos y en 2013 la cifra superó los 17 millones de pesos (un aumento de 25% interanual) provenientes del Ministerio del Interior y Transporte de la Nación como un «aporte de todos los argentinos al sistema de transporte público de pasajeros». Es decir, plata de los contribuyentes de todo el país que es recaudada mediante el IVA, Ganancias, Impuesto al Cheque, etc. y que nos llega al distrito para sostener el funcionamiento de los micros.

De esas cifras, el 26,54% corresponde exclusivamente a combustibles (gas-oil, aceites, etc.) y a sueldos de personal, el 69,94%. Pero nunca alcanza.

Con respecto al HCD, es evidente que el cuerpo quedará en una situación realmente incómoda, autorizando aumentos de servicios por encima de lo que se estipulará para los aumentos de salarios de los trabajadores en este año 2014.

Sería interesante que el deliberativo escuche la palabra de la gente también en esta oportunidad, tal como ocurrió en otras ocasiones. Los propios concejales podrían quizás sentirse acompañados en sus decisiones si motorizaran algunos de los mecanismos de participación democrática directa como por ejemplo una audiencia pública, un valioso canal de expresión de los ciudadanos en general y los usuarios del servicio en particular.

Aún estamos a tiempo de elegir en nuestro pago chico si se está del lado de la defensa del patrimonio del Estado y de los trabajadores o del lado de las empresas inescrupulosas que viven del subsidio estatal y siempre quieren más y más.

Alfredo Barros / LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso