______________________________________

26 de abril de 2016

FUNCIONARIOS ADMITEN QUE LA INFLACION DE ABRIL SERA RECORD


Aseguran que su arrastre seguirá hasta mayo, como consecuencia de los aumentos en las tarifas de servicios públicos
Hay en la Casa Rosada un tácito reconocimiento de que la inflación de abril marcará un récord que rondará el 6 por ciento, al menos en el área metropolitana, y que su arrastre seguirá hasta mayo, como consecuencia de los últimos aumentos en las tarifas de servicios públicos.
Altas fuentes del gobierno nacional sostuvieron que "cuanto más rápido lleguen las inversiones, más velozmente bajará la inflación". Pero admitieron que si éstas no vienen en lo inmediato, pese al entusiasmo que en el mundo provocó el acuerdo con los holdouts y la salida del default, es porque entre los inversores y los empresarios existen dudas de carácter político.
"Si no está habiendo todavía un repunte mayor de la inversión, no es porque no haya un plan monetario y fiscal, como se nos critica desde algunos círculos económicos. Es por dudas acerca de la gobernabilidad, de cómo Macri va a domar el potro al que se subió y cómo va a enfrentar las presiones sindicales", confió un funcionario de rango ministerial.
El avance en el Congreso de los proyectos de ley antidespidos, que propician la implantación de la doble indemnización para los despidos sin justa causa, se ha transformado en un test de gobernabilidad para Macri. El primer mandatario ha doblado en principio la apuesta, al dejar trascender que estaría dispuesto a vetar esa norma, si es sancionada. Claro que esta alternativa podría aumentar la conflictividad, al tiempo que podría dejar mal parado al Presidente frente a buena parte de la opinión pública.
Por ahora, es muy poco lo que el Gobierno puede anunciar en materia de inversiones productivas: se entusiasman con fuertes inyecciones de fondos en energía eólica en los próximos meses, favorecidos por créditos internacionales; con un aumento de los proyectos agropecuarios, hoy afectados por las inundaciones en buena parte de las áreas rurales, y con algunas pequeñas inversiones en minería, sobre todo en litio.
Pero en la Casa Rosada hacen el siguiente cálculo: con la salida del default, si se logra superar la tensión política derivada de la movilización del sindicalismo y del avance de la ley antidespidos, que tan mal cayó entre los empresarios, y si la paciencia de los argentinos resiste hasta mitad de año, para cuando esperan que la inflación se estabilice cerca del 2 por ciento, estarían dadas las condiciones para que lleguen las tan ansiadas inversiones productivas y la aún ausente lluvia de dólares.

FUENTE: La Nación

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario en la entrada

SE PUEDE OPINAR SIN AGRAVIAR. MAIL A EDITOR@LANUEVACOMUNA.COM
ALFREDO BARROS

________________________________    

Google+ FANATICOS