BRASIL: LULA ES UN FIRME CANDIDATO AL PREMIO NOBEL DE LA PAZ




Lo último: Lula es un firme candidato al Premio Nobel de la Paz

El expresidente del Brasil cumple 300 días en prisión y su nombre suena para el Nobel de la Paz. Toda la información.

El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, está preso desde el 7 de abril pasado en la sede de la Policía Federal de Curitiba, capital del sureño estado de Paraná, donde cumple una condena de 12 años y un mes por corrupción y lavado de dinero.

Este jueves, al cumplirse los 300 días en prisión y tras una enorme campaña a favor del ex mandatario que llevó adelante el Partido de los Trabajadores (PT), su nombre se encuentra entre los candidateados para el Nobel de la Paz. La fecha coincide con el término del plazo para las nominaciones de posibles aspirantes al premio.

COMPROMISO Noam Chomsky fue a visitar a Lula a la cárcel «fue una experiencia maravillosa»

A lo largo de 10 meses, el ex líder sindical recibió centenares de visitas, entre ellas el ex presidente uruguayo José «Pepe» Mujica, el eurodiputado italiano Roberto Gualtieri, el premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel y el ex jefe del Partido Social Demócrata alemán Martin Schulz.

La candidatura es impulsada por líderes del activismo y la política latinoamericana, sobre dos argumentos: la lucha contra el hambre y el papel de estabilidad regional de sus gobiernos. Además de Pérez Esquivel, el ex presidente de Colombia Ernesto Samper (1994-8), los sociólogos Jean Ziegler y Éric Fassin, la activista Angela Davis, el actor Danny Glover y el lingüista y politólogo Noam Chomsky impulsan esta candidatura, junto al más de medio millón de personas que firmaron la iniciativa en Change.org.

En 1980, Lula pasó 31 días encarcelado por haber desafiado la dictadura militar que comandaba el país en aquel entonces, y, cuatro décadas después, sostiene que ha vuelto a ser un «preso político».

Bajo esta consigna, el PT se unió a la campaña iniciada por Pérez Esquivel e intensificó los clamores para que Lula sea candidato de ese reconocimiento este año. Asimismo, el PT divulgó hoy una nota en la que aseguró que, en los 300 días de encarcelamiento, la única «certeza» es que Lula es un «preso político».

Además, justificó su afirmación al considerar que el ex presidente tuvo sus derechos constitucionales negados al ser impedido de comparecer al funeral de su hermano mayor, Genival Inácio da Silva, fallecido el martes pasado a los 79 años por un raro tipo de cáncer. «El ex presidente vive el capítulo más doloroso de esta historia hasta el momento: la imposibilidad del adiós a su hermano Vavá», expresó el partido.

EL DOCUMENTO Parlamentarios europeos y de latinoamérica condenan la persecución a Cristina, Lula y Correa

Tras varias idas y vueltas judiciales, la Corte Suprema de Brasil intercedió y finalmente autorizó que Lula despidiera a su hermano, minutos antes de su entierro, y se encontrara con su familia.

Entre ida y venidas judiciales, Lula decidió permanecer en su celda, pues consideró que «no tiene motivos para encontrarse a escondidas con su familia como si eso fuese un favor de la Fiscalía y de la Justicia», según explicó el diputado Paulo Pimenta, un importante dirigente del PT.

Además de la condena, Lula responde por otros procesos en la justicia, la mayoría de ellos por corrupción.

Según Pérez Esquivel y los impulsores de la candidatura al Nobel, con el programa Hambre Cero y las políticas sociales como Bolsa Familia, Brasil consiguió reducir el hambre del 10,6% de su población total (cerca de 19 millones de personas) a inicios de los 2000, a menos del 2,5% en el trienio 2008-2010, de acuerdo a estadísticas de la FAO.

“Debemos superar el hambre, la pobreza y la exclusión social. Nuestra guerra no es para matar a nadie: es para salvar vidas”, afirmó en Lula en su discurso de toma de posesión.

EN ORSAI

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso
A %d blogueros les gusta esto: