DICEN EN LOS PASILLOS… UNA REUNION DE CONCEJALES QUE VA A DAR QUE HABLAR

CHAPA DE CONCEJAL: TODOS FUERON ELEGIDOS POR EL VOTO DE LA GENTE, PERO A VECES LA CHAPA NO ALCANZA Y SE HACE NECESARIO ABRIR LOS OJOS PARA ACTUAR CON INTELIGENCIA.

El ojo puesto en los baldíos

La jornada del miércoles sirvió para la charla, café mediante, de los presidentes de los bloques minoritarios de concejales.

Ricardo Calcabrini, Marcelo Ordoqui, Luciano Lescano, Mario Labataglia, Cristina Biar (Facundo López no llegó pero envió su adhesión) se juntaron a tomar un café en el «Farlap» porque están observando que la realidad los está pasando por encima.

Es que la «cooperativa» formada por las huestes del intendente interino José Luis Vidal, los ediles que le responden, más el bloque de Unión Peronista-Partido Fe y la Unión Cívica Radical suelen dejarlos atrás en el camino de las cuestiones legislativas, a veces hasta en forma inconsulta.

La idea de los bloques minoritarios es lograr articular alguna manera de trabajo en conjunto de manera tal que actúen como contrapeso en el variopinto Concejo Deliberante local.

Algunos de los temas que se pusieron sobre la mesa es el tema del Banco de Tierras, una propuesta sumamente positiva y que se está poniendo en práctica en varios municipios de la provincia y del país, con el objeto de complementarlo al Plan PROCREAR Bicentenario.

Vale recordar que desde que se está concretando esta iniciativa de Nación, muchas familias necochenses ven más cercano el sueño de la casa propia pero se toparon enseguida con un inconveniente: la especulación de muchos generó que los valores de los lotes se fueran por las nubes. Entonces ¿cómo se construye?

La idea del Banco de Tierras va en ese sentido. El municipio cuenta con el registro de numerosos terrenos fiscales y con sucesiones desiertas, por lo que se encontrarían en disponibilidad para ser utilizados. El Banco de Tierras vendería los lotes a precios razonables, de manera tal de poder nivelar el mercado inmobiliario.



El ojo puesto en los baldíos

Los concejales arriba mencionados habrían manifestado su inquietud por la manera en que se va a ejecutar la iniciativa. ¿Cómo se va a implementar? ¿a quiénes se les va a vender? ¿a cuánto se van a vender? ¿quién lo va a cobrar?  ¿qué se va a hacer con esa plata? son algunas de las preguntas que quedaron flotando en la mesa de café y que seguramente se plasmarán en uno o varios proyectos a tratar en el legislativo local.

Por ahora, el tema queda aquí. Pero seguramente habrá más para contar.

Alfredo Barros / LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso
A %d blogueros les gusta esto: