DICEN EN LOS PASILLOS… ¿QUE PASA CARAFFO?

¿Transfondo político o mal tino?


De la noche a la mañana, el actual presidente del Consorcio de Puerto Quequén despidió sin causa a dos empleados administrativos de planta permanente. Según se dice, serían los primeros de una lista que ya tendría confeccionada.

Los suspicaces no dejaron pasar el dato: los despedidos son Marita Porcaro y Jorge Chialva, familiares del dirigente ultra K Roberto Porcaro. Ambos son empleados de planta permanente (nombrados durante la anterior gestión), no contratados, y esto fue lo que encendió la luz roja en los gremios. La primera de las nombradas recibe un salario de 4 mil pesos mensuales en la categoría administrativa y el segundo, un sueldo mayor por tener a cargo una de las jefaturas operativas.

Según indicaron fuentes, el presidente del ente portuario dijo que «estos son los primeros de un listado de personas para ser despedidas».

El 99 % del personal se encuentra en estos momentos en asamblea permanente dentro de las instalaciones portuarias, anunciando que ya se encuentra paralizado el movimiento portuario en su totalidad.









CARAFFO SE SUELE MOSTRAR EN CONFERENCIAS DE PRENSA COMO COMPONEDOR DE LOS CONFLICTOS. ¿QUE PASO EN ESTA OPORTUNIDAD?




¿Transfondo político o mal tino?

El abogado Martín Caraffo pertenecía al directorio del Consorcio en representación de las poderosas Terminales portuarias (ACA Y Terminal Quequén) hasta que un tema motivó su alejamiento: el proyecto de construcción de una tercer terminal elevadora de granos, el famoso Sitio 0, lo tuvo como tenaz opositor y cabeza visible de una lucha empresarial de alto nivel y voltaje. Caraffo, una vez afuera del Consorcio, siguió socavando el proyecto desde todos los ángulos posibles, inclusive el político: se dice que fue quien le dio letra a varios concejales y funcionarios provinciales para oponerse a la nueva inversión empresarial.

Pasadas las elecciones, llamativamente el gobernador Daniel Scioli en el mes de diciembre pasado nombró precisamente a Caraffo como nuevo titular del ente portuario, quizás a manera de apaciguar los ánimos y seguir para adelante.

Rápidamente, el ex abogado de las empresas se puso a trabajar para desactivar los conflictos gremiales que se suscitaron entre los numerosos actores intervinientes en la operatoria portuaria: es así que intervino positivamente en una controversia entre ATCADE (transportistas) y una Planta de Acopios de Balcarce y, más recientemente, en el explosivo conflicto de los  Aceiteros con Cargill y Glencore (Oleaginosa Moreno).

Por eso resulta hasta inexplicable la actitud asumida en esta oportunidad por Caraffo, quien deja atrás su perfil de dialoguista y componedor: el despido de trabajadores de un ente estatal no es lo mismo que un despido en la actividad privada, y eso el abogado lo debería saber.

Los dos despedidos (empleados de planta permanente) hasta el momento son familiares del dirigente ultra kirchnerista Roberto Porcaro, por lo que cabría preguntarse si hay una persecución precisamente por este motivo. No obstante, también es llamativo el anuncio (off the record en realidad) de un listado de empleados que seguirían el mismo camino, algo que contrasta con otro dato llamativo: Caraffo hizo ingresar a por lo menos dos nuevos empleados (de su confianza) en cargos jerárquicos con sueldos superiores a los 20 mil pesos.

LA PRENSA LOCAL ASISTE A LAS CONFERENCIAS DE PRENSA Y DIFUNDE LAS INFORMACIONES SOLICITADAS PERO LAS CUENTAS NO ESTAN AL DIA CON EL PERIODISMO.

¿Cuestión de números o qué?

Este conflicto gremial se suma a algo que la ciudadanía desconoce pero que está inquietando en el ámbito de los medios.

El Dr. Caraffo desde que asumió suspendió las pautas de publicidad contratadas por el Consorcio a los medios de comunicación. Es así que los medios y periodistas locales (micro y mini PYMES en la mayoría de los casos) preguntan diariamente si están al pago las facturas ingresadas desde el mes de noviembre del año pasado pero de las que no hay novedad.

Los medios sin embargo continúan emitiendo o publicando la publicidad institucional, las gacetillas y asisten a las conferencias de prensa donde interviene el funcionario portuario, aunque sin recibir retribución a cambio desde hace más de dos meses, algo nada habitual en estos casos.

¿Qué pasa Caraffo?




Alfredo Barros / LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso
A %d blogueros les gusta esto: