_____________________________

  _____________________________

  

INFO DESTACADA

#NECOCHEA Y #QUEQUEN EN EL LAVADO DE DINERO #PRO: LA LISTA DE LOS #APORTANTESTRUCHOS

Necochenses involucrados en financiamiento ilegal a Cambiemos: el caso ya está en la Justicia

 _______________________

 _______________________

 

 

 

1 de mayo de 2018

OPINION: NUEVA VERSION DE GORILAS EN LA NIEBLA por JUAN LUIS GARDES



GORILAS EN LA NIEBLA



Origen etimológico-político de la palabra gorila

Corría el mes de marzo del 1955, poco antes del golpe de estado contra Perón. En un programa cómico de la radio llamado La Revista Dislocada, se realizaba una parodia de la película Mogambo, ambientada en África y protagonizada nada menos que por Clark Gable y Ava Gardner. En el sketch había un científico que, ante cada ruido selvático, decía atemorizado: «deben ser los gorilas, deben ser».

Con ese humor popular tan tragicómico de los argentinos, esta frase fue adoptada para caracterizar los vertiginosos vientos políticos de la época: ante cada cosa que se escuchaba y sucedía, se popularizó lo de «deben ser los gorilas, deben ser». Pero los rumores de aquel entonces se transformaron en ruido de sables y estos en una asonada, con su secuela de sangre y fuego. Primero vino un fallido intento de golpe -en junio- y luego el golpe cívico-militar de setiembre del 1955, que marcaría para siempre la historia moderna de la Argentina.

Al ingenio popular le quedó picando la frase y pasó a llamar gorilas a todo lo reaccionario antipopular, con su cuota de desprecio e incomprensión a la gente que no es como uno. Lo más curioso es que los golpistas antiperonistas también comenzaron a llamarse a sí mismo gorilas, con lo que dicho nombre se incorporó naturalmente al vocabulario político. Tanto es así que en las elecciones de 1963, el Partido de la Revolución Libertadora, herederos naturales del golpe, llevaba como lema electoral: "Llene el Congreso de gorilas”. Un ejemplo de brutal sinceridad política.

Y tan exitoso fue este calificativo que trascendió las fronteras argentinas: el escritor hondureño Amaya Amador escribió la novela Operación Gorila, basada en el golpe de estado realizado en ese país en 1963 contra el gobierno constitucional de Ramón Villeda Morales, con el apoyo -off course- de la CIA norteamericana.



Hollywood en la política argentina

El título de otra exitosa película producida por la industria de Hollywood, Gorilas en la niebla, da pie para pensar (y catalogar) este tramo de la historia nacional. Las políticas adoptadas por el gobierno de Macri son la continuación de las que adoptaron los gobiernos antiperonistas -es decir, gorilas- del ´55 hasta la fecha: una política antiindustrial que privilegia el mundo financiero, a la vez que desarma todo el aparato estatal de contención social.

Con una diferencia importante: esta vez el gobierno fue elegido en elecciones limpias, sin ningún tipo de proscripción. Macri no es “la dictadura”, aunque sus políticas económicas-sociales nos la recuerdan. Políticas que han llevado sistemáticamente a las clases sociales más desprotegidas a seguir barranca abajo, a unos pocos privilegiados a ser cada vez más privilegiados y a toda la Argentina al atraso.



Pero como vivimos en democracia, a diferencia de los ministros de economía y finanzas de las épocas de las bayonetas, estos tienen que dar explicaciones de sus actos. Y es aquí donde la cosa se empantana, ya que cada vez son menos convincentes los balbuceos de los funcionarios macristas que viven pateando la pelota hacia adelante. Con una inflación galopante, un dólar incontenible y un endeudamiento que no se traduce en nada, se podría sostener que el gobierno entró en un manto de niebla, sin brújula y con los ojos tapados.

Ya no alcanzan las explicaciones de los errores del gobierno antecesor, que indudablemente existieron ya que llevó al campo popular a perder las elecciones frente a la alianza de los barrios porteños de Palermo Chico con Recoleta. Ni alcanzan los desvíos de atención imaginados por un gurú de apellido ecuatoriano.

Si a estas desastrosas políticas implementadas por este gobierno se le suman la brutal sinceridad de tipos como Aranguren o Caputo, que justifican lo injustificable, podemos empezar a entender donde está parada la Argentina en estos tiempos.

Y donde, desgraciadamente, en nuestro país se está escribiendo historia como una suerte de nueva versión o remake de aquella exitosa película norteamericana Gorilas en la niebla.

 *Ing. Juan Luis Gardes
Cipolletti, abril del 2018

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

OPINE SIN AGRAVIAR.
MAIL: EDITOR@LANUEVACOMUNA.COM
ALFREDO BARROS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ FANATICOS

LO + VISTO