______________________________________

24 de agosto de 2016

LA AVALANCHA IMPORTADORA SIGUE JAQUEANDO LA INDUSTRIA NACIONAL


Contiene la inflación a costa del empleo de miles
Según las estadísticas del primer semestre, la marroquinería lleva la peor parte, seguida por indumentaria, calzado, artículos de higiene personal, madera, muebles y línea blanca. La apertura ayuda a contener la inflación, pero lo consigue a costa de la industria y el empleo.

El aumento de las importaciones es uno de los factores que complicó en estos meses la situación de las pymes, con impacto negativo en el empleo y los salarios. El Indec informó que en el primer trimestre treparon treparon 9,1 por ciento descontando el efecto de los precios y según el último informe de la consultora Radar, que dirige la economista Paula Español, la importación de artículos de marroquinería subió un 30 por ciento en el primer semestre frente al mismo período de 2015, seguido por indumentaria (29,0), calzado (25,0), artículos de higiene personal (14,0), madera y muebles (9,0) y línea blanca (5 por ciento). Por lo bajo, el argumento liberal apela a la contención de la inflación que supone el ingreso de bienes más baratos provenientes de Asia y de la crisis de Brasil. Sin embargo, esa receta ya fue aplicada y terminó generando un deterioro de las condiciones de vida de los trabajadores, al canjear precios bajos por desempleo.
Según el informe de la consultora Radar, la importación de artículos de higiene personal creció un 14 por ciento en el semestre. Se destacó el ingreso de fragancias (36), higiene bucal (13), cremas (36), artículos de tocador (31) y maquillaje (46 por ciento). Además, cayó un 9 por ciento de la compra externa de insumos, lo que da cuenta de un cuadro de situación reemplazo de producción local por importaciones.
En línea blanca, las importaciones subieron un 5 por ciento, impulsadas por pequeños electrodomésticos (30 por ciento), refrigeradores y congeladores (4), lavarropas, secarropas y lavavajillas (20), estufas (65) y calefones y termotanques (31 por ciento). En calzado, las importaciones subieron un 25 por ciento, destacándose el incremento de las compras a Indonesia de calzado deportivo y a Brasil, que afecta al calzado de vestir. En junio, el ingreso de calzado terminado subió un 79 por ciento medido en cantidades.
En el sector textil también se verifica que el incremento de las importación de bienes finales supera a las compras de insumos. El ingreso de indumentaria aumentó un 29 por ciento, muy por encima del 3 por ciento que mostró la importación de bienes intermedios. Se destacó la suba de la importación de pantalones (27 por ciento), abrigos (42), camisas (41), ropa de cama (67), suéters (39) y remeras (33 por ciento). El ingreso de artículos de marroquinería subió en promedio un 30 por ciento a partir de los baúles, valijas, carteras, mochilas y billeteras. En madera y muebles, las importaciones avanzaron un 9 por ciento y se destaca la suba de colchones y sommiers (32 por ciento).
En el sector juguetero, las importaciones avanzaron un 35 por ciento en el semestre. El informe destaca el ingreso de artículos para deporte o aire libre (26 por ciento), artículos para pesca (6) y columpios y atracciones de feria (68 por ciento). La industria gráfica registró una suba del 3 por ciento de importaciones, en el marco de una baja del nivel de actividad del orden del 30 por ciento.
Las excepciones se verificaron en el sector de equipamiento eléctrico, cuyas importaciones bajaron un 10 por ciento, mientras que en el sector metalúrgico la reducción fue del 25 por ciento. A la vez, el ingreso de motores, bombas, compresores y válvulas bajó un 11 por ciento y los insumos químicos bajaron un 20 por ciento. La importación de petroquímica y plásticos bajó un 6 por ciento y la de autopartes, un 17 por ciento. En todos los casos, se trata de sectores relacionados a la inversión y no a la demanda final, por lo que ese comportamiento se explica por el flojo escenario de expectativas empresariales.
En el agro, el único sector de desempeño relativamente estable en el año,las importaciones de maquinaria agrícola subieron un 12 por ciento por el avance de tractores (85 por ciento) y de cosechadoras, trilladoras y picadoras (52 por ciento). En tanto, la importación de agroquímicos subió un 9 por ciento.

FUENTE: mundoempresarial

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario en la entrada

SE PUEDE OPINAR SIN AGRAVIAR. MAIL A EDITOR@LANUEVACOMUNA.COM
ALFREDO BARROS

________________________________    

Google+ FANATICOS