______________________________________

23 de marzo de 2016

#24M 40 AÑOS: "NO QUEREMOS UN 'NUNCA MAS' DONDE POR EL COSTADO VEAMOS PIBES ASESINADOS POR LA POLICIA" por H.I.J.O.S NECOCHEA


"La lucha continúa: luego de 40 años en democracia, ocurren crímenes causados por un aparato represivo que todos hemos naturalizado"

A 40 años del último golpe cívico eclesiástico y militar, una vez más recordamos y homenajeamos a aquellos hombres y mujeres desaparecidos que luchaban por nuestros derechos, recordando quiénes fueron y por qué hoy no están.
Somos una generación que no vivió la dictadura, y que poco y nada recuerda del silencio cómplice de la nueva sociedad neo-liberal, que dejó impune a los civiles y militares responsables de los genocidios que sufrió nuestro país entre 1976 y 1983.
Esa alegría que a muchos les llevó mucho, mucho tiempo conocer, en los últimos años la sentimos cada vez que un genocida fue condenado, cada vez que recuperamos un espacio para la memoria, en cada restitución de restos de desaparecidos, en cada reivindicación y homenaje que pudimos realizar, y en cada uno de los nietos que recuperaron su identidad robada por ese terrible plan sistemático.
Pero más allá de la alegría, la lucha continúa, ya que hoy, luego de 40 años en democracia, ocurren crímenes causados por un aparato represivo que todos hemos naturalizado. El sistema excluye, discrimina, criminaliza y mata. La represión, más allá del político de turno que puede apoyar o evadir las medidas, está en manos de la policía, y se hace presente injustamente para mantener el control social.
Desde 1983 hasta la actualidad son más de 4 mil los muertos por gatillo fácil o por tortura en cárceles y comisarias y los desaparecidos en democracia suman alrededor de 200, sin contar a las mujeres víctimas de las redes de trata.
La edad promedio de las víctimas es entre 15 y 25 años ¿qué nos hace sentir que no nos va a pasar?
No es una utopía, es una realidad que se puede dar, pero que hay que conseguirla todos juntos. Luchemos por eso, y ojalá que se revierta esta situación y consigamos convivir en una sociedad realmente justa, en una sociedad donde el “Nunca más” no sea una consigna, sea una realidad; donde podamos gritar un “Nunca más” verdadero, no un “Nunca más” donde por el costado vemos pibes asesinados o torturados por la policía, un “Nunca más” de verdad.
Nos han metido en la cabeza que nosotros no podemos cambiar nada, que es así y ya está. Eso no es cierto, y está demostrado. Cuanto más seamos los que nos demos cuenta de que no es así, más fácil va a hacer lograr cambiar lo que nos molesta de esta sociedad. Nuestro error esta en pensar que es imposible o que es el deber de alguien más.
No nos conformamos, no damos el brazo a torcer. La lucha continúa.

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario en la entrada

SE PUEDE OPINAR SIN AGRAVIAR. MAIL A EDITOR@LANUEVACOMUNA.COM
ALFREDO BARROS

________________________________    

Google+ FANATICOS