_____________________________

  _____________________________

 _______________________

 _______________________

 

 

 

12 de abril de 2018

COMPLICADA SITUACION DE LA INDUSTRIA PANADERIL




Panaderías locales complicadas. Temen la pérdida de muchas fuentes de trabajo


El sector no está pasando por su mejor momento. La estructura de costó cambió, donde la materia prima está en el tercer o cuatro lugar, estando al tope las facturas de luz (Entre $18.000 y $25.000 en algunos casos) y de gas (el que menos paga son $8.000 y el que más $35.000). Tener un empleado implica unos $30.000, sueldo más cargas sociales, con lo cual varias panaderías han optado por trabajar solamente los dueños. Pérdida de muchas fuentes de trabajo.

En el país de la producción, hoy hacerlo es más que complicado. La inflación que se mantiene de la misma manera que hace tres años, donde sí bien a tenido picos más bajos, el promedio se ubica arriba del 20%. Desde la Cámara Panaderil del Partido de Necochea y Quequén se muestran preocupados por como viene la mano “Muchas panaderías vienen trabajando a pérdidas, ya que prefieren sostenerla un tiempo para venderlas. Con las persianas abiertas es más facil poder hacerlo”.

Sin lugar a dudas que la caída del salario real, ha hecho que hayan caído las ventas, pero lo que más golpea a la Industria de panaderos es el costo de producir “Hoy abriendo las persianas de, con un solo empleado en la cuadra, tenés por día un costo fijo de $2.000. Esto sin contar la materia prima, que antes era el principal gasto, y hoy lo tenés en el tercer o cuarto ítem”, comentaba Elvio Favoretti.



Al pan, pan, y en el trabajo la patronal

Antes podíamos ver que en algunas panaderas era el dueño de la panadería que trabajaba en la cuadra, junto a otros empleados. Este oficiaba como maestro, y quienes estaban allí iban aprendiendo los secretos en la producción. Hoy, ya en muchos casos, el dueño de la misma es quien sigue trabajando en la producción, pero ya de manera solitaria, y en la caja alguien más de la familia, con lo cual se termina convirtiendo en un negocio familiar.

Un ejemplo de lo anteriormente citado es lo que pasa en la Panadería “El Pueblo” de Quequén, donde según Favoretti “Tienen una cuadra para 20 personas trabajando y hoy nos encontramos con que solo es el dueño quien trabaja allí. Hoy esas fuentes laborales no están más y vemos con preocupación que no se pueden recuperar”.

Completando lo que viene sucediendo con esta situación es que son ya más de quince las panaderías que no tienen empleados, y sí a eso le sumamos que ya varias están “fundidas” ya no solo es la pérdidas de las fuentes laborales, sí no además el problema que los comercios, fuente de orígen de la mano de obra, están bajando las persianas. La mano viene jodida y la preocupación pasó de estar en alerta a ver de qué manera se sostiene el sector.

NDEN

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

OPINE SIN AGRAVIAR.
MAIL: EDITOR@LANUEVACOMUNA.COM
ALFREDO BARROS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ FANATICOS

LO + VISTO

Entrada destacada

TEMOR EN #CAMBIEMOS: LA JUSTICIA AVANZA EN LA CAUSA DE LOS #APORTANTESTRUCHOS

La Justicia avanza en la causa de aportantes truchos y acorrala a Cambiemos

RECONTRACHEQUEADO

MAS VISTAS ULTIMO MES