_______________________

_______________________

  

  _____________________________

  _____________________________

INFO DESTACADA

EXCLUSIVO: LAS IMAGENES DEL GARITO CLANDESTINO EN EL CLUB RIVADAVIA

Un garito en el centro de la ciudad

 _______________________

 _______________________

 

 

 

24 de mayo de 2018

¿QUE ESTA PASANDO EN LOS GIROS 11 Y 12 DE PUERTO QUEQUEN?









La Justicia no acciona en Sitios 11 y 12: Anuncian gestiones para hacer un puente y evitar más quejas


¿Por qué la Justicia no acciona en la medida cautelar por los sitios 11 y 12 en la margen necochense del Puerto Quequén? La pregunta obedece a un misterio que crece en Necochea sin mayores explicaciones.

A pesar de las dos presentaciones judiciales que ya ha realizado la agrupación ambientalista Surfrider en el Juzgado Contencioso Administrativo Nº 1 y a pesar de la madeja de pruebas presentadas por la organización que muestran todos los incumplimientos de Pier Doce S.A. en la concesión, la medida cautelar solicitada para parar las obras no avanza aún cuando se cumplen 4 meses de reclamos sostenidos.

La primer presentación se hizo en febrero de este año, esperando que el juez Carlos Herrera recibiera la denuncia ordenando la paralización inmediata de los trabajos hasta que no se diera cumplimiento a los 15 condicionamientos que impuso el OPDS (Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible) para otorgar el permiso ambiental, uno de los diferentes trámites que tiene que hacer el concesionario para avanzar y poder ejecutar el proyecto.

En ese momento los trabajos siguieron su curso y el juez intentó desentenderse de la cuestión derivando la solicitud de la medida cautelar (paralización de las obras) a otro juzgado. La denuncia finalmente volvió al Juzgado Contencioso Administrativo y el pasado 10 de mayo se realizó otra solicitud de medida cautelar, esta vez con constancias dentro del expediente de que había varios condicionantes que no se cumplen según estipuló el OPDS.

Algunas de las pruebas presentadas en la acción ambiental de prevención constan en un expediente de acceso público en el juzgado, el Nº 6101 "Surfrider contra CGPQ y Pier Doce S.A.

Para conseguir la pruebas, la ONG Surfrider a través de su apoderado legal requirió informes a Pier Doce S.A., el Consorcio, la Municipalidad, el OPDS, Centrales de la Costa S.A. y la Dirección Provincial de Hidráulica. Hasta el momento Surfrider pudo brindar pruebas de algunos de los incumplimientos analizando las respuestas de 5 las peticiones (OPDS aún no respondió).

Según consta en el expediente que solicita la cautelar, hay 7 incumplimientos, de los cuáles tres se acreditan con pruebas. Con uno solo de los condicionantes incumplido, el permiso del OPDS no es válido:

1. No está el permiso de Secretaría de Energía ni la Dirección de Hidráulica Provincial (de hecho, consta en el expediente que no hay ningún trámite iniciado en esa reparticion estatal). Tampoco hay premiso de Prefectura y la Autoridad del Agua. Según consta, los trámites comenzaron recién en marzo, con los trabajos inciados de manera irregular.

2. No hay permiso de servidumbre para construir sobre un caño de la central termoeléctrica, que está bajo la órbita del Ministerio de Producción. Ese permiso es un contrato entre Centrales de la Costa y Pier Doce, que hasta el momento no existe, para que la compañía eléctrica permita que la obra se realice sobre parte de sus instalaciones.

3. Difusión. El Consorcio de Gestión y Pier Doce están obligados a difundir su proyecto y, por lo pronto, ni siquiera hay cartel de obra en el lugar.

4. Coordinación y permisos del Municipio. Un detalle sugestivo es que en el informe de impacto ambiental que presentó Pierdoce al CGPQ para conseguir el permiso de obra prevé el paso de camiones con carga por el Puente Colgante, algo que es directamente ilegal.

5 No existe un plan de monitoreo para la obra.

6. El OPDS determinó que si durante las excavaciones para la obra se detectaran compuestos químicos había que dar intervención a la División Especial de Residuos Patogénicos. Efectivamente se encontraron residuos, pero la División no intervino.

7. Permisos de interferencia. Centrales de la Costa informó oficialmente que estos no existen.

Consenso sobre los incumplimientos

A pesar de la inacción de la Justicia, existe cierto concenso, un reconocimiento tácito de la clase política de que el proyecto se desarrolla por fuera de las normas, por lo que la reacción (también política) ha sido la de unir a tres partes involucradas en la situación para buscar alternativas viables para llevar adelante la obra.

El Presidente del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén, Arturo Rojas, y el Gerente de la estación marítima, Mario Goicoechea, se reunieron este lunes por la mañana con el intendente de Necochea, Facundo López, para dialogar sobre el tema.

Tras el encuentro, el Dr. Rojas afirmó que “para que Necochea crezca como ciudad y como distrito, debemos seguir trabajando en conjunto Puerto y Municipio para fortalecer nuestro Hinterland; lograr obras que mejoren la logística de la producción; y ser atractivos para las inversiones del sector privado que generen más y mejor trabajo”.

Parte de esos trabajos tienen que ver con la profundización de la terminal portuaria, la repotenciación de Quequén y las obras de reparación de la circunvalación ya ejecutadas.

En un comunicado emitido por el CGPQ esta tarde, Rojas planteó la necesidad de “continuar aunando los esfuerzos y las gestiones para la construcción de un nuevo puente, que mejore la logística de la producción en torno al puerto y al mismo tiempo brinde una alternativa a los vecinos y turistas de cruzar de una margen a otra en cercanía de la costa”.

En definitiva el anuncio sobre las gestiones de las que se habló en la reunión tienen que ver con la posibilidad de que se construya un puente donde se encuentra el derrumbado puente Ezcurra como forma de paliar los evidentes daños que causará el incremento de paso de camiones por el ejido urbano necochense cuando la planta de acopio esté en funcionamiento si el proyecto se concreta.

Por el momento, las gestiones son apenas el anuncio, una declaración de intenciones aún menos sustentada que el permiso que tiene Pier Doce para llevar adelante los trabajos.

No hay por qué esperar al OPDS

El OPDS realizó hace más de un mes una inspección en el lugar donde se está llevando adelante el proyecto y aún no hay dictamen conocido porque apenas se labró un acta de la inspección. Se especula con la posibilidad de que el organismo llame a una audiencia pública no vinculante, aunque eso no daría cumplimiento a los condicionantes preexistentes desde fines de 2015, cuando fueron redactados.

Si bien desde el Consorcio, el HCD y la Municipalidad mostraron su intención de esperar al OPDS para que defina qué es lo que hay que hacer, en los papeles la verdad ya está escrita: tanto el CGPQ como el Departamento Ejecutivo Municipal tienen el poder de detener los trabajos porque sencillamente se encuentran por fuera de las normas.

A través del decreto ley que le dió formación (ley provincial Nº 11.414) el Consorcio de Gestión de Puerto Quequén tiene la obligación (según el Artículo 7 Inciso "j") de fiscalizar y controlar la obra, como por ejemplo, velar que los condicionantes impuestos por el OPDS para otorgar el permiso estén cumplidos.

El CGPQ todavía no presentó las cartas que dijo tener solicitando a Pier Doce que acredite el cumplimiento de los condicionantes. No solo eso, además señaló a través de una nota firmada por el responsable del área de Medio Ambiente, Martín Bruno, que no tiene obligación de fiscalizar los trabajos, algo que desconoce abiertamente las obligaciones que tiene el CGPQ por ley (Nº 11.414). 

A su vez, la Ley Orgánica Municipal establece que el Municipio tiene poder de Policía sobre todo el territorio, como obligación concurrente junto al Consorcio de Gestión y las diferentes autoridades provinciales y nacionales que tengan injerencia en alguno de los asuntos que impliquen al proyecto.

Como para terminar de definir la cuestión, el OPDS informó en las observaciones de la resolución 350/15 que el inculimiento de cualquiera de los condicionantes hace que la aprobación medioambiental se caiga automaticamente, por lo que actualmente los trabajos son abiertamente ilegales.

Charla en el CCN

Ahora el grupo El Parque No Se Vende está llevando adelante tareas de difusión, mostrando la ilegitimidad de la obra, con una charla que organiza en el Centro Cultural Necochea Biblioteca Andrés Ferreyra.



Pautada para este jueves 24-05 a las 18 horas en el Multiespacio del CCN, la charla busca llevar información sobre el desarrollo del proyecto y configura un nuevo capítulo de la tarea que están llevando adelante los ambientalistas. El grupo ya realizó charlas informativas en el barrio portuario de Quequén y ha realizado múltiples actos de protesta en los ingresos a la terminal portuaria en la margen necochense.

DIARIO 4V

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

OPINE SIN AGRAVIAR.
MAIL: EDITOR@LANUEVACOMUNA.COM
ALFREDO BARROS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ FANATICOS

LO + VISTO