_____________________________

  _____________________________

  

INFO DESTACADA

#NECOCHEATANGO JUNIO 2018: SE VIENE UN MES A PURO 2 X 4

Necochea Tango Junio 2018  La Ruta tanguera más extensa del país tendrá a artistas de la talla de Mora Godoy, Hernán Piquín, Silvio Sol...

 _____________________________________

 _______________________

 _______________________

 

 

 

12 de mayo de 2016

UNA EMPRESA PRIVADA DENTRO DEL HOSPITAL PUBLICO: BENEFICIOS PARA POCOS

Con el ojo puesto en la máquina de facturar antes que curar

Hay malestar en el Hospital Municipal Emilio Ferreyra y en las autoridades municipales. Un sector del nosocomio está cedido en comodato a una empresa privada desde el año 2007. 
Es un sector altamente sensible, en un ala del primer piso del edificio, al lado de la terapia intensiva. Allí, donde la vida y la muerte se pasean día y noche, una empresa hace sus pingües negocios a costa del erario público. Se trata de la empresa Hemodinamia Necochea SRL, dedicada a estudios y cirugías cardiovasculares. No por nada está ubicado estratégicamente en el primer piso, al lado de la unidad de cuidados intensivos.
En 2007, durante la administración de Daniel Molina se concretó un acuerdo de colaboración mixto, entre la citada empresa y la Municipalidad de Necochea. En el convenio el estado municipal cedía en comodato un sector del hospital a la empresa Hemodinamia Necochea SRL, de los Dres. Guillermo Ernesto Marchetti y Jorge Alberto Manuel Iravedra.
El contrato tenía el loable objetivo de brindar más servicios de salud a la comunidad, tales como estudios relacionados con el diagnóstico por cateterismo y el tratamiento de enfermedades cardiovasculares, incluyendo la colocación de prótesis vasculares, más conocidos como stents.
Con el ojo puesto en la atención y facturación de pacientes derivados del propio hospital, de obras sociales y particulares, el acuerdo especificaba que la empresa ponía a disposición a los médicos especializados, así como la aparatología. La firma se comprometía también a realizar dos intervenciones sin costo para pacientes derivados del propio hospital.
El hospital, es decir el Estado Municipal, cedía un sector del nosocomio, personal y recursos que con el tiempo fueron cuantiosos.
Según relatos de profesionales de la salud del mismo hospital, las delicadas intervenciones son facturadas a diferentes obras sociales, donde OSDE y las prepagas tienen prioridad. Los pacientes de las estatales IOMA y PAMI deben ingresar a lista de espera, con interminables esperas que se agilizan cuando la familia del paciente consigue los mágicos 30 mil pesos que cuesta un stent.
Las mismas fuentes hospitalarias señalan que el accionar de la empresa tiene algunas mañas típicamente argentinas: algunas de las intervenciones se realizan en etapas, más allá de lo debido, ya que a más intervenciones, más facturación.

El Estado bobo
En el contrato, el municipio se asegura en los papeles el mencionado cupo de dos pacientes por mes sin costo, aunque se consideran algunos gastos extras que en 2015 llegaron a varios cientos de miles de pesos y continúan mes a mes. Pero ocurre que las intervenciones para el Estado son menores y no pasan de estudios de rigor, en ocasiones fraccionados, para poder cumplir con el acuerdo.
Son numerosas las quejas del personal del hospital. Ellos señalan que luego de cada intervención, los médicos de la empresa se desentienden de los pacientes, dejando todo en manos de los profesionales del hospital, en sus distintas especialidades.
Actualmente, la sala de Terapia Intensiva cuenta con seis camas, de las cuales una o dos son utilizadas por los pacientes de Hemodinamia Necochea SRL. Otro de los puntos críticos es el uso de los recursos: las drogas utilizadas para este tipo de intervenciones son de costos siderales (miles y miles de pesos), y siempre son afrontados por el municipio.
Como frutilla del postre, la novedad publicada en nuestro portal: uno de los dueños de la empresa, el Dr. Guillermo Marchetti aparece en los Panama Papers como responsable de otra firma, esta vez en el estado de Florida, EEUU, en un indicio claro de ocultamiento de fondos que hasta podría tratarse de lavado de dinero.

A no confundir: no es intención de dar a conocer estas informaciones periodísticas desmerecer el trabajo enorme de los profesionales de la salud de carrera municipal, sino todo lo contrario. Aquí el cuestionamiento es hacia Hemodinamia Necochea SRL, una empresa privada dentro de un hospital estatal. Esta millonaria operatoria es una pesada mochila que está desfinanciando la salud pública del distrito.
Tampoco es intención de empujar a la suspensión de las prestaciones de la empresa mencionada. Pero quizás sea hora de revisar los términos del contrato que a esta altura resulta leonino para el estado municipal, donde todos los beneficios le corresponden a una de las partes y ninguna a favor del municipio.

Alfredo Barros / LANUEVACOMUNA.COM

7 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

OPINE SIN AGRAVIAR.
MAIL: EDITOR@LANUEVACOMUNA.COM
ALFREDO BARROS

Google+ FANATICOS

LO + VISTO