6 de enero de 2019

EMPEZO LA PERSECUCION: BOLSONARO DESPEDIRA EMPLEADOS CON "IDEAS COMUNISTAS"



Empezó la persecución: Bolsonaro despedirá empleados con "ideas comunistas"






El ultraderechista presidente brasileño, Jair Bolsonaro, autorizó este jueves una verdadera “caza de brujas” al permitir la destitución de empleados que defiendan ideales "comunistas". También dio luz verde para la venta de muchos de los 700.000 inmuebles propiedad del Estado, como parte de su plan para avanzar en la privatización de bienes estatales.

Las decisiones fueron adoptadas en la primera reunión del llamado Consejo de Gobierno, donde estuvieron presentes el mandatario, el vicepresidente y general de la reserva Hamilton Mourao y por los 22 ministros del gabinete.

El encargado de anunciar la persecución contra empleados por sus “ideas comunistas” fue el jefe de Gabinete, Onyx Lorenzoni, que dijo en rueda de prensa que la decisión de revisar la estructura de la administración pública y destituir a los funcionarios no alineados con las ideas de Bolsonaro es parte del "compromiso" adoptado durante la campaña electoral.

"No tiene sentido tener un Gobierno como el que tenemos ahora con personas que defiendan otras ideas u otra forma de organización de la sociedad", declaró Lorenzoni, quien no tardo en poner en práctica la medida y este mismo jueves dio el primer paso y anunciando el despido de unos 300 funcionarios con contratos temporales.

Según Lorenzoni, el triunfo electoral del líder de la ultraderecha es expresión de un “basta a las ideas socialistas y comunistas que en los últimos 30 años nos llevaron al caos actual" y el Gobierno debe responder ahora al mandato de las urnas. Si se tiene en cuenta la expresión de Lorenzoni, el “comunismo” habría guiado a gobiernos tan dispares como el neoliberal de Collor de Mello, el ajustador Fernando Henrique Cardoso o los del PT con Lula da Silva y Dilma Rousseff.

La autoritaria decisión, autorizada por el propio Bolsonaro, se aplicará en todos los sectores de la administración pública, en los que será revisada la situación de las personas contratadas temporalmente. El jefe de Gabinete apuntó que los "criterios" para decidir la situación de los funcionarios también serán "técnicos" y que se tomarán en cuenta a la hora de definir si esos cargos volverán a ser cubiertos o si serán definitivamente extintos.

Así Bolsonaro le agrega un tinte macartista a un discurso que la derecha continental utiliza para justificar los despidos y el “achicamiento” del personal estatal. En Argentina el gobierno de Mauricio Macri justificó decenas de miles de despidos de empleados estatales argumentando que eran cargos que respondían al gobierno anterior.

En la reunión, la primera que Bolsonaro celebra con todos sus ministros, se decidió que cada ministerio hará un inventario de inmuebles de su propiedad. "Las primeras informaciones dicen que el Estado tiene cerca de 700.000 inmuebles" en todo el país, "lo que causa gastos inmensos de mantenimiento", indicó el Lorenzoni que también afirmó que el gobierno está dispuesto a ponerlos en venta, repitiendo que tomarán cada decisión con criterios "absolutamente técnicos".

Bolsonaro ya había utilizado su discurso reaccionario durante los actos de posesión de la presidencia. Allí entre diversas y reaccionarias frases sobre derechos humanos, prometió "que nuestra bandera jamás será roja, a no ser que sea manchada por nuestra sangre para mantenerla verde y amarilla". En el mismo discurso atribuyó su victoria al día en que "el pueblo se liberó del socialismo, de lo políticamente correcto", y llamó a "construir un movimiento por la ética y los valores morales".


Te puede interesar: La asunción de Bolsonaro y la consolidación del golpe institucional


El discurso contra las "ideologías" busca acallar la voz de sector de los trabajadores para que no puedan cumplir un papel de vanguardia en la lucha contra el plan de privatizaciones y el intento de aplicar una reforma previsional. El anuncio de una persecución contra quienes defiendan “ideas comunistas”, según los criterios del gobierno ultraderechista, se suma al ataque a los profesores en referencia a la Escuela sin Partido.

Las prioridades del gobierno son claras. El ministro de Economía, Paulo Guedes, presentará un proyecto para la reforma del actual régimen de jubilaciones. El jefe de Gabinete, Lorenzoni, declinó anticipar detalles sobre el proyecto, pero fue enfático en el sentido de que se trata de un asunto clave para el Gobierno. "Vamos a hacer la reforma y punto", subrayó.

También en los próximos días, el Gobierno terminará de elaborar una primera fase de un plan privatizaciones en el área de infraestructura, que avanzará sobre los aeropuertos, puertos y ferrocarriles, según anunció el propio Bolsonaro.

Un verdadero plan de “guerra” contra los trabajadores, con una serie de contrareformas para avanzar sobre los derechos de millones. Con el discurso macartista contra las “ideas comunistas” Bolsonaro busca afianzar su base electoral e imponer la una persecución contra los empleados que se opongan a sus planes, mientras aprovecha la criminal "paz social" que hasta ahora garantizan las centrales sindicales.

LA IZQUIERDA DIARIO

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

OPINE SIN AGRAVIAR.
MAIL: EDITOR@LANUEVACOMUNA.COM
ALFREDO BARROS

 

 

OPINION

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ FANATICOS

LO + VISTO

Entrada destacada

SIGUEN LOS ENCUENTROS DE VERANO CON MATÍAS TOMBOLINI

SIGUEN LOS ENCUENTROS DE VERANO CON MATÍAS TOMBOLINI

RECONTRACHEQUEADO

MAS VISTAS ULTIMO MES