DICEN EN LOS PASILLOS… LA INTOLERANCIA TAMBIEN ES RADICAL (PARTE I)

EL CONCEJAL ESNAOLA DA CATEDRA DE DEMOCRACIA POR TV, PERO EN UN IMPULSO, AGREDIO VIOLENTAMENTE A UN PERIODISTA QUE LO CRITICO.

Hay cosas que no se deben dejar pasar

Con estupor, muchos de los asistentes a la reunión de la Comisión de Medio Ambiente del Concejo Deliberante realizada en la noche del lunes 10 de marzo fueron testigos de un hecho repudiable: minutos antes de comenzar el encuentro, un concejal tomó con sus manos fuertemente del cuello a un periodista, empujándolo contra la pared. El agresor, el edil del radicalismo Alberto Esnaola; el agredido, el periodista Leonardo Gabriel «Pinino» Izzo.

El incidente

El episodio comenzó por un intercambio de miradas furtivas primero y de palabras subidas de tono después. Hasta ahí, algo si se quiere hasta habitual entre quienes sienten pasión por lo que hacen o expresan. Pero cruzar el límite hacia el terreno de la violencia no tiene justificativo alguno: momentos después y de imprevisto, el legislador tomó del cuello con ambas manos al periodista y lo arrinconó contra la pared, dirigiéndole palabras irreproducibles.

Varias personas intervinieron para separar al concejal y al periodista de una segura escena de pugilato en medio del principal recinto de la democracia de Necochea, allí donde debiera primar el diálogo y la búsqueda de entendimiento entre las personas.

Pocas veces la violencia tiene justificación, pero menos por las razones que a continuación se relatan.

La sangre en el ojo

Corría el mes de julio de 2013 y el concejal «Beto» Esnaola se había enredado en una polémica con un gremialista que se las trae, el titular de ATCADE, Miguel Aguilar. Esnaola había realizado fuertes acusaciones contra el líder transportista y la radio FM 102.7, Frecuencia Vital, uno de cuyos titulares es el popular conductor Leonardo Gabriel Izzo, «Pinino», le dio derecho a réplica al sindicalista. Como no podía ser de otra manera, Aguilar lo «atendió» a Esnaola, recordándole episodios oscuros de su paso por la secretaría de gobierno en la primera etapa de la gestión del ex intendente Daniel Molina.

Esnaola nunca se lo perdonó a Pinino. A ocho meses del episodio, el concejal de la UCR se cruzó finalmente con el conductor y periodista radial y protagonizó uno de los episodios más bochornosos de su carrera politica y del recinto de la democracia.




¿Y ahora?

¿Cómo va a explicar a partir de ahora a sus alumnos los alcances de las palabras «tolerancia», «democracia», «diversidad» y «paz»?

¿Cómo se va a diferenciar, de ahora en más, de quienes emplean métodos patoteriles y violentos?

¿Cómo va a explicarles a los afiliados de su partido y a la ciudadanía en general que, como funcionario público, si bien está expuesto a la consideración de los demás, no soporta las críticas ni las disidencias?

¿Cómo va a explicar que a pesar de alardear (y sobreactuar) la «democracia», la «participación», el «progresismo» y la «apertura», se considera como el único dueño de la verdad?

¿Cómo va a explicar este grave atropello a un comunicador social que cumple con su función?

Hace unas semanas atrás, el Honorable Concejo Deliberante recibió en una de sus comisiones a un periodista deportivo que fue agredido violentamente por un hincha de fútbol en momentos en que ejercía sus funciones profesionales. ¿Que pasará en esta ocasión?

Los autoritarios nunca se bancan las críticas y de eso el periodismo sabe mucho. Vaya nuestra solidaridad desde este espacio para con el colega y amigo agredido. Hay cosas que no se deben dejar pasar.



Alfredo Barros / LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso