______________________________________

2 de agosto de 2016

MAR DEL PLATA: ARROYO EVOCA A HITLER Y SALUDA A SUS S.S.




Arroyo evoca a Hitler en Mar del Plata y saluda a sus S.S.
El intendente de Mar del Plata entre Videla y los nazis. Defendió la dictadura militar, justificó la obediencia debida y fue denunciado por discriminación.

Carlos Fernando Arroyo es el intendente de Cambiemos de Mar del Plata. Tiene un rasgo, es filo nazi. Clamando por represión para los más necesitados, así evitar la gestión o la responsabilidad, sostiene que su labor se debe a que lo hace para que “el vecino de Mar del Plata vuelva a ser el vecino feliz de hace 40 años que podía caminar por la calle con tranquilidad”. La tranquilidad para él es semejante a la que presuntamente existía en Berlín en los años de Hitler.
El viernes 29 de julio, Carlos Fernando Arroyo, justificó otra vez el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 y el terrorismo de Estado que produjo la junta militar que irrumpió de la mano del tirano Jorge Rafael Videla. Recuérdese la represión del encuentro de mujeres cuando Arroyo no soportó las reivindicaciones de género en su ciudad. En este caso, en un acto de esos que lo conmueven (esto es propio de filo nazis nativos) porque presentaba
un centro de operaciones de la temible policía local en el que anunció que arribaban fuerzas federales para integrarse a la lucha contra la inseguridad. La inseguridad para este tipo de personajes son básicamente los pobres y los que reclaman.

Ahí vienen los nazis
Arroyo proclamó entonces: “Queremos lograr que el vecino de Mar del Plata vuelva a ser el vecino feliz de hace 40 años que podía caminar por la calle con tranquilidad e ir a cualquier lado”. Lo seguían las cámaras que asisten a las políticas de comunicaciones y enfatizó como un sargento enojado: “queremos terminar con el malviviente”. El malviviente es el que necesita por ese vive mal. Pretende así, la seguridad para los “dueños” de Mar del Plata que lindan el delito desde hace décadas.
Como concejal de la reacción antidiluviana, Arroyo no participó en sesiones especiales conmemorativas del 24 de marzo de 1976. Sus sentimientos lo llevan a considerar esa fecha un día heroico.  En cierto modo, se debe observar como una continuidad de Videla o de Massera, cuya fuerza gozó de poder sin ley en Mar del Plata en épocas donde Arroyo aportó su voluntad contra la sociedad marplatense. Allí sucedió “La noche de las corbatas” cuando sus amigos fueron contra abogados laboralistas.
Arroyo celebró entonces la llegada de fuerzas federal y aseguró que Mar del Plata “será uno de los distritos con mayor cantidad de fuerzas”. Acompañarán con seguridad a las fuerzas vivas, o sea, “los vivos de las fuerzas”, como sintetizaba el general Perón para referirse a los protectores de la ilegalidad con fuerte exhibición social. Arroyo fue funcionario de la dictadura de la que se cree una especie de cruzado en acción. Por eso se recuerda siempre que Arroyo defendió la teoría de la Obediencia Debida para la impunidad.

Melancólicos de armas llevar
Los marplatenses no olvidan que al recordarse el 40° aniversario del golpe el 24 de marzo pasado y sobre los juicios a militares y civiles por delitos de lesa humanidad, el intendente videlista defendió la teoría de la obediencia debida.  Dijo entonces: “El tema de vestir o no el uniforme no tiene nada que ver. Creo que es tan responsable el civil como el militar, tal vez más el civil porque no recibe órdenes directas”. En 2015 fue denunciado por presunta discriminación ante el INADI por el Centro “Don Pedro Domingo Murillo”. de Residentes Bolivianos de Mar del Plata.
Arroyo fue candidato del comisario represor Luis Abelardo Patti, que condenado por delitos de lesa humanidad. Actuó contra del matrimonio igualitario, quiso prohibir las murgas, y se lo acusó de tener símbolos nazis en su oficina.
Su gestión confirma la acción de una policía sospechada de corrupción, crímenes (recuérdese las prostitutas asesinadas en las rutas), aprietes, que sirven a los colectivos delictivos muchas veces sostenidos por empresarios y bandas locales. Arroyo reúne la voluntad de un sector de la ciudad donde representan justamente a esa masa oscura que es remanente de la dictadura. Arroyo es el capataz de la derogación del Estado de Derecho en un distrito donde moran mafias e intereses del puerto que no son investigados debidamente. A la sociedad y el pueblo le caben luchas importantes para acabar con la lacra que se remonta a la dictadura y evoca al régimen nazi del que algunos personeros de ese gobierno, se creen legatarios.

Fuente: Minuto Uno
INFOBAIRES 24

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario en la entrada

SE PUEDE OPINAR SIN AGRAVIAR. MAIL A EDITOR@LANUEVACOMUNA.COM
ALFREDO BARROS

________________________________    

Google+ FANATICOS