__________________________________

 

 

INFO DESTACADA

CASINO DE #NECOCHEA: "LA GOBERNACION DECIDIO EL CIERRE A PARTIR DE MARZO" DIJO EL INTENDENTE

López: "A fines de marzo la sala de juego de Necochea va a cerrar"

 

 

 _____________________________________

 

 

 

20 de octubre de 2017

OPINION: HABLAR POR SANTIAGO por WALTER MEDINA




Hablar por Santiago

Santiago Maldonado fue visto por última vez durante un allanamiento ilegal seguido por una brutal represión por parte de la Gendarmería


El hallazgo de un cuerpo a orillas del Río Chubut provocó ayer un giro en el caso que conmueve a la opinión pública desde hace 79 días. Desaparecido luego de una brutal cacería llevada a cabo por Gendarmería en territorio mapuche, Maldonado ha sido objeto de toda clase de calumnias provenientes de aquellos cuya única labor debía consistir en encontrarlo.

Aún con las evidencias a la vista de quienes quisieran ver, el gobierno apuntaló -en estos dos meses y medio- toda clase de falsedades que tuvieron como finalidad autoprotegerse, cuidar la imagen. Cualquier argumento le fue válido al gobierno para desligarse de su responsabilidad respecto de la desaparición de Santiago Maldonado; entre ellos, criminalizar a la víctima, viejo método implementado en la Argentina de la dictadura. Santiago Maldonado fue entonces objeto de hipótesis fantaseadas por los responsables de dar con su paradero. Se dijo de él lo que a la imaginación de los miembros del gobierno les resultó más conveniente, a sabiendas de que al resto de imaginaciones las alimentará esa prensa prostituta que los promueve como a los nuevos grandes héroes de la patria. “Hay un barrio en Gualeguaychú en donde todos se parecen a Maldonado”, tituló el diario oficialista Clarín a 10 días de la desaparición del joven artesano. “Vieron a Maldonado en una peluquería de San Luis en la que se habría cortado las rastas”, tituló el mismo medio oficialista el 19 de septiembre. “Un camionero asegura que llevó a Maldonado a Entre Ríos”…. “Hay muchas probabilidades de que esté en Chile”, sostuvo la candidata a Senadora del partido oficialista.

Y mientras tanto, mientras el coro de trastornados reproducía falsedades, el motivo principal de la desaparición de Santiago iba también desapareciendo. Pocos medios sostuvieron la única realidad: Santiago Maldonado fue visto por última vez durante un allanamiento ilegal seguido por una brutal represión por parte de la Gendarmería.

Fuentes de la Fiscalía, de su familia y de la Comunidad Mapuche aseguran que el cuerpo hallado en el río, es el de Santiago Maldonado. Si esto se confirma, ahora estamos ante una Desaparición Forzada seguida de muerte, cometida por parte del Estado. El gobierno siempre supo que Santiago había estado allí, sembró pistas por todo el país y el extranjero con el fin de distraer la atención. Si el cuerpo encontrado en el río es el de Santiago, el gobierno ha cometido el delito de encubrimiento de Desaparición Forzada Seguida de Muerte. (El gobierno, incluso, llegó a prohibir que se hablara de Santiago Maldonado en las escuelas y en las Universidades).

La vocera de la Comunidad Mapuche, Soraya Maicoño, aseguró ayer que el cuerpo hallado en el río Chubut “fue plantado”, y sostuvo que hace dos días no estaba allí. “Es una zona que ya se había rastrillado tres veces y no había ningún cuerpo. Nosotros pasamos por ese punto del río todos los días, y allí no había ningún cuerpo”. La propia familia de Maldonado asegura que en ese lugar no había nada hace tan solo unos días.

El gobierno es claramente responsable de haber creado un clima en el cual las Fuerzas de Seguridad ya no tienen ningún miedo, avanzan y reprimen como pocas veces se ha visto en democracia. Con las detenciones arbitrarias, los allanamientos, el ingreso a las universidades y colegios, a unidades básicas opositoras, y la represión como método distintivo del gobierno de Mauricio Macri, la Gendarmería se sintió impune. Contextualizar el caso Maldonado es imprescindible para dar cuenta de la gravedad de la situación. No se trata de un hecho aislado. Esta misma semana la activista Milagros Sala fue detenida de forma ilegal e ingresada en prisión.  Todo esto es parte de la evidente persecución política contra voces críticas. El caso de Santiago se produce en un momento de agudización del aparato represor que ha puesto en marcha el Estado. Un Estado en manos de quienes ignoran el significado de la democracia.

NUEVA TRIBUNA

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

OPINE SIN AGRAVIAR.
MAIL: EDITOR@LANUEVACOMUNA.COM
ALFREDO BARROS

Google+ FANATICOS

¿BUSCAS TRABAJO?

LO + VISTO