__________________________________

  

INFO DESTACADA

REGALITO PARA LAS FIESTAS: EL MEDIO AGUINALDO CON DESCUENTO POR IMPUESTO A LAS GANANCIAS

Desagradable sorpresa al cobrar el medio aguinaldo: esta vez pagará Impuesto a las Ganancias

 

 

 _____________________________________

 

 

 

29 de noviembre de 2017

DONDE HAY UNA NECESIDAD, MUERE UN DERECHO: LA LOGICA AVASALLANTE DE CAMBIEMOS




Donde hay una necesidad, muere un derecho: la lógica avasallante de Cambiemos

“En todo estás vos” dice uno de los “slogans” más reconocidos del Pro/ Cambiemos que puede aplicarse de igual manera a  la lógica que ellos representan, puesto que así es como funciona: avasallante a cada paso y destructor de cada uno de los derechos adquiridos, sin dejar ni el más mínimo resquicio. Ahora le tocó el turno a la propiedad intelectual y a los autores e integrantes de la industria cultural toda.


Durante la semana pasada, el sector del libro y la cultura (dentro del que se encuentran también la industria de la música y el espectáculo) dio a conocer una circular mediante la cual sus integrantes se manifestaron en contra del proyecto de ley denominado “Regulación a los proveedores de servicio de enlace y búsqueda de contenidos alojados en Internet” (Proyecto 112-S-216) también llamada Ley Pinedo, dado que fue propuesta por el actual senador. Dicha circular fue redactada y difundida por la Fundación El libro junto con la CAL (Cámara Argentina del Libro), la CAP (Cámara Argentina de Publicaciones), FALPA (Federación Argentina de Librerías, Papelerías y Afines), la SADE (Sociedad Argentina de escritores) y FAIGA (Federación Argentina de la Industria gráfica y afines) entre otros.

Dice la circular: “De aprobarse dicho proyecto se estará consagrando la más flagrante violación al derecho de autor”, puesto que se trata de una medida que beneficia a las grandes plataformas de Internet, impidiendo que autores y editores defiendan sus derechos generados a partir de su trabajo intelectual y material. En definitiva “una ley a favor de los más poderosos y en contra de uno de los sectores más importantes y necesarios de la cultura: el de la creación intelectual y artística”

El texto es contundente contra esta ley, ya que además de pulverizar y promover la destrucción del sector editorial, “vulnera el principio de completitud y confianza frente a contenidos genuinos, cuidados por autores y editores”. De esta manera, se legitima una vez más la ilegalidad como estrategia comercial de grandes empresas frente a las personas /autores de obras.

En diálogo exclusivo con Infobaires24, Ecequiel Leder Kremer, vicepresidente de la Cámara Argentina del Libro, y uno de los más  reconocidos y prestigiosos libreros de nuestro país, manifiesta:

“En los últimos años la comercialización, bajo distintas formas, de contenidos piratas ha aumentado exponencialmente al abono de los recursos digitales. Redes sociales, plataformas y sitios de comercio electrónico constituyen el territorio virtual donde esto se desarrolla. No se trata de espacios improvisados, contienen sofisticados mecanismos de pago, acciones de marketing y elaboradas construcciones de identidades digitales, para saber qué cosa ofrecer a quién. La edición pirata que en ese ámbito florece y se comercializa no reconoce un solo céntimo a toda la cadena del libro. Autor, traductor, corrector, diseñador, compositor, arte de tapa, en fin todo el proceso que organiza y solventa  un editor se ignora tranquilamente al amparo de un pseudo anonimato digital. Sin embargo los sitios donde esto pasa se llevan una parte de lo pagado. Plataformas legales, conocidas por todos, cobran una comisión por alojar y vender contenidos truchos, libros piratas. Así las cosas, los damnificados, a través de las cámaras del sector, han elaborado mecanismos para solicitar a las plataformas en su calidad de distribuidores y almacenadores responsables, la baja de estos archivos ilegales. La plataforma debe entonces actuar inmediatamente en consecuencia, haciéndose cargo de esto. “

Esta semana se tratará en la Cámara de Diputados el proyecto de ley promovido por el senador de Cambiemos. Ya son variadas las formas de manifestación en su contra. Si algo queda claro -y no hay que ser demasiado experto para advertirlo- es el avasallamiento contra  los derechos de autor y derechos intelectuales ya consagrados para dar ventaja a las grandes empresas proveedoras de Internet como, y muy especialmente, Google, entre otras.

Esto significa, por un lado,  que se pasa a resguardar el negocio pirata que exime a las plataformas de toda responsabilidad y,  por otro, que se impone el perjuicio a los autores junto con toda la industria cultural, haciendo que ellos deban, entre otras cosas, iniciar acciones judiciales para que una plataforma baje un contenido y asumir todos los gastos que ello implica.

En cuanto a lo expresado en la ley, Leder Kremer afirma:

“El proyecto de ley del senador Pinedo intenta colocar a las plataformas más allá de toda responsabilidad. Con la excusa que, de exigir responsabilidad a las plataformas , “Internet tendería a desaparecer, porque es imposible para cualquier prestador de servicios hacerse responsable por todas las cosas dañosas que se digan en la red y por sus eventuales consecuencias económicas”( Fundamentos del proyecto de ley del senador Pinedo S-942/16) el proyecto vuelve sordas, ciegas y no responsables a las plataformas ante los reclamos de los titulares de derechos, salvo ante la participación de un Juez competente, el que luego de un largo proceso iniciado por los damnificados podrá decidir si solicita algún tipo de medida a la plataforma.

De sancionarse este proyecto que ya cuenta con aprobación en Senadores, se estarán consagrando beneficios para el sector de los grandes jugadores de Internet en contra de empresas y trabajadores del sector editorial argentino. Más poder para un sector de por sí inmensamente poderoso que pareciera tener capacidad de legislar.”

No se trata de oponerse a la libre circulación de información, sino de proteger la propiedad intelectual y los derechos de autor dentro de ese complejo circuito que conforma dicha circulación. Y es la plataforma quien debiera hacerse cargo, en todo caso, de actuar ante una ilegalidad referida a ese ámbito.

Es claro, entonces,  que este proyecto perjudica los derechos de las personas en pos de beneficiar a las grandes empresas.

Los derechos de autor y la propiedad intelectual deberían ser protegidos (y es lo que ocurre en muchos países de la Unión Europea, por mencionar algún caso) como derechos humanos, entendiendo que son necesarios para el crecimiento y desarrollo cultural de una Nación. En el caso de Brasil, por ejemplo, se excluyó recientemente a los derechos de propiedad intelectual del Marco Regulatorio de Internet, que a partir de ahora deben ser regulados por una ley específica.

“El derecho al acceso al conocimiento es inalienable y jerárquico, está en la base del progreso de la sociedad”, expresa Leder Kremer. Y continúa “Los Estados deben velar por esto. Educación y conocimiento socialmente válido para todas y todos. Educación pública gratuita laica y obligatoria. Libros. Pero hacer esto también implica velar por los mecanismos de producción de saberes. La protección del trabajo generado por el universo de la ciencia, la literatura, en fin la cultura, debe ser concreta. El trabajo de miles de personas del sector de la cultura no puede ser ofrecido como prenda de sacrificio para  beneplácito de los grandes jugadores de Internet que facturan miles de millones en todo el mundo. Este proyecto de ley no es para la gente, no es para mejor educación, no es para mayor bienestar del Pueblo Argentino ni mayor libertad. Sus destinatarios tienen nombre y apellido, y es su poder de lobby el que ha marcado su letra y su espíritu.”

En estos días se exige que el Proyecto cuestionado no sea aprobado o, en todo caso, se garantice su debido tratamiento, permitiendo intervenir a quienes se verán perjudicados y escuchar las voces de cada una de las industrias culturales del país, de los autores y de todos aquellos quienes consideran que esta ley atropella sus derechos.

Como es sabido, ésta viene siendo la lógica constante a lo largo de lo que va del gobierno de Cambiemos, por medio de la  cual las grandes multinacionales pasan a ser  “amigocios” (mezcla de amigos y socios) para asegurar su proceder: de un lado, las personas; del otro, las empresas. Las personas,  para ser avasalladas; las empresas, para cerrar negociados. Ya sea para accionar  contra las personas y sus derechos o para beneficiar socios poderosos, Cambiemos, en todo,  estás vos.

Por Lic. Alma Rodríguez. Docente de la UBA/ Miembro del Colectivo LIJ
INFOBAIRES 24

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

OPINE SIN AGRAVIAR.
MAIL: EDITOR@LANUEVACOMUNA.COM
ALFREDO BARROS

Google+ FANATICOS

¿BUSCAS TRABAJO?

LO + VISTO