______________________________________

5 de octubre de 2016

PARA NO OLVIDAR: EL PRO, PAUTAS PUBLICITARIAS Y UN SUICIDIO INQUIETANTE




Negocios PRO con la pauta publicitaria: una trama con millones y muerte

El 19 de diciembre de 2010, Gregorio Centurión, hombre de confianza de Macri en la Secretaría de Comunicación Social se suicidó en medio de un escándalo por pagos millonarios de pauta publicitaria. Ahora, el expresidente Ramón Puerta y el periodista Fernando Niembro están involucrados en un escándalo similar.

Mauricio Macri tiene a disposición una amplia cobertura mediática. El suicidio de su hombre de confianza a la hora de distribuir la pauta publicitaria del Gobierno Porteño resulta difícil de recordar incluso en el microclima de la política. Envuelto en un escándalo, Gregorio Centurión se disparó con una escopeta de colección en el cuarto de su hijo en diciembre de 2010.

Deprimido, Centurión se llevó secretos a la tumba. El área que dependía de su gestión estaba envuelta en sospechosos pagos millonarios a empresas “bolseras”, similares a “La Usina”, propiedad de Fernando Niembro. Insólitas cantidades de dinero eran desembolsadas para dos firmas que tenían prioridad: Central Media y Bernini.

Cuando la Justicia, puso la lupa sobre la Secretaria de Comunicación Social tras el pedido de informes elaborado por la diputada Sánchez Andía y la correspondiente denuncia, el área que gestionaba Centurión se volvió una caldera y el clima infernal alcanzó a todo el Gobierno de Macri. Dos meses después, el hombre de confianza del Jefe de Gobierno porteño fue encontrado inerte en el piso de la habitación de su hijo.

Pero el escándalo con la pauta no se extinguió con la desaparición física de Centurión. Días después de su muerte, distintas órdenes de publicidad llegaban con su firma y las empleadas tenían una directiva: poner fechas anteriores al suicidio.

Poco más de un año después del suicidio de Centurión, Fernando Niembro y su socio Atilio Alberto Meza crearon “La Usina”, una empresa sin empleados y con un solo cliente: el Gobierno Porteño. El show debía continuar.

Tanto Niembro como su socio, Meza, fueron hombres del riñón del expresidente Carlos Saúl Menem. El periodista fue Secretario de Medios del hoy senador riojano mientras que Meza fue nada menos que agente de la Secretaría de Inteligencia del Estado, la vieja y recordada SIDE.

Durante tres años, el único cliente de La Usina producciones le hizo pagos por más de 20 millones de pesos. Vía contratación directa y sin licitación, el gobierno de Macri se vinculó con la empresa que estaba en manos del periodista. Según aseguran ambas partes involucradas, La Usina habría proporcionado encuestas de satisfacción entre otros servicios que tercerizaba. La Justicia deberá pedir las facturas de estos vínculos.

El escándalo llegó a los medios porque el involucrado es conocido por la inmensa mayoría de los argentinos, a diferencia del ignoto Centurión. El resto es historia conocida: sospechas, explicaciones poco claras y una renuncia a la candidatura a Diputado de parte de Fernando Niembro.

El escándalo con la pauta publicitaria no terminó ahí. Dos nuevas sospechas de trazaron sobre dos hombres muy cercanos a Macri, Avelino Tamargo y el expresidente, Ramón Puerta. El primero de ellos, exlegislador macrista, recibió pagos por montos similares a los del Caso Niembro para organizar el evento que trajo al gurú indio Ravi Shankar; una suerte de líder espiritual new age con gran llegada en los sectores medios y altos fascinados con la India varias décadas después de la famosa incursión de los Beatles.

Por último, Ramón Puerta quedó en el ojo de la tormenta; fue señalado por su ex socio en el canal 4 de Misiones. El hombre en cuestión, Carlos Valenzuela, apareció como beneficiario de una cifra aún poco clara en concepto de pauta publicitaria, sin embargo asegura que nunca la recibió y denunció en la Justicia a Mauricio Macri. Valenzuela busca conocer quien cobró la pauta publicitaria y si fue facturada a nombre de la vieja sociedad que mantenía con Puerta.

A pesar de la cobertura mediática, se desnudó escandaloso manejo de la pauta publicitaria del gobierno porteño que fue permitido por Mauricio Macri quien modificó la regulación para evitar licitaciones y elevar los montos de las contrataciones.

El candidato presidencial de Cambiemos buscará evitar que los escándalos de corrupción se cuelen en su campaña a pesar de que involucran a uno de los periodistas más conocidos del país y a un expresidente.

EN ORSAI

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario en la entrada

SE PUEDE OPINAR SIN AGRAVIAR. MAIL A EDITOR@LANUEVACOMUNA.COM
ALFREDO BARROS

________________________________    

Google+ FANATICOS