______________________________________

6 de agosto de 2016

#FUERAMONSANTO: EL FINAL DE MONSANTO EN MALVINAS ARGENTINAS


Una lucha ganada con organización
El pasado lunes, quienes aún mantienen el bloqueo en la localidad cordobesa de Malvinas Argentinas informaron a medios locales la presencia de un grupo de trabajadores de la empresa Astori que realizaron una inspección del terreno. Según ellos, el hecho está vinculado a la puesta en venta del predio. Asimismo, este miércoles, el portal de negocios iProfesional se lamentaba por el definitivo desarme del proyecto que prometía Monsanto para la localidad de Malvinas Argentinas.


A la puesta en venta del predio se suma la reciente imputación por abuso de autoridad de unos 15 funcionarios municipales pertenecientes a la gestión anterior, incluido Daniel Arzani, ex-intendente de Malvinas y actual secretario general de la Municipalidad de Córdoba. También al ex-secretario de Ambiente de la Provincia, Luis Bocco, se lo acusó de haber autorizado en forma irregular el uso del suelo en los terrenos donde luego comenzó a levantar su planta semillera la firma Monsanto.
La empresa no ha realizado ninguna declaración al respecto, como tampoco lo han hecho las autoridades municipales y provinciales. Sin embargo, hay una sensación de irreversibilidad que recorre las expresiones de algunos vecinos en redes sociales.
La propia Asamblea Malvinas Lucha por la Vida emitió recientemente un escrito donde expresan “con gran alegría y entusiasmo la victoria de la lucha popular”. En comunicación con Notas, la integrante de la asamblea Vanina Barboza Vaca comentó: “Sabíamos que si se iban sería así, sin ningún anuncio claro, sin bombos ni platillos. Si bien se habla de una cuestión de corte económico, sabemos que la resistencia fue lo que generó primero que no se pudieran instalar y a estas instancias que se fueran”.
Efectivamente, desde su anuncio, la instalación de la planta procesadora de semillas más grande de América Latina generó una inmediata reacción en la localidad cordobesa. Motorizada por un grupo de vecinos y vecinas, se constituyó la conocida asamblea que comenzó a organizar acciones informativas, a investigar y a reclamar a las autoridades.
Este espacio de autoorganización constituyó, durante más de cuatro años, un núcleo fundamental sobre el cuál confluyeron numerosas organizaciones, diversos colectivos y también una gran suma de voluntades individuales. Con el inicio del bloqueo en 2013, el caso cobró relevancia nacional e internacional.
El rechazo del estudio de impacto ambiental cuenta como otro de los capítulos relevantes de esta historia. Desde entonces, ni la empresa, ni las autoridades han logrado revertir un sentido común que hoy está plenamente instalado: el “progreso” que enferma, mata y contamina, no es progreso.
En Malvinas Argentinas reina la expectativa y se aguarda el final definitivo. Sin embargo, también se festeja. Saben que la lucha está ganada.

FUENTE: notas.org.ar

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario en la entrada

SE PUEDE OPINAR SIN AGRAVIAR. MAIL A EDITOR@LANUEVACOMUNA.COM
ALFREDO BARROS

________________________________    

Google+ FANATICOS