______________________________________

24 de marzo de 2016

#24 M - 40 AÑOS: "REGISTRO DE EXTREMISTAS", UN ESTREMECEDOR COMPILADO DE IMAGENES DE LA REPRESION



Registro de extremistas: cuando la policía fotografiaba a los torturados

El Archivo Provincial de la Memoria recibió 140 mil negativos de fotografías tomadas por la Policía de Córdoba entre 1964 y 1992. Entre esos negativos está el “Registro de Extremistas”, una serie de retratos de detenidos que estaban bajo tortura.
Textos: Waldo Cebrero – Fotos: Leo Vaca / COSECHA ROJA

Luego de un día de interrogatorios y golpizas en el Departamento de Informaciones de la Policía de Córdoba (D2), alguien le quitó la venda de los ojos y por fin Carlos “Palo” Ortiz pudo ver la luz. Fue una claridad incandescente que duró lo que se demora en tomar dos fotos. Una de frente y otra de perfil.
–Dos flashazos, chac, chac. No sé ni dónde me la sacaron ni quienes fueron porque quedé mareado– dice Ortiz.
Después volvieron a vendarlo.
Los retratos fueron tomados el 17 de marzo de 1975. En el cuadro del fotógrafo se cuela la mano de un hombre –uno de sus captores– sosteniendo una varilla de metal con la fecha y el número de prontuario del detenido.
Ortiz vio las imágenes casi cuarenta años más tarde, cuando el Archivo Provincial de la Memoria recibió 140 mil negativos de fotografías tomadas por la Policía de Córdoba entre 1964 y 1992. Entre los retratados, había personas secuestradas y detenidas por razones políticas, cuyos datos fueron asentados en un listado diferencial bajo el título “Registro de Extremistas”, que contiene información de 5561 detenidos. Muchos de los retratados en ese archivo fueron desaparecidos.
El Fondo Fotográfico y el “Registro de Extremistas” conforman el mayor documento fotográfico sobre la dictadura cívico-militar, encontrados hasta el momento. “Tiene un valor de verdad en un sentido estricto, porque todo lo que fue negado quedó plasmado en esos negativos”, explicó la antropóloga Ludmila Catela Da Silva, ex directora del Archivo Provincial de la Memoria, cuya sede funciona en el edificio histórico del D2.
Como se trata de negativos –y no de fotos positivadas– al revelarlos, los investigadores descubrieron mucho más que los típicos retratos policiales.
Había disparos al vacío, tomas de prueba y fotos descartadas, en las que –sin quererlo– mostraban lo que sucedía alrededor del fotografiado. El campo de concentración en su cotidiano.
Se ve a un policía sosteniendo una venda que acaba de quitarle al detenido; a otro, con un peine que usaban para “prepararlos”; los guardias de fondo, alguien tomando una taza de café o mate en el mismo lugar donde otros detenidos, vendados y esposados, esperan para ser retratados.
“El valor no es sólo el centro de la foto, si no también esos márgenes. Muestran la banalidad del mal, la conveniencia entre lo clandestino y la vida cotidiana en la comisaría. Son instantes de verdad”, dijo Catela Da Silva. Justamente así –Instantes de verdad– se llama la muestra permanente expuesta en diferentes espacios del ex centro clandestino D2 –principal nexo operativo del Tercer Cuerpo de Ejército– que funcionó hasta 1977 en Pasaje Catalina, a metros de la Catedral y de la plaza céntrica de la ciudad.

COSECHA ROJA

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario en la entrada

SE PUEDE OPINAR SIN AGRAVIAR. MAIL A EDITOR@LANUEVACOMUNA.COM
ALFREDO BARROS

________________________________    

Google+ FANATICOS