RECONTRACHEQUEADO: «BAÑOS $3 – CLIENTES SIN COSTRAS»

«Necochea Surf Free» (surf libre), el parador que cobra entrada para ir al baño


Una creativa y novedosa manera de recaudar fondos: para acceder a los baños de la playa ahora hay que pagar entrada.

Hay que aclararlo: es una costumbre muy difundida en otros países y no es usual en la Argentina. Lo cierto es que la clásica inventiva de los necochenses (que traen las mejores costumbres del extranjero) logra compatibilizar la rentabilidad comercial con el buen trato hacia el turista.

La operatoria está incluida en la letra chica de las licitaciones públicas que emanan del municipio local, aunque los concesionarios en general no lo utilizan, salvo en este caso, claro está.

A través de las imágenes se pueden apreciar las instalaciones del parador top «Mundaka Bar, Necochea Surf Free». El parador está ubicado en el extremo sur del complejo Sotavento, sobre la desembocadura de la calle 111, casi encima «del caño».

Con una sofisticada cartelería, se advierte a los turistas que por la módica suma de 3 pesos se puede acceder a los sanitarios unisex (es uno sólo) que a la vez hace de vestidor para quienes así lo deseen.

Vale aclarar que el precio mencionado es para hacer «lo primero», desconociéndose cuánto se cobra para hacer «lo segundo»: en este caso habría que dirigirse al mostrador del bar y consultar a la agraciada señorita que se encarga de efectuar el cobro, el cuál varía si incluye o no papel higiénico.

El cartel (no muy claramente) dice «BAÑOS $3 CLIENTES SIN COSTRAS» restringiendo de esta manera el uso a los clientes que tengan algún problema ligado con la higiene, a la urticaria o a otras cosas peores.

El parador «Mundaka Bar, Necochea Surf Free» también ofrece a sus usuarios un espacio de estacionamiento exclusivo para sus… concesionarios. Hay que reconocer que el espacio está debidamente cercado para que ningún turista se quiera colar con su vehículo.


Paradójicamente, «Mundaka Bar, Necochea Surf Free» es el extraño nombre del lugar. Algunos señalan que los responsables del lugar eligieron tal denominación a través de una deformación de una lengua extranjera y que nada tiene que ver con el significado en inglés porque evidentemente de «free» no tiene nada.

Alfredo Barros / LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso