CONTINUAN LAS DENUNCIAS DE VECINOS DE QUEQUEN POR CONTAMINACION



«La gente se cansa cuando no hay respuestas»

A través de una comunicación telefónica con el periodista Daniel Piccardi de la FM 89.3 una vecina de Quequén volvió a poner sobre la mesa una problemática que dicha localidad sufre diariamente: la fuerte presencia de granza en el aire.
La granza consiste en las cáscaras de semillas que son separadas de los granos de cereal después de trillar. Es decir que constituye el desecho que se forma como producto del trabajo de las cerealeras presentes en la zona, y su presencia abundante en el aire puede llegar a provocar alergias y patologías respiratorias.
«Es un problema de siempre, de todos los días», detalló la vecina, presentada bajo el nombre de Mónica.
Asimismo, explicó que la situación «se agrava con el cambio del viento».
Cuando «predominan los vientos del sur» afecta a la población quequenense, mientras que «cuando el viento está del norte lo padecen los vecinos del lado de Necochea», detalló.
La vecina manifestó además que «los grupos proteccionistas permanentemente llaman y preguntan» y que «los sindicatos toman cartas en esto porque sus trabajadores no pueden trabajar respirando permanentemente esta granza».
Sin embargo, resaltó que a pesar de que «se han hecho denuncias, nunca hay respuestas y los vecinos estamos ya cansados».
En este sentido, destacó que si bien «la oficina que tiene a cargo esto es la OPDS, que tiene su sede en Mar del Plata», es la Municipalidad la que «tiene que controlar y fiscalizar que se lleven adelante las inspecciones».
«Los principales responsables desde la Municipalidad son los inspectores que ya tendrían que haber labrado un acta y haberla elevado a Mar del Plata para que vengan a inspeccionar», afirmó, aunque también señaló como responsables a la Secretaría de Medio Ambiente y el Concejo Deliberante locales.
«El año pasado fuimos todos a una asamblea y la gente en el Concejo Deliberante se comprometió a resolver esto», recordó Mónica. No obstante, subrayó que luego de un año «no han hecho nada por resolverlo».
«Después se enojan cuando se toman medidas drásticas pero la gente se cansa cuando no hay respuestas», intimó la ciudadana quequenense.
Por último, aseguró que la resolución del problema es simple y constituye sólo una cuestión de voluntad política.
«En todos los puertos del mundo se carga y se descarga cereal. Lo único que hay que poner son los filtros de aire y el dinero que cuestan es un vuelto», explicó.

AUDIO MONICA:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso