INFO DESTACADA

#CRISISLABORAL: EL DESEMPLEO LLEGO A SU NIVEL MAS ALTO EN LOS ULTIMOS 10 AÑOS

Crisis laboral: el desempleo llegó a su nivel más alto en los últimos 10 años Fue de 9,2% en el primer trimestre de 2017. Más de 1.60...

___________________________________

____________________________

______________________________________

_______________________________

_______________________________

10 de marzo de 2017

LA GRIETA MAS MOLESTA PARA MAURICIO




La grieta más molesta para Mauricio


El gobierno tiene ya planificada la estrategia para las elecciones. La idea central consiste en el enfrentamiento cara a cara con Cristina. Macri y sus equipos evalúan que en esa contienda lleva las de ganar, confiado en que someterá a la ex presidenta a un tipo de confrontación donde -si decide finalmente presentarse, algo que no está para nada definido- deberá hacer campaña en los ratos libres pues la embestida judicial sólo puede seguir escalando. Pero hay algo más: La pondrán a responder por cada una de las denuncias y sospechas que ellos mismos han instalado, que aunque todavía no han logrado probar, tienen su impacto en anchas franjas de la sociedad. El dato político es que para el 25/30 % que podría votar a la ex presidenta, el minué judicial no es relevante, pero ¿Cómo impacta eso en el 70/75 % restante del electorado? El macrismo está convencido de que la polarización con Cristina le significará, además, la tracción de buena parte del electorado de Sergio Massa, quien desde noviembre ha empezado a declinar en los sondeos en base a una certeza popular que se expande: no es confiable para nadie.

Tenemos entonces a un oficialismo con una estrategia ya elaborada, que a todas luces lo favorece, salvo que le aparezca un bloque de confrontación por fuera del cristinismo. Algo de ello se estaría preanunciando con la movilización del martes encabezada por la CGT y los movimientos sociales, que hasta cuenta con la adhesión de la ex presidenta, quien hábilmente ordenó a sus muchachos ir con los trabajadores ante la evidencia de que la convocatoria en tribunales para apoyarla sería insignificante en comparación con la movilización cegetista.

Esta movida encuentra al gobierno mirando políticamente para otro lado y lo complica seriamente porque lo saca del escenario antes detallado, donde el macrismo se ve claramente ganador, y lo obliga a confrontar con los trabajadores que están demostrando la intención de no permitir que se sigan avasallando sus conquistas. La semana que comienza muestra la foto de un gobierno disgustado pero lo que es peor, sin respuesta para la demanda social. Ni siquiera ha logrado que arranque el campeonato, algo que necesitaba de manera imperiosa. El paro docente agudiza las complicaciones para el gobierno a pesar de que la dirigencia de los maestros saldrá de la contienda con los guardapolvos rasgados en demasía por la campaña feroz de descrédito a la que está siendo sometida. Lo concreto, empero, es que salvo dos provincias (san Luis y Santiago del Estero) el resto va al paro y esto no es poca cosa. El gobierno de Cambiemos no ha llegado al año y medio de gestión y tiene todos estos frentes abiertos. Deducir que sólo le espera un incremento de la confrontación es de absoluto sentido común.

En política, quien elige la cancha y juega de local arranca favorecido y el macrismo ya preparó el estadio, las banderas, las barras y los bombos. Pero al mismo tiempo, el conglomerado de organizaciones políticas y sociales que gira en torno a la CGT lo sorprende con un accionar que le arranca la localía y lo lleva a jugar en un estadio por ahora neutral. Macri detesta discutir con esa dirigencia que Morales Solá califica como “el peronismo ecuménico de la CGT”, entre otras cosas porque esa tensión se afirma en la grieta real que siempre ha existido y es la que coloca de un lado a los trabajadores y del otro al mundo empresario. Macri sabe que en esa pulseada se le complican los planes y ha demostrado incapacidad manifiesta para eludirla. Claro, salir de esta encrucijada requiere algo más que apelaciones al “gradualismo” del que tanto habla. Si no modifica la estrategia marco, que consiste en la transferencia creciente de ganancias a los sectores ligados a los grandes grupos económicos en desmedro de los laburantes, esa grieta se lo puede llevar puesto, contra todos los pronósticos.

Pero la semana seguirá el miércoles, donde la cuestión de género propondrá una movilización impresionante, para luego dar paso al festival de Expoagro, donde Macri y Vidal, con todo el despliegue del dispositivo mediático afín, buscarán capitalizar los indicadores que muestran una recuperación del campo y con ello tratar de instalar que ha comenzado el despegue y la recuperación de la actividad económica.

Lo importante es anotar que más allá de las operaciones que el macrismo realizará en Expoagro, el eje sobre el que girará la política este año de elecciones será si Macri logra jugar de local o si termina yendo de visitante a un estadio donde jamás ganó y se lo come la grieta histórica.

Fuente: Gerardo Fernández
MENSAJERA

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

OPINE SIN AGRAVIAR.
MAIL: EDITOR@LANUEVACOMUNA.COM
ALFREDO BARROS

Google+ FANATICOS

LO + VISTO