______________________________________

23 de marzo de 2016

OPINION: "EL GOLPE SIGUE VIVO, LOS COMPAÑEROS TAMBIEN" por NESTOR "PIRU" GABETTA


"Los resultados de esta orgía opositora comienzan a verse con mediana claridad, y la Historia no los absolverá"
Quizás esta Plaza a la que iré sea la más dura de los últimos 40 años. No fuimos ni seremos viudos de su ausencia, pero hoy como nunca necesitamos abrazar el legado de los compañeros desaparecidos para morigerar el sentimiento que nos embarga y sintetizó Belgrano con el “Ay, Patria mía” en su lecho de muerte. La desmesura de lo que acontece por momentos se torna irreal, una película de terror de la que conocíamos el principio pero ignorábamos y nos estremece ahora el final. ¿ A qué acudir entonces que no sea la noción central que alimentó la lucha de los cumpas y no tan sólo por la que se jugaron la vida más allá de sus banderas y métodos políticos? Esto es, el avance del Pueblo en su elevación hacia una dignidad negada y el ataque furioso y devastador del Antipueblo en todas sus formas para contrarrestarlo hasta lograr su desaparición física, simbólica y organizativa.
Si la vida “es un parpadeo entre dos eternidades”, ¿qué representan 12 años en la historia de un país? Mucho y nada a un tiempo, parece ser. Aprendí que el carácter, las formas y la intensidad de las embestidas históricas antipueblo, delatan mejor que cualquier denuncia o interpretación la importancia y el significado de los avances y conquistas de las mayorías postergadas que las antecedieron, cualquiera sea el signo político que ayudó a impulsarlas. Y que una cosa es pelear por avanzar en el terreno de lo conseguido y otra defenderse en las arenas de la muerte. ¿Qué otro significado encierra sino el descuartizamiento actual del país? “La muerte no duele”, decía Ortega Peña. La vida sí. Las desapariciones forzadas mostraron el perfil abyecto de la embestida del 76, pero no su razón de ser. Era un plan para el país, la región y para el mundo lo que importaba y había que garantizar. ¿Y qué palabra encontraremos de aquí en más para designar la inminente desaparición de una mayoría- ya no física/organizada de la existencia- pero sí materializada en una vida miserable sin derechos, mendicante de trabajo, sin proyectos ni sueños, empujada al rincón de los despojos, la que duele, en suma? ¿Bastará volver a llamarlos “pobres, indigentes, excluidos, marginados” que no saben esperar el derrame de la copa llena? ¿Representa esto un fortalecimiento democrático?
Por una vez, siento que no estaba equivocado. Los errores y determinadas prácticas gubernamentales de la última década, no podrán nunca justificar las formas e intensidad con que fue atacado por una poderosa y temible cohorte encabezada por el poder real económico, el Partido de los grandes medios de comunicación, la abdicación de un partido centenario a la radicalidad de su ideario, un socialismo desfalleciente que se repliega en las filas de los que supo combatir en sus orígenes y un cuerpo especial de comunicadores y periodistas orgánicos e inorgánicos. Muchos de éstos con un pasado progresista que se fueron a pescar a las aguas de una clase media sobornable a través de las columnas de Perfil, Clarín o La Nación. Todos encolumnados y/o colaborando para potenciar una figura procesada y acusada de contrabando, sin darse cuenta-digamos aquellos “bien intencionados”- que el populismo que denostaron con más virulencia que a Videla, resultaba a su manera, un bastión nacional y regional al proyecto de Martínez de Hoz que se está implementando en el país; y a un Plan Cóndor remozado de guantes no tan blancos que comenzó en Honduras, Paraguay, pasó por Ecuador y Bolivia en los intentos y va por Brasil en estas tristes horas. Los resultados de esta orgía opositora comienzan a verse con mediana claridad y la Historia no los absolverá. Será muy difícil, a no dudarlo, porque como aseguraba el escritor Carlos Fuentes “conocemos la mentira que usurpa el poder pero, aún sabiéndola mentira, asistimos estupefactos ante la representación que la disimula”.

FUENTE: Prensa UTPBA

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario en la entrada

SE PUEDE OPINAR SIN AGRAVIAR. MAIL A EDITOR@LANUEVACOMUNA.COM
ALFREDO BARROS

________________________________    

Google+ FANATICOS