RECONTRACHEQUEADO: FERNANDEZ PALMA ERA HOLANDES



«…Me quedo con la casa de Orange and GOD SAVE THE QUEEN»

Si usted era uno de los que cantaba «¡el que no salta es holandés!», sépalo: hubo alguien que ni se inmutaba, el Dr. Gastón Fernández Palma.

El médico está enojado con todo el mundo, hasta con la República Argentina y eso pasa desde hace rato. Más que enojado, parecería hasta resentido: «…Argentina…es una maldita fragua de mal paridos…» dijo hace unos días a través de su muro de facebook entre otras frases rimbonbantes.

Pero, para sorpresa de muchos, entre sutilezas y metáforas, dejó traslucir en un comentario su verdadera nacionalidad: resulta que el tipo era holandés.

«…Me quedo con la casa de Orange and GOD SAVE THE QUEEN». Quienes lo conocen entienden que habla elípticamente de su deseo profundo de haber nacido en otro país, especialmente donde hubiera rubios.

Si la admiración es para los holandeses… ¿qué parte preferirá? ¿Kempes o Van De Kerkhof? ¿Máxima o Zorreguieta? ¿el liberalismo o el conservadurismo? ¿la defensa de los derechos humanos o la tradición monárquica? ¿el color de cabello de los holandeses o de las holandesas? ¿la Corte Internacional de La Haya o el Barrio Rojo de Amsterdam (¡cuidado: la prostitución es regulada por el Estado!)? ¿los tulipanes en flor o los cogollos de cannabis?

Doc, relájese un poco, dese una vueltita por los coffee shop que no venden café y tómese la vida con un poco más de filosofía.

Finalmente… ¿sabe Doc que se nota que sobreactúa y son poco creíbles sus publicaciones sobre la Shoah?

Alfredo Barros / LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso